Programa 19 de Octubre de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Hace dieciséis años, la parroquia progmetalera del planeta asistía al amanecer de un nuevo nombre. No era un músico joven, sino un veterano cuya máxima discreción lo había mantenido alejado de cualquier exposición. Su nombre: Nick Van Dyk.
Se las arregló para que se involucraran en su proyecto músicos del nivel de Jason Rullo y Michael Romeo (Symphony-X); Ray Alder, Mark Zonder y Joey Vera (Fates Warning); o el vocalista de Steel Prophet, Rick Mythiasin. Aquel proyecto se denominó Redemption, y su primer disco, editado en 2003, pasa por ser aún a día de hoy, uno de los más completos de su discografía.
Álbum homónimo de metal progresivo de potente sonido, aristas afiladas y ambiente oscuro. Cuidándolo todo con exquisito detalle, tomándose el tiempo necesario para que el producto final fuera de concepto y sonoridad tan sólidos, como ya lo es su música en sí.
En un principio Redemption fue planeado como un proyecto independiente, y sin visos de continuidad, sin embargo las reacciones suscitadas en cuanto a crítica y público terminaron por transformarlo en una banda cuyo trayecto, no sin haber atravesado problemas, llega hasta la actualidad…

Ray Alder dejó aparcado por unos instantes su trabajo con Fates Warning para dedicar su tiempo a Redemption en el momento en el que el proyecto se convirtió en banda. Ahora Alder vive en Madrid. Lo lleva haciendo desde hace tres o cuatro años. Abandonó Redemption. Fates Warning es desde hace mucho una banda de baja actividad, así que, aprovechándose de todo ello, el cantante tejano de origen mejicano se ha propuesto acometer su primer disco en solitario.
Fue en el metro de Madrid precisamente donde conoció al guitarrista Tony Hernando (Lords Of Black, Saratoga, Restless Spirits…). Éste se ofreció a colaborar en el álbum aportando canciones y grabando su guitarra y bajo. Lo mismo sucedió con su compañero de directo de Fates Warning, el también guitarrista Mike Abdow. Alder complementó las canciones aportando letras, melodías vocales y por supuesto la dirección musical, finalmente rematada por su amigo, el batería de la banda de hardcore melódico Ignite. La mezcla de “What The Water Wants”, que es como se llama el disco, corre a cargo de un Simone Mularoni (DGM), quien parece estar en todas partes últimamente. Con todo ello, trabajo finalizado. Versión concisa y más cercana de lo que Ray Alder nos tiene acostumbrados en sus otras aventuras. Metal intimista, con sus textos a mitad de camino entre lo reflexivo y lo emotivo, y esa forma de cantar de Alder siempre tan sentida. Un trabajo de pulso más bien pausado, con lugar para puntos de vez en cuando algo más enérgicos, cortesía casi siempre de nuestro Tony Hernando, como ocurre con “Wait” que es de lo más inmediato del disco…

(Esta semana en Rocktopia: REDEMPTION, RAY ALDER, ARCH/MATHEOS, BRYAN BELLER, EIGHTEENTH HOUR, CROBOT, KRISS BARRAS BAND y SUPERSONIC BLUES MACHINE)

Programa 11 de Mayo de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

No es la primera vez que abrimos el programa a través de nuestra sección del “Disco del recuerdo” con Fates Warning, una de las bandas seminales del prog metal desde sus inicios en los primeros años 80s. El cambio de milenio pilló al grupo algo descentrado, con proyectos como OSI o Redemption ocupando su tiempo, así que la edición de su décimo disco de estudio se fue postergando, con ecos de separación alimentados aún más con el anuncio de la marcha de su batería. Hacía cuatro años que Fates Warning habían permanecido en el silencio discográfico, así que la edición de “X” fue tomada por muchos como una despedida, aunque el grupo jamás lo confirmó.
El carácter casi intimista y ambiental del disco, plagado por numerosos pasajes de lento tempo y medios tiempos, hacían recordar épocas de discos magníficos como “A Pleasent Shade Of Grey”. Aunque “X” inspiraba menos oscuridad, la melancolía jugaba un papel importante, y la falta de pulso hizo que muchos lo consideraran un lanzamiento algo inaccesible. Pero es que el sino de Fates Warning siempre ha sido el de la evolución y la plasmación del estado de sus componentes con el paso de los años. Denso y pausado, sí. Pero también emotivo y con momentos mágicos. “Fates Warning-X” fue el trabajo que los de Connecticut requerían en ese momento, el de los fans que habían crecido con ellos…

