Programa 1 de Junio de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Como en todas las eras musicales de gran efervescencia, según se fueron desarrollando los ochenta la forma de hacer las cosas fue cambiando con bastante rapidez. Los músicos cada vez intentaban tocar mejor y aplicar sus cualidades técnicas a su música. El thrash y el speed metal no fueron ajenos a ello, bandas como Metallica se iban desarrollando en ese sentido, y otras nuevas como Annihilator nacieron ya con esa filosofía como norma.
La banda de Jeff Waters se formó en 1984 y cinco años después editarían su representativo primer álbum con el título de “Alice In Hell”, publicado bajo los auspicios de la otrora combativa y pionera Roadrunner Records. Con aquel trabajo Annihilator se separaban de muchos de sus coetáneos, esgrimiendo la furia inherente a su género, la cual era aderezada con ciertas capacidades instrumentales menos habituales en aquel momento, pero que eran el ejemplo de lo que estaba comenzando a ocurrir en el mundo de la música más potente y frenética. “Alice In Hell” terminó vendiendo más de un millón de copias en todo el mundo. Todo un sorpresivo best seller con temas como este “Alison Hell” que es uno de los himnos del grupo…

El líder de nuestros próximos protagonistas se llama Rich Hinks. Es el actual bajista y productor de Annihilator, aunque su criatura propia, para la que toca la guitarra y casi cualquier instrumento que se le ponga por delante; la que él creó hace once años, se llama Aeon Zen y pasa en nuestros días por la edición de su nuevo trabajo. Se trata de su quinto LP, y el primero en ser escrito por toda la banda al completo, dejando esta vez de lado el tradicional protagonismo de Hinks, aunque él es quien controla todo lo que sucede en este “Inveritas”, que nos trae la evolución que esta magnífica banda ha llevado a cabo en todo este tiempo. Esa confluencia del prog-metal tradicional cruzado con músicas más de vanguardia y un toque djent que sobrevuela todo este ente de oscura orientación y brillante resultado…

(Esta semana en Rocktopia: ANNIHILATOR, AEON ZEN, Nth ASCENSION, NITA STRAUSS, KANE ROBERTS, THE END MACHINE y RED DRAGON CARTEL)

ROCKTOPIA 15 de Marzo de 2014

ROCKTOPIA Pdcst 14-03-15

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/kk33xn6y6du9v92/ROCKTOPIA_-_2014-03-15.mp3

______________________________________________________________________________________________

Hay músicos, muchos, cuya vida da para contar una buena historia. Algunos son de sobra conocidos, y otros no tanto, a pesar de su valía y trayectoria. A esta categoría pertenece Stevie Salas.
Este guitarrista, indio nativo activista norteamericano, fue junto a otros nombres como los Extreme de Nuno Bettencourt o Dan Reed Network, precursor de un género más bien poco explotado al que se etiquetó como Funk Metal a finales de los 80s y primeros 90s.
En sus inicios jugaba en la misma liga que Tom Morello. Grabó varios discos con su banda, Colorcode, hasta que llamó la atención de artistas de la talla de George Clinton, Mick Jagger o Rod Stewart con los giró por todo el mundo. Llegado un momento paró y se dedicó a surfear y a viajar por el mundo hasta que fue culpado de la muerte de su novia, una modelo asiática, aunque al final todo quedó en un susto.
Perteneciente a la época de mayor apogeo de Stevie Salas Colorcode, es su disco de 1995, “Back From The Living”, un álbum que en Japón fue elegido como mejor disco de aquel año por encima de los de Rolling Stones y Aerosmith. Así era la fama de Stevie Salas en el país nipón. Es nuestro disco del recuerdo esta semana. En mitad de los noventas con Stevie Salas Colorcode…

En esta canción que acabamos de escuchar de Stevie Salas, participaba a la percusión un batería como Tal Bergman con quien también coincidiría junto a Rod Stewart. Y Tal Bergman es el principal artífice, el ideólogo, de una banda de musicazos como Rock Candy Funk Party.
Se presentaban hace un año con la edición de su primer disco y ahora vuelven en su versión en directo. Ellos son el citado Tal Bergman a la batería; Joe Bonamassa a la guitarra; Ron de Jesús también a la guitarra; Mike Merrit al bajo y Renato Neto a los teclados.
Prince, Chuck Berry, Simple Minds, Bruce Springsteen y una interminable lista de colaboraciones a las espaldas de estos cinco sensacionales instrumentistas.
Si su único trabajo en estudio ya tenía marchamo de jam, ahora presentan su doble CD y DVD en directo “Rock Candy Funk Party Takes New York – Live At The Iridium”.
En vivo desde un club de tradición Jazz. Grabado durante tres noches en junio pasado, para deleite, primero de los asistentes y ahora de los que podemos disfrutar de su despliegue de técnica y pasión por lo que hacen.
Improvisaciones y delirios varios. Es nuestro disco de portada… Rock Candy Funk Party.

(Además esta semana en Rocktopia: LESLIE WEST, STEVE OVERLAND, DANIELE LIVERANI, SEVENTH KEY, AEON ZEN y ANNEKE VAN GIERSBERGEN)

ROCKTOPIA 16 de Marzo de 2013

ROCKTOPIA Pdcst 13-03-16

Descarga siguiendo este link: http://www.mediafire.com/download.php?g9skidvjgkmslk8

________________________________________________________________________________________

Pocas veces se dan la mano las opiniones de los críticos musicales y de los fans en general, y mucho menos si se trata de un grupo de culto como los tejanos King’s-X. Corría el verano de 1989 cuando se editaba un álbum realmente mágico como “Gretchen Goes To Nebraska”. El listón había quedado muy alto para poder superar a su predecesor, su disco de debut, pero King’s-X se las apañaron para hacerlo. Los textos en muchos casos de poso religioso y no exentos de crítica, quedaban envueltos por el formidable armazón de música repleta de groove, magníficas melodías y esa forma inclasificable de entender el rock de filosofía directa, pero trasfondo imperceptiblemente retador. “Gretchen Goes To Nebraska” era un disco encantador, y revistas de la categoría de Rolling Stone o Kerrang! se deshicieron en elogios desde el momento de su publicación, aunque como buen grupo de culto no terminó por catapultar a King’s-X hasta el Olimpo de los Dioses, aunque los convirtió para siempre en una banda apasionante para unos pocos. Es nuestro disco del recuerdo esta semana…

Varias han sido las incursiones de miembros de un trío como King’s-X en otros proyectos. Por un lado sus propias aventuras en solitario, y por otro reuniones de músicos como The Jelly Jam, The Mob o Platypus. La última de estas reuniones en las que se han embarcado, concretamente el vocalista-bajista Dug Pinnick, es la apasionante superbanda que ha formado junto al prestigioso guitarrista Eric Gales y al acreditado batería de The Mars Volta, Thomas Pridgen. Lo cierto es que algunas veces este tipo de experimentos pueden resultar más o menos forzados, pero ese no es desde luego el caso que nos ocupa. Tres músicos de raza negra, de incontestable calidad instrumental, similares referencias musicales, gran experiencia y una enorme capacidad para encontrar la inspiración y el sentimiento de manera sumamente natural. Como Pinnick declara, “este es un disco basado en cruda energía, dispensado por tres tipos con música en su interior”. Y así trasciende a través de estas trece canciones desbordantes de psicodelia, hard blues y garra rockera heredera de los nombres clásicos. Un álbum intachable que ha venido para convertirse en nuestro disco de portada.

(Además esta semana en Rocktopia: ROBBEN FORD, GREAT WHITE, ASHA, NEAL MORSE, AEON ZEN y OBSESSION)