Programa 13 de Abril de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La entrada en el nuevo milenio trajo un cambio sustancial a nivel general en el mundo de la música. La ausencia paulatina de una industria discográfica que marcara las pautas, y el avance de la tecnología, hicieron que, para bien y para mal, se democratizara todo, y gracias a ello volvieran a aflorar estilos que habían sido relegados a un segundo plano en la década de los 90s. Así, estilos como el metal melódico y bandas como Pyramaze, consiguieron su pequeña porción de popularidad, emergiendo a las primeras de cambio, como parte de una efervescente escena escandinava.
Fundada en 2001 en Dinamarca, la banda siempre tuvo un pie en Estados Unidos. Tanto es así que su primer cantante, Lance King, y su primer y actual teclista, Jonah Weingarten, son americanos, y que su primer show lo llevaron a cabo en Miniápolis. En 2006 Pyramaze editarían su segundo disco, se trataba de un álbum conceptual titulado “Legend Of The Bone Carver” con el que conseguirían buenas críticas, y ser invitados a formar parte del prestigioso festival Prog-Power, en su versión americana. Después de años de sequía, los fans del metal épico, melódico y facturado siempre con la pulcritud como norma, se reecontraban con bandas como ésta, con historias místicas y con discos como “Legend Of The Bone Carver”…

Lance King, el cantante que estampaba su firma vocal en ese disco de Pyramaze, ha aportado su voz a grupos de limitada repercusión pero respetable trayectoria en algunos casos, como Avian, Ilium o anteriormente Balance Of Power. Otra cosa que le tiene atareado es su sello discográfico y su carrera en solitario. “ReProgram” es su nueva obra, un disco poco arriesgado, pero en el que encontramos a un Lance King en perfecta forma. Los años no pasan por él, que sigue siendo un digno seguidor de cantantes icónicos como Geoff Tate o Bruce Dickinson, y esa es la senda estilística que sigue, con su metal melódico americano de guiños técnicos, muy bien ejecutado, co-producido y totalmente controlado por él mismo en todos los procesos, y además con colaboraciones de músicos de su entorno profesional, que no geográfico, como Kim Olesen (Anubis Gate), Markus Sigfridsson (Darkwater/Harmony), Morten Gade Sørensen (Pyramaze/Anubis Gate) o el gran Mattias IA Eklundh (Freak Kitchen). El resto de la producción corre a cargo de otro amigo como Jacob Hansen, productor de Volbeat o Evergrey y también miembro de Pyramaze…

(Esta semana en Rocktopia: PYRAMAZE, LANCE KING, AVANTASIA, BATTLE BEAST, MARCO SFOGLI, APPEARANCE OF NOTHING, CELLAR DARLING y ELUVEITIE)

Programa 23 de Febrero de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Un músico realmente particular y casi olvidado para abrir la edición de hoy de Rocktopia: el vanguardista y virtuoso guitarrista Tim Donahue. Aunque lo de guitarrista se le queda corto a este músico de primerísimo nivel de origen neoyorkino y afincado en Japón desde hace muchos años.
El inquieto Donahue obtuvo cierta relevancia a finales de los 90s cuando su música y su guitarra sin trastes fueron puestos al servicio de la voz de Paul Rodgers en un álbum semi-instrumental en solitario. Donahue venía del jazz, había estudiado en Berklee y es un entusiasta de la invención de nuevos instrumento. Uno de ellos, el arpa-guitarra, se convirtió finalmente en su única prioridad, ya alejado del mundo del rock.
El caso es que con el nuevo milenio Donahue andaba en su época más metalera y rockera, y se cruzó por su cabeza la idea de llevar su música un poco más allá, para acercarla al mundo del rock y el metal progresivos. Compuso un buen puñado de canciones con un vocalista en mente al que consideró ideal para sus nuevas creaciones. Ese cantante no era otro que James LaBrie. La propuesta fue aceptada por el miembro de Dream Theater, quien recomendó a Donahue contar con los servicios del batería Mike Mangini, a quien LaBrie conocía de sus trabajos en solitario. El proyecto se materializó y fue bautizado con el nombre de Madmen & Sinners.
El resultado fue lo que pretendía ser: un meticuloso y particular trabajo de metal progresivo, en su vena más americana. Tomando como cimientos el alud de riffs descomunales que Tim Donahue era capaz de sonsacar a su guitarra sin trastes, filtrada por efectos que le conferían un carácter realmente monolítico. Mientras, Mike Mangini apaleaba su percusión con su densidad habitual, y por supuesto LaBrie aplacaba la avalancha sónica con maestría marca de la casa.