Ese “X” fue el último disco en el que la personal manera de tocar la batería de Mark Zonder se plasmó en un álbum de Fates Warning. El jefe del combo Jim Matheos lo ha seguido teniendo en buena estima, y por eso le propuso colaborar en el nuevo disco de la dupla que forma con John Arch, el combo llamado Arch/Matheos.
Ocho años hace que esta pareja musical nos trajera su álbum de debut. Dos viejos amigos fundadores de Fates Warning que han vuelto a reverdecer laureles, dedicándose a lo que podría considerarse una evolución natural hacia la madurez de los primeros discos de los propios Fates Warning. Esto es heavy metal progresivo de libro, sin concesiones, en su concepción más clásica, con la voz súper aguda de Arch paseando sobre el filo de la navaja permanentemente, los guitarrazos de Matheos aportando con su sabiduría habitual el contexto oportuno, ralentizando y acelerando a discreción, y encontrando la inestimable ayuda de amigos de siempre, como otros ex de Fates Warning como Joe Dibiase, Frank Aresti o el mencionado Mark Zonder, los actuales Joey Vera y Bobby Jarzombek, o los prestigiosos bajistas Steve De Giorgio y Sean Malone.
Lo retoman donde lo dejaron, se titula “Winter Ethereal” y es nuestro disco de portada…

(Esta semana en Rocktopia: ARCH/MATHEOS, FATES WARNING, SPIRITS OF FIRE, SZIJARTO ZSOLT, PRISTINE, JACK SLAMER y ROBIN TROWER)

ROCKTOPIA 25 de Febrero de 2012

Descarga y/o escucha siguiendo este link: rocktopia – 2012-02-25.mp3

Comenzamos el programa con una la lejana historia de una banda mítica como Nektar. Una de las cabezas visibles del movimiento psicodélico y progresivo alemán de la década de los setenta. Nektar se formaban en Hamburgo en 1969, pero curiosamente estaban formados principalmente por músicos ingleses. Sus dos primeros discos pasaron bastante inadvertidos para la escena internacional, hasta que el boca a boca los fue rescatando de ese ostracismo relativo, viendo publicados sus discos en Estados Unidos, y con ello su reconocimiento popular llegó. Aunque no para quedarse demasiado tiempo, tal y como sucedía habitualmente en una época en la que los grupos de Rock tenían demasiadas veces trayectorias realmente cortas. En octubre de 1972, Nektar editaban “A Tab In The Ocean”, su segundo disco. Portada onírica, melotrones, historias derivadas de ácidos y experiencias con las drogas; psicodelia y espacios progresivos que aún tenían tiempo para detenerse en algunas canciones algo más comerciales como “King Of Twlight”.

Seguramente si no hubiesen existido grupos como Nektar para abrir la brecha, no hubieran proliferado en Alemania otras bandas herederas en mayor o menor medida de ese legado. Muchos años después de la aparición de ellos, nacerían tambien en Hamburgo los reputados Sylvan. El nuevo disco de Sylvan se publica en estos días y lleva el nombre de “Sceneries”. Disco doble, cuidado al detalle, cincelado con la maestría y delicadezas a las que Sylvan nos tienen acostumbrados. Lírica, emoción, y en su mayoría pasajes de tempo lento los cuales se dividen en cinco extensos capítulos. Un álbum con el cual vuelven a estar por encima de lo que pueden ofrecer la mayoría de sus contemporáneos. La categoría de músicos que han terminado autoeditándose éste, su octavo disco de estudio, ante la dificultad de hacerlo con una compañía que les garantice el cuidado que merecen sus canciones. Es nuestro disco de portada.

(Además esta semana en Rocktopia: ARCH/MATHEOS, ROBERT RODRIGO, MICHAEL THOMPSON BAND, MR. BIG y THREE SEASONS)