Programa 30 de Noviembre de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Abrimos esta semana Rocktopia con el que para muchos críticos está considerado como uno de los mejores discos de debut de toda la historia del rock, o sea el primero de Van Halen. La banda de colegiales de Pasadena habían pasado de tocar en fiestas de instituto a hacerlo en los clubs de su zona, una y otra vez. Por el camino recabaron los servicios del cantante Dave Lee Roth al que básicamente invitaron al grupo por ser un niño bien con un equipo de sonido de directo más que atractivo. Él fue en realidad quien pensó que el nombre de Van Halen sonaba mejor que Mammoth, que era su anterior apelativo. Probablemente el último gesto de humildad que se le recuerda. El caso es que Gene Simmons de Kiss les echó el ojo, y no paró de echarles también una mano hasta que vio como se editaba su primer álbum. La producción corrió a cargo de Ted Templeman, quien en tan solo dos semanas de grabación real, extrajo de estos chavales desbordados de energía, gran parte de su potencial. Apenas tenían canciones, todas ellas quedaron plasmadas en el disco. Todo era fresco, sin pensamientos preconcebidos, solo una banda deseosa de explotar y dispuesta a hacerlo lo antes posible. Y por su puesto, por encima de todo, la guitarra de Eddie Van Halen. Simplemente el nacimiento de uno de los guitarristas más importantes y, sobre todo, influyentes de la historia del rock. Si Jimi Hendrix había cambiado el concepto de la guitarra eléctrica, Eddie Van Halen fue el encargado de actualizar su legado y ser posiblemente el primer guitarrista de la era moderna. El virtuosismo y la diversión de la mano en un disco indispensable…

Nos encanta en Rocktopia preguntarle a los músicos con qué disco quieren que abramos el programa para introducir su música, y esa elección hecha del primer disco de Van Halen ha sido cosa de nuestro próximo invitado, y uno de nuestros más ilustres escuchantes, el gran Kike G. Caamaño…

Hacía tres años que Kike no nos deparaba nueva música. Ocupado con las ediciones recopilatorias celebrando las tres décadas de existencia de Asha, hemos tenido que esperar hasta ahora para que el músico gallego afincado en Málaga destape una vez más el tarro de las esencias, o mejor dicho, de “sus” esencias. Porque si hay algo que trasciende de manera palmaria en su nuevo “Disclosure Of Technology” es su contundente presencia; su manera hiper reconocible de hacer las cosas, y lo que hace que esta vez eso haya llegado más lejos, es la sensación más o menos fundada de que Caamaño a estas alturas hace ya básicamente lo que le da la gana. Y eso es bueno, porque el talento se explaya a su antojo sin pedir permiso, al margen de gustos o rechazos, filias y fobias.
Lo nuevo de Asha está formado por tan solo seis temas. Muchas veces criticamos las canciones de relleno tan abundantes en los discos hoy en día. Bien, pues Kike va al grano y lo hace sin compromisos predeterminados. Algunas canciones instrumentales, unas extensas y otras no tanto. Grandes desarrollos puntuales, y la voz casi ya imprescindible de Jacob Poulsen, que vuelve a ser capital.
La tecnología, su uso y el de la información. Sus aspectos más oscuros como base del concepto del disco. El viaje espasmódico en el que valles y picos de fiebre musical marcan el destino nunca escrito de estas canciones. Simplemente uno de los músicos más talentosos de nuestro país probando serlo una vez más…

(Esta semana en Rocktopia: VAN HALEN, ASHA, FLYING COLORS, MARCO SFOGLI, SONATA ARCTICA, ECLIPSE y HEAT)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s