Programa 10 de Febrero de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La bulliciosa corriente musical que supuso en el Reino Unido la NWOBHM tuvo cierto reflejo al otro lado del Atlántico, en una escena norteamericana con bandas de menor calado, pero que permitieron el resurgimiento revitalizado del heavy metal como movimiento global. Uno de los grupos de culto de aquella época en California se llamaba Armored Saint. La imagen de sus inicios los hacía aproximarse a la filosofía de bandas como Virgin Steele o Manowar, aunque pronto se separarían de esas directrices, cuando las armaduras y las espadas fueron dando paso a las tachuelas y el cuero negro.
Ellos no pudieron beneficiarse del respaldo de una escena propiamente dicha alrededor, ya que sus coetáneos andaban más interesados en cimentar los orígenes de thrash o en continuar con el glam o el sleazy, así que Armored Saint eran de alguna manera unos incunables, con su estilo de metal clásico de sonoridad muy europea.
Después de un discreto mini-LP para el legendario sello Metal Blade, “March Of The Saint” se constituía como su primer trabajo, grabado además para otro sello independiente pionero, pero británico como Chrysalis.
Como ocurre tantas veces, Armored Saint terminaron siendo más conocidos cuando su vocalista John Bush pasó a formar parte de Anthrax. Unos Armored Saint que lo dejaron en 1992, pero que volvieron en el 99 y que desde entonces han seguido tocando de vez en cuando y grabando discos en los últimos años…

John Bush representa una de las variopintas colaboraciones que ha tenido a lo largo de su existencia una banda de corte muy diferente como Long Distance Calling. Eso da una idea de la apertura de mente de estos alemanes cuyo post rock progresivo instrumental, encuentra excusa para mimetizarse con otras propuestas alejadas de la suya, e incluso para contar con vocalistas de vez en cuando. De hecho “Boundless”, nombre de su nueva obra, representa su primer disco instrumental en cinco años, después de que sus dos últimos álbumes contaran con cantante titular. Sin embargo, para progresar ellos han dado un paso atrás, y han vuelto a la formación con la que más a gusto desarrollan su música ambiental e hipnótica, considerando que la música sin palabras les facilita aún más su condición de banda sin límites predeterminados…

(Esta semana en Rocktopia: ARMORED SAINT, LONG DISTANCE CALLING, ORPHANED LAND, ALESSIO BERLAFFA, DELTA DEEP, DOWN ‘N’ OUTZ, RIVERDOGS y SAXON.)

Anuncios

Programa 13 de Mayo de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La escena de neo-rock progresivo británico tuvo a finales de los 90 una pequeña avalancha de grupos y músicos bien avenidos. Uno de ellos fue Jem Godfrey, quien venía de componer y producir para diversos nombres del mundo del Pop. Sin embargo en 2006 decidía acometer su propio proyecto, y así nacería Frost.
Un buen día llamó a un montón de buenos amigos para registrar “Milliontown”. Esos amigos eran los siempre serviciales, y ya clásicos de las colaboraciones, John Mitchell – guitarrista de Arena, Kino o It Bites-, y por otro lado los también tantas veces disponibles entonces miembros de IQ, John Jowitt y Andy Edwards.

A pesar del historial de los integrantes, no se trataba de otro lanzamiento de retro-prog, sino de un disco basado en un concepto moderno de rock progresivo. Con guiños a lo clásico, pero con una clara dirección moderna. Desde la producción hasta la forma de concebir las voces, coros y la utilización de samplers. Un proyecto Frost que recibió buenas críticas y se granjeó una reputación que le ha llevado a sobrevivir hasta nuestros días…

John Mitchell participaba en el último disco de Frost editado el año pasado y vuelve a poner en marcha su propio proyecto, el que inauguró en 2015 con el nombre de Lonely Robot.
Menos colaboraciones en esta ocasión, y es que ahora prima la consecución de un grupo de músicos que le permita acometer escapadas a los escenarios. Aunque el concepto de Lonely Robot es más que consistente por sí mismo, y no parece resentirse de ello, y es que John Mitchell es por sí mismo alguien con la personalidad ya muy marcada. La que imprime a un grupo como It Bites desde que está con ellos. Esa que le otorga aura de Pop a su música profunda pero cercana, y con un toque actual, con ese contrapunto para atraer recuerdos de un pasado en cualquier caso no muy lejano…

(Esta semana en Rocktopia: FROST, LONELY ROBOT, IQ, ANDY JAMES, FATES WARNING, ARMORED SAINT y ACCEPT)

Programa 6 de Junio de 2015

ROCKTOPIA Pdcst 15-06-06

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La carrera de unos pioneros del prog-metal como Fates Warning alcanzó su cima, probablemente, con la edición en 1997 de su impresionante “A Pleasent Shade Of Gray”. La banda estaba en estado de gracia. Hacía ya tiempo que se habían sacudido todos los “clicks” de metal tradicional, y andaban a la búsqueda de su propio lugar, dentro del metal más sofisticado e intrincado. Aquel álbum marcó definitivamente el asentamiento de un nuevo estilo para Fates Warning, y su álbum siguiente, “Disconnected”, si bien no llegaba a la altuara de su predecesor, sí que era lo suficientemente sólido como para que la banda terminara de convencerse de que aquella era la dirección adecuada. “Disconnected” jugaba con las atmósferas del anterior álbum, aunque se perfilaba como algo más digerible y menos oscuro. Era una forma de no repetirse a sí mismos, pero a la vez, afianzarse en sus nuevas y modernas sonoridades.
Se grababa en el año 2000, con la producción, otra vez, de un productor legendario como el gran Terry Date.
Es nuestro disco del recuerdo esta semana. Hace 15 años se publicaba este magnífico “Disconnected”…

El bajista de aquellos Fates Warning, Joey Vera, nunca ha sido un hombre demasiado expuesto al aplauso mediático, aunque su categoría se ha visto refrendada con su participación en innumerables proyectos junto a grandes músicos. Sin embargo sus inicios fueron tan sólidos como discretos. Igual que la banda con la que se dio a conocer: Armored Saint.
Ellos consiguieron más repercusión gracias a la huída de su vocalista John Bush a Anthrax, que por su más que respetable carrera. Los Saint han sido desde los primeros años 80s una garantía de honesto y poderoso metal americano.
Después de cinco años se han atrevido a crear su séptimo LP, y para ello han decidio exprimir su creatividad al máximo.
John Bush cuenta que cuando comenzaron los procesos de elaboración del disco habló con sus compañeros y los retó a intentar completar el álbum bajo la premisa: “Vamos a hacer como que somos una banda realmente grande y podemos hacer lo que realmente queramos”. Un desafío que se ha materializado en el que probablemente sea el disco más elaborado de Armored Saint. La fuerza y el vigor de la banda siguen intactos, pero a ello se ha sumado ahora un componente de acabado musical que tras varias escuchas termina por convencer sobre la valía del disco. Por eso es nuestro álbum de portada esta semana. Una banda de culto intentando reinventarse hasta cierto punto, sin abandonar su espíritu…

(Además esta semana en Rocktopia: HELLOWEEN, EMPIRE 21, STEPHAN FORTÉ, PARADISE LOST, PERIPHERY y STEVEN WILSON)