Quién les iba decir por entonces a James LaBrie y a Mike Mangini, que ambos terminarían siendo compañeros en Dream Theater. Y es que se hacía complicado entender a la banda neoyorkina sin Mike Portnoy. Pero el tiempo pasa y se van a cumplir nueve años desde que el teatro de los sueños adoptó su era post-Portnoy y “Distance Over Time” es la prueba de la estabilidad y la aceptación que en mayor o menor grado sus fans otorgan a su actual encarnación. Musicalmente el nuevo álbum de Dream Theater marca contrastadas diferencias con respecto a su anterior obra. Si aquel era un disco conceptual, doble y por lo tanto extenso, basado en una pretendida sofisticación a todos los niveles, con “Distance Over Time” han querido dar el contrapunto y presentar canciones más escuetas -dentro de unos límites, claro- y menos ampulosas. La banda, por primera vez en mucho tiempo, ha trabajado conjuntamente los temas justo antes de entrar a grabarlos, algo que trasciende a la música en forma de mayor frescura. Como suele ser habitual en su caso, la crítica será dispar en sus valoraciones, y los fans seguirán probablemente llenando sus actuaciones en directo, y eso ocurre cuando una banda como ellos llega a un estatus de grupo por encima del bien y del mal. En cualquier caso, para un servidor, “Distance Over Time” una vez más no mejora lo más destacado de lo que Dream Theater ha hecho en su pasado, pero es que eso son palabras mayores y un objetivo difícil de alcanzar. Se trata de un muy digno capítulo de la banda de Nueva York con el grupo a velocidad de crucero…

(Esta semana en Rocktopia: MADMEN & SINNERS, DREAM THEATER, THE SEA WITHIN, MICHAEL HARRIS, AVANTASIA, MAGNUM y STARBREAKER)

Especial Festival Leyendas del Rock 2016

ROCKTOPIA Especial Leyendas 2016

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Con el verano llegan los festivales y con los festivales una nueva cita con el Leyendas del Rock. Esta será su undécima edición. Uno de los festivales más asentados y luchadores del panorama nacional, el cual un año más se celebrará en la localidad alicantina de Villena. En esta ocasión durante los días 10, 11, 12 y 13 de Agosto.
Por eso, y porque es uno de los eventos festivaleros que más admiramos (por muchas razones), vamos a dedicarle por completo nuestro capítulo semanal en Rocktopia.

(Esta semana en Rocktopia: LORDS OF BLACK, D.A.D., URIAH HEEP, AVANTASIA, DARE, SYMPHONY-X y TARJA)

Programa 5 de Marzo de 2016

ROCKTOPIA Pdcst 16-03-05

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Una de las formaciones más longevas y tenaces de la escena metálico-progresiva británica son Threshold. Su carrera se expande desde unos humildes inicios en el año 1988, hasta nuestros días. Threshold fueron creciendo de forma gradual. Sus primeros pasos dubitativos en todos los sentidos: en cuanto a producción técnica, composición… se terminaron disipando con la edición de cada uno de sus discos.
1998 se tornó un año complicado para la formación inglesa. Su vocalista Damian Wilson había decidido abandonar el grupo de forma amigable, y el cantante escocés Andrew McDermott fue el elegido para sustituirlo, a pesar de que su registro vocal era totalmente diferente. Era momento pues para darle un nuevo sentido al sonido de Threshold, cosa que cristalizó en su álbum de aquel año, “Clone”. Una historia conceptual futurista sobre experimentación genética y vida en otros planetas, que acabó convirtiéndose en la primera piedra de una nueva etapa para la banda. Un álbum de subidas y bajadas, de guitarrazos contundentes y también acústicos, encuadrados en el seno de una producción convincente y compacta…

