ROCKTOPIA Pdcst 14-11-22

.

Con el cambio de panorama musical, los primeros años noventa se convirtieron en un hervidero de tendencias que se extendieron desde numerosos lugares del planeta, espoleados por muy distintas ideas y por lo tanto materializándose en especies musicales de variados pelajes. Fue, por ejemplo, la eclosión de una escena casi de culto en aquel entonces, como el Death Metal escandinavo. Una especie de segunda generación de bandas que continuaban la tradición de un estilo de metal extremo nacido en la segunda mitad de los ochenta.
El Death Metal sueco se llevaba la palma con grupos pioneros como Entombed, Unleashed o, en menor medida, la banda que va a abrir hoy Rocktopia: Edge Of Sanity.
A menudo citados como ejemplo de grupo extremo con horizontes más sofisticados, Edge Of Sanity estaban capitaneados por el multi-instrumentista Dan Swanö, quien más tarde se convertiría en todo un referente de la escena.
En 1993 editaban “The Spectral Sorrows”. El disco con el que alcanzaban la mayoría de edad. Uno de los favoritos de sus seguidores, y de los fans de una época, que supieron valorar las miras de Edge Of Sanity explorando territorios más desarrollados y hasta ambientes del todo góticos, deudores de bandas como Sisters Of Mercy… eso es lo que ocurría en una canción como “Sacrificed”…

Dan Swanö se ha convertido con el paso de los años en un nombre relevante de la escena más oscura venida desde Suecia. Cantante, compositor, multi-instrumentista, ingeniero de sonido y productor, Swanö ha estampado su firma en los créditos de una gran cantidad de grupos como Katatonia, Evergrey, Dark Funeral, Marduk, Therion, y un largo etcétera… Además de eso, en 1995 creaba su propio proyecto en solitario, Nightingale, con la intención de alojar en él las pasiones musicales que puntualmente transitaran por su cabeza. Así, el primer álbum de Nightingale respondía a esa vena gótica de reminiscencias Sisters Of Mercy a la cual Swanö no renunciaba. Pero los años han transcurrido, y Nghtingale ha ido adoptando muy diferentes formas, de acuerdo con los anhelos musicales de Swanö en cada momento.
Hacía siete años que el proyecto se encontraba en modo “pausa”, a falta de inspiración. Pero de repente llegaron las ideas y 2014 ve la edición de un nuevo capítulo en la historia de Nightingale. Y lo hace además bajo uno de los parámetros en los que el inquieto Dan Swanö gusta moverse: el Hard Rock melódico inspirado en los años 70 y primeros 80 con grupos como Kansas o Foreigner como inmediatas referencias. “Retribution” es el nuevo disco de Nightingale. Una agradable sorpresa para continuar llenando la lista de nuestros discos favoritos del año…

(Además esta semana en Rocktopia: URIAH HEEP, SARACEN, MARTY FRIEDMAN, CREATIONS END, MEKONG DELTA y ASHA)

Podcast Rocktopia 2014-11-15

.

Existe una tradición de bandas oscuras y cercanas a lo extremo, las cuales, en un momento dado de su carrera, dan un golpe de timón para transformarse en algo muy distinto… Sucedió con Anathema, con Opeth, Paradise Lost, y también con nuestros próximos invitados: The Gathering.
La formación holandesa debutó en el año 1992 con un trabajo a mitad de camino entre lo gótico y lo doom, y con un sonido muy poco pulido. Nada que ver con la banda que son hoy en día, aunque el cambio comenzó cuando la vocalista Anneke van Giersbergen se incorporó a la banda para la grabación de su tercer disco, “Mandylion”. Ella se ocuparía de escribir los poéticos textos para unas nuevas canciones, las cuales, aún guardando alguna reminiscencia del pasado, gravitaban definitivamente alrededor de la cantante, dirigiéndose hacia dimensiones más ambientales y relajadas.
“Mandylion” se convertirla en la referencia, en la piedra filosofal a partir de la cual construir a unos nuevos The Gathering.

Anneke van Giersbergen además de continuar con su carrera en solitario se ha convertido últimamente en colaboradora habitual de un personaje como Devin Townsend. Ella es parte importante, de nuevo, en el último trabajo del músico canadiense. Un disco que nos llega por partida doble con un nuevo episodio de las aventuras del extraterrestre Ziltoid y además otra obra independiente, para completar este doble CD conceptualmente inconexo.
Musicalmente la vinculación sí que existe. Y es que Devin Townsend nos entrega, una vez más, una colorida colección de canciones bombásticas y grandilocuentes, a las que en esta ocasión a provisto de una producción sonora más clara y menos abigarrada que en otros lanzamientos, como el propio Devin reconoce. De esta manera canciones como “Silent Militia” se muestran más fáciles de escuchar y con mayor potencial comercial.
Devin Townsend, uno de los artistas más estrambóticos, geniales e histriónicos del actual planeta Rock es el protagonista de nuestro disco de portada esta semana…

(Además esta semana en Rocktopia: KAIPA, MARTY WALSH, PHILIP SAYCE, BLIND PETITION, SALVADOR DOMÍNGUEZ y SLASH)

ROCKTOPIA Pdcst 14-11-08

.

Nuestro vistazo al pasado, hoy con un álbum que no deja lugar a la duda. Un trabajo que quizá no fue firmado por alguna de las grandes bandas de su época, pero que cuando se trata de elegir entre los mejores discos del final de la década de los 80, en cuanto Hard Rock se refiere, hay pocas discusiones a cerca del incuestionable álbum de debut de Blue Murder.
Cuando David Coverdale despidió a John Sykes, después de que éste hubiese sido parte fundamental del éxito de su disco de reinicio “1987” (además del anterior “Slide It In”); el gurú de su compañía de discos John Kalodner decidió poner en valor al guitarrista que había aportado, no sólo sus canciones y su forma de tocar, sino también la capacidad para cambiar el sonido de Whitesnake. Así que Kalodner tuteló a Sykes para montar un grupo a su alrededor, y de esa manera no desaprovechar su enorme talento. Después de que pasaran por la formación nombres insignes como el de Cozy Powell o Ray Gillen, finalmente, el combo con carácter de trío quedaría constituido por Carmine Appice a la batería y Tony Franklin al bajo, además del propio Sykes.
El álbum homónimo editado en 1989, fue un éxito total de críticas; con toda la prensa especializada rindiéndose ante la avalancha de estilo y poder, cincelados por la producción de un Bob Rock pre-Metallica.
Un trabajo al que una página web tan exigente como Allmusic, le otorga cuatro estrellas y media de cinco posibles…

John Sykes venía de tocar con Thin Lizzy o Tygers Of Pantang hasta que David Coverdale reparó en él para la consecución de un gran disco de Whitesnake como “Slide It In”. Eso fue en el año 1984. Han pasado tres décadas, y el propio David Coverdale ha decidido rendir homenaje a esa época con la edición de “Live In 1984 – Back To The Bone”. DVD y CD en directo recogiendo algunas actuaciones de la serpiente blanca durante su gira de ese año. Un documento de gran valor para los amantes de aquella época de la banda. Cuando por primera vez alcanzaba el estatus de platino, gracias, entre otras cosas, a contar con una formación de lujo, compuesta por -además de John Sykes-, algunos músicos ya fallecidos como Cozy Powell, Jon Lord o Mel Galley, lo que otorga aún más valor a este paquete audiovisual.
Música en directo con cierto sabor nostálgico, pero también reivindicando una de las mejores encarnaciones que jamás tuviera la serpiente blanca…

(Además esta semana en Rocktopia: VEGA, NEVERSTORE, FABRIZIO LEO, HAKEN, PAIN OF SALVATION y SANCTUARY)

ROCKTOPIA Pdcst 14-11-01

.