El cantante Andrew McDermott permaneció en el grupo hasta que en 2007, y con malos rollos por delante, salió de la banda.Tristemente falleció hace cinco años.
El caso es que Threshold se quedaron compuestos y sin cantante, así que recurrieron una vez más a su amigo Damian Wilson quien aceptó la invitación, siendo parte de la banda hasta nuestros días.
Damian Wilson ha terminado por convertirse por méritos propios en uno de los cantantes más prestigiosos del prog-metal europeo, a pesar de que sus escarceos en solitario poco tienen que ver con este subgénero. Damian Wilson es miembro de Threshold y también de otro combo como Headspace, donde forma al lado, entre otros, de Oliver Wakeman.
De nuevo perspectiva conceptual para “All That You Fear Is Gone”, nombre del segundo trabajo de Headspace, después de su debut de hace un par de años. Continuación de aquel álbum; reminiscencias del Rock sinfónico y conceptual cinceladas a golpe de metal progresivo, para firmar una obra de tanto nivel o incluso mayor que su antecesor…

(Además esta semana en Rocktopia: CIRCUS MAXIMUS, THE ALGORITHM, AVANTASIA, ANTHRAX y VOIVOD)

Programa 30 de Enero de 2016

ROCKTOPIA Pdcst 16-01-30

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

En 1998, cuando géneros como el nu-metal y el metal alternativo reinaban en gran parte del planeta Rock, todavía una facción de resistencia aguantaba el tirón y continuaba su particular cruzada en favor del metal más clásico. En concreto en Alemania aún permanecían latentes los coletazos de la generación de bandas encabezadas por grupos como Helloween, y que se terminaron convirtiendo en los abanderados del llamado “metal alemán”. Uno de esos reductos de juventud clásico-metalera fue una banda como Edguy. Un grupo de chavales insultantemente jóvenes que no se dieron por vencidos ante la negativa de las esquivas discográficas, llegando a auto-producirse un primer disco, que no vio oficialmente la luz en ese momento. Edguy continuaron en el empeño y en poco tiempo estaban abriendo para nombres como Iron Savoir o Hammerfall por toda Europa.
Cuando apenas promediaban veinte años de edad, en 1998, publicaban el disco que sería su confirmación: “Vain Glory Opera”. Un álbum prototípico de su procedencia y de su tiempo, pero en el que se atisbaban ya cotas de talento realmente precoces, las cuales los han hecho perdurar como banda hasta nuestros días…

Tobias Sammet era y es el líder indiscutible de Edguy. Pero como músico inquieto y adelantado, al poco tiempo de encontrar cierta estabilidad con ellos, inició otra aventura aún más compleja y ambiciosa. Un proyecto que ha terminado convirtiéndose también en realidad de directo, su metal-ópera, Avantasia.
Lo que comenzó como una ocupación paralela ha acabado transformándose prácticamente en la prioridad de Tobias Sammet después de siete discos editados. Él último de ellos lo hace en estos días con el nombre de “Ghostlights”, de nuevo con un casting de músicos, y sobre todo vocalistas, muy significativo: Jørn Lande, Michael Kiske, Ronnie Atkins , Dee Snider, Geoff Tate, Marco Hietala, Sharon den Adel o Bob Catley forman parte de este reparto de actores estelar que dan vida a una nueva historia de Avantasia…

(Además esta semana en Rocktopia: PRIMAL FEAR, NORDIC UNION, PAUL WARDINGHAM, SPOCK’S BEARD, WINERY DOGS y ASHA)