Algunos grupos llegan simplemente tarde a la cita con el éxito. En 1989, y con apenas siete conciertos en su haber Baton Rouge fueron fichados por la multinacional Atlantic con la intención de convertirlos en una nueva sensación para el arena-Rock estadounidense.
Un grupo de raíces bien ancladas en el Hard Rock clásico, buenas canciones y la mano de un experto como Jack Ponti -quien venía de trabajar con Bon Jovi-, parecían unas buenas credenciales para el triunfo. Lo cierto es que el primer disco de Baton Rouge, “Shake Your Soul”, no fue ganador nato, pero se defendió suficientemente bien en las listas de ventas. Sin embargo el tiempo ya había pasado para bandas como ellos, y su siguiente esfuerzo terminó con el grupo disgregado con varios de sus miembros, eso sí, habiéndose ganado la atención de otras formaciones, como Blue Murder, a los que fue a parar su cantante Kelly Keeling.
Nosotros nos detenemos en el año 1990, en el momento de la publicación de este “Shake Your Soul” y en una canción como “Walks Like A Woman”, confeccionada para haber sido importante en la MTV del momento, cosa que nunca sucedió…

Conocimos al cantante y multiinstrumentista Kelly Keeling primeramente gracias a su participación en Baton Rouge. Luego, Keeling se ha ido convirtiendo en un músico y vocalista de cierto prestigio, cuya reputación le ha llevado a tocar con los mencionados Blue Murder, Guitar Zeus, Trans-Siberian Orchestra, Michael Schenker o John Norum entre otros.
Y es ahora, en estos días, cuando nos reencontramos con él de la mano de Red Zone Rider. Un grupo formado por Keeling -quien además toca el bajo-; el excelente guitarrista Vinnie Moore (miembro de UFO o Vicious Rumors entre otros, a parte de su reseñable carrera en solitario); y el batería Scott Coogan, quien viene de tocar con Ace Frehley o Brides Of Destruction. Trío, por lo tanto… y empapado hasta las trancas de la mejor tradición del Hard Rock clásico de ambos lados del Atlántico, para rubricar un álbum repleto de encanto y producido al detalle por el gran Mike Varney. Es nuestro disco de portada esta semana…

(Además esta semana en Rocktopia: RATED-X, HOUSE OF X, A COSMIC TRAIL, VAUXDVIHL, TRANSATLANTIC y JACK BRUCE)

ROCKTOPIA Pdcst 14-10-25


.

Nuestra sección del disco del recuerdo de cada semana se nutre muchas veces de grandes obras del pasado, firmadas por rutilantes nombres. Pero en otras, como la de hoy, preferimos acercarnos a trabajos mucho más minoritarios, pero desde luego, no exentos de calidad. Es el caso del disco de debut de una formación de popularidad muy escasa llamada Mister Kite.
Formados a finales del siglo pasado, tomando su nombre de una canción de The Beatles, Mister Kite editaban en 2002 su disco de debut, el cual sería titulado “All In Time”. Un excelente álbum de Hard Rock manufacturado con enorme clase y una solvencia técnica cuya pulcritud los llevó erróneamente a ser etiquetados como banda progresiva, cuando poco tenían que ver son ese estilo.
Apoyando a aquel álbum, la banda de Malmö salieron a la carretera como teloneros de Dio, para después registrar otro reseñable segundo disco tras el cual cayeron en el olvido…

En esta canción de Mister Kite colaboraba con un chispeante solo de guitarra el guitarrista sueco Mattias Eklundh, cuya banda Freak Kitchen está de actualidad por la edición de su nuevo álbum. “Cooking With Pagans” es su nombre.
Precisamente Freak Kitchen, es otro grupo de esos tildados de progresivos, cuando lo suyo es Hard Rock de alto nivel técnico, con algún toque experimental y apertura de mente, pero escasos desarrollos instrumentales largos.
El caso es que estamos ante el octavo disco del trío Goteborg. Después de cinco años de silencio discográfico, para regocijo de los que disfrutamos de estos orgullosos “frikis” y su capacidad para vestir de sencillo algo que no lo es, y acompañarlo de irónicas letras de ácido mensaje. Es nuestro disco de portada esta semana. La nueva locura de Mattias Eklundh y sus Freak Kitchen…

(Además esta semana en Rocktopia: ACE FREHLEY, HIDE THE KNIVES, ALLEN/LANDE, WALSUAN MITERRAN, ENCHANT, ASIA y WORK OF ART).

ROCKTOPIA Pdcst 14-10-18

.

Nuestro habitual viaje al pasado en el inicio de cada edición del programa nos lleva hoy hasta el año 1996. El 17 de Febrero se editaba un álbum que marcaba una nueva época para una banda legendaria como Deep Purple.
“Purpendicular” significaba su decimoquinto disco en estudio. Después de múltiples tensiones; después de idas y venidas de varios miembros del grupo, finalmente Ritchie Blackmore abandonaba la banda para siempre. Steve Morse, quien se había hecho de una respetable reputación gracias a sus trabajos con Kansas y Dixie Dregs, tomaba el relevo del hombre de negro, aportando su enorme personalidad e inconfundible estilo.
Nuevos tiempos y nuevos aires para la nueva dirección musical de la banda británica, quienes dieron la bienvenida a las frescas ideas de su nuevo miembro, lo que hizo de “Purpendicular” un álbum marcadamente diferente a lo que hasta entonces habían hecho durante su dilatada carrera. Aún así, todavía quedaban canciones que eran un híbrido perfecto entre los nuevos Purple y el peso de su pasado. Canciones como “”Somebody Stole My Guitar”…

Y desde entonces y hasta nuestros días, casi veinte años después, Steve Morse sigue siendo el guitarrista de Deep Purple. Pero Morse, que es un músico inquieto, últimamente compagina esa labor con la de guitarrista de uno de los super-grupos más celebrados de los últimos tiempos: Flying Colors.
Además de él: Mike Portnoy, Dave LaRue, Neil Morse y ese descubrimiento a la voz llamado Casey McPherson.
Ellos nos traían hace un par de años un disco de debut memorable, y ahora vuelven con su segundo trabajo en estudio. Con el factor sorpresa ya superado, con la expectativas de nuevo muy altas y con un resultado más que satisfactorio cuyo nombre es el de “Second Nature”.
Quizá algo más progresivo que su primera obra; pero con la maestría intacta a la hora de construir estribillos sensacionales y líneas melódicas recordables. Todo enmarcado, como es de rigor, por una capacidad instrumental al alcance de muy pocos, y por esa calidez y calidad vocal de un Casey McPherson realmente inspirado. Es nuestro disco de portada…

(Además esta semana en Rocktopia: PENDRAGON, JOHN 5, MASTODON, SCAR FOR LIFE, AMPLIFIER y L’ALBA DI MORRIGAN)

ROCKTOPIA 2014-10-11

.

Quizá perdidas para el recuerdo estén ya aquellas bandas de culto que se abrían paso tocando casi en cualquier parte durante décadas como las los setenta u ochenta. En esa frontera temporal que separaba ambas décadas, y pateándose el estado de Nueva York, y más concretamente la ciudad de Buffalo, existía un trío incendiario que ponía noche tras noche patas arriba los escenarios, allí donde los demandaban para tocar.
Destacaba un rubio bajista, de nombre Billy Sheehan, que parecía ser el comandante de aquella nave llamada Talas. Ellos se harían más conocidos después, cuando Billy Sheehan pasó a formar parte de la banda de David Lee Roth, junto a Steve Vai. Para más tarde pertenecer a los millonarios Mr.Big. El caso es que Talas fue un grupo genuino de club. En 1982 editarían “Sink Your Teeth Into That”, su segundo disco. Una grabación de escasa repercusión, más allá de su condición de culto, pero que con el paso de los años ha ganado en sabor, y mucho más cuando contaba con una canción que más tarde sería favorita en el repertorio de David Lee Roth. Como esa nerviosa y eléctrica “Shy Boy” que es la que va a abrir hoy el programa…

Si hemos iniciado la edición de hoy del programa con Billy Sheehan y sus Talas, es especialmente porque lo que viene a continuación es el último disco de una de sus bandas actuales: Mr.Big.
“…The Stories We Could Tell” es su nuevo álbum. El segundo en estudio desde que se produjese su reunión de 2009.
Los componentes de la banda se mantienen ocupados también en otros proyectos. Sin ir más lejos la semana pasada escuchábamos lo nuevo en solitario de Paul Gilbert, y un poco antes del verano el álbum en directo de Sheehan con The Winery Dogs. Sin embargo Mr.Big sigue siendo ese lugar al que retornar para volver a hacer canciones técnicas, comerciales y de calidad, como resultan ser gran parte de las que componen este “…The Stories We Could Tell”…

(Además esta semana en Rocktopia: FOZZY, BERNIE MARSDEN, ADRIAN WEISS, THRESHOLD, EVERGREY y DRAGONFORCE)