Programa 23 de Noviembre de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Durante la década de los noventa muchos de los estilos que triunfaron en la década anterior quedaron relegados a vivir en base a un estatus de culto. Algunos mercados como el japonés aguantaron el vuelco de tendencias y también en Europa, aunque a nivel minoritario, bandas jóvenes surgían desoyendo las órdenes no escritas de la industria discográfica. Suecia era ya entonces un país en el que convivían artistas de los más diversos pelajes, con la garantía con la que casi siempre despachan las cosas, a toda fidelidad. Y así surgió una banda como Jekyll & Hyde, ahora prácticamente olvidados, pero cuna de músicos que luego fueron parte de formaciones como The Poodles, Talisman, Royal Hunt, Evergrey o Hammerfall entre otros.
Jekyll & Hyde eran jóvenes y se notaba, había muchos aspectos que depurar en su puesta en escena. Eran jóvenes, pero en lugar de decantarse por las modas imperantes prefirieron emular a sus héroes más recientes, y por eso su propuesta recordaba a la de bandas como Skid Row, pero sobre todo a Guns’N’Roses. En 1998 editaban “Heavenly Creatures”, su segundo álbum, y el que posiblemente terminó siendo el favorito de su corta discografía. Los ecos de la banda de Axel Rose y Slash eran patentes, se cruzaban con el carácter intransferible escandinavo. Sonaban bien, aunque quedaban lejos de los originales, y en cualquier caso representaban una propuesta fresca, válida y que algunos les servía para mantener viva la llama de un pasado feliz…

Es curioso como después de liquidar Jekyll & Hyde, sus componentes: el cantante Jakob Samuel; el guitarra Pontus Norgren y el otro guitarrista Marcus Jidell se centraron en la consecución de un grupo en formato de trío, con tintes épicos, power metaleros y versados en los cuentos de Tolkien. Luego Samuel y Norgren formaron los festivos The Poodles, pero Markus Jidell sintió la llamada de su “yo” más épico con Royan Hunt; más serio con Evergrey y más oscuro después con The Doomsday Kingdom, o con Avatarium.
Avatarium fueron creados en 2012 por dos prestigiosos músicos de la escena doom clásica como los Candlemass, el bajista Leif Edling y el teclista Carl Westholm. Después de la salida de ambos fuera de Avatarium, Marcus Jidell ha quedado como principal factotum del grupo, junto a la que es su esposa y cantante de la banda Jennie Ann Smith. “The Fire I Long For” es el título de su nuevo trabajo, con el que suman una pieza más a su cada vez más sólida discografía. No muchos hubieran apostado por la continuidad de lo que parecía en sus inicios un proyecto. Ahora ese poso de estabilidad se nota a cada paso que dan, y este nuevo disco no es una excepción. Avatarium prueban ser capaces de atraer hacia sí mismos una buena paleta de influencias que, sin embargo, logran armonizarse en torno a un concepto en el que el doom sirve como elemento común. Leif Edling todavía ha contribuido con tres canciones a la consecución de este disco, mientras Ann Smith dice que Bob Dylan o Leonard Cohen siguen siendo una influencia en la consecución de sus letras simbólicas. Todo es un esfuerzo en busca de los equilibrios: sombras y luz; densidad y ligereza. La voz cautivadora de Ann Smith respaldada por un sonido mastodóntico de base de ritmo, el que han conseguido para la ocasión en los Estudios DeepWell de Estocolmo, con la producción del propio Marcus Jidell…

(Esta semana en Rocktopia: JEKYLL & HYDE, AVATARIUM, CANDLEMASS, TORBEN ENEVOLDSEN, PRETTY MAIDS, THE DARK ELEMENT y AUTUMN)

Programa 16 de Diciembre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Banda-proyecto minoritario, pero interesante el que surgió en mitad de los años 2000, cuando el productor y teclista alemán Markus Teske, que había estado trabajando con Symphony-X o Vanden Plas, decidió llamar a algunos colegas y montar el combo Red Circuit. Junto a él se podía encontrar al vocalista de Sri Lanka, Chitty Somapala, quien ha sido un respetado cantante en el circuito más especializado desde su aparición en los noventa con grupos como Avalon o Firewind. Aunque quizás aún más reseñables eran las colaboraciones de artistas como los guitarristas franceses Patrick Rondat y Stephan Forté, además de algunos miembros de Vanden Plas. Una mezcla de caracteres elegantemente equilibrada, entre el metal técnico, algo de power metal y cierta actitud comercial inteligentemente diseñada…

Si mencionamos a Stephan Forté en esa colaboración con el proyecto Red Circuit es porque el guitarrista galo editaba hace algún mes que otro un nuevo disco con su banda Adagio. De nuevo un trabajo cuya promoción y difusión deja mucho que desear, y es por ello que llega ahora al programa, cuando su edición se produjo en realidad cuando estábamos en mitad del verano. Pero ese parece ser el sino de Adagio. Un grupo que musicalmente es incontestable, pero cuya repercusión aún hoy en día, después de 17 años de existencia, sigue siendo a un nivel muy minoritario. Y no será desde luego porque obras como su último “Life” no estén acabadas y presentadas con todo lujo de detalles. Producción diáfana y poderosa; buenas canciones, y extraordinarias interpretaciones espoleadas por el talento líder de Stephan Forté, que para este último disco de Adagio son coronadas vocalmente por un tipo de la categoría de Kelly Sundown Carpenter, ex de otros nombres de culto como Beyond Twilight y actual de los estupendos Zierler. Todo muy minoritario, pero no por los quilates que desprende una obra como “Life”, hospedaje del mejor power metal sinfónico y progresivo de todo el planeta.

(Esta semana en Rocktopia: RED CIRCUIT, ADAGIO, ALMANAC, PINK CREAM 69, MARTY FRIEDMAN, DIABLO SWING ORCHESTRA, DOOM SIDE OF THE MOON y AVATARIUM)

Programa 10 de Junio de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Royal Hunt nacieron a finales de la década de los ochenta e irrumpieron en los noventa como una de esas bandas fuera de las modas imperantes, convirtiéndose en uno de los escasos reductos de metal neoclásico y sinfónico de su época. Como era habitual tan solo Japón y algunos países europeos prestaron atención a la grandilocuencia musical que desde siempre fue la seña de identidad de la banda liderada única y exclusivamente por Andre Andersen.
2003 sería un año de rupturas con Jacob Kjaer y Steen Mogensen -guitarrista y bajista del grupo respectivamente-, dejando la banda después de muchos años en ella. El guitarrista Marcus Jidell sería el elegido para entrar en la banda, mientras el propio Andre Andersen, además de sus teclados, se hacía cargo del bajo para la grabación del álbum “Paper Blood”.
Aquella nueva formación inyectó a Royal Hunt de nuevas cotas de vitalidad, y aquel pasó a ser uno de los mejores trabajos firmados por la banda danesa, y el último con el sensacional John West como cantante. “Paper Blood” alcanzaba cotas de contundencia poco registradas en la escala de fuerza de Royal Hunt y eso se notaba en temas como la que daba título al álbum…

Alegra comprobar cómo un guitarrista como Marcus Jidell ha ido escalando posiciones en cuanto a prestigio, siendo parte con el paso del tiempo de más y más proyectos, hasta llegar a la actualidad. Lo escuchábamos hace poco como nuevo y fundamental miembro de Soen y lo haremos a continuación, también como pieza pivotal de Avatarium. La banda de Estocolmo fue fundada tan solo hace cuatro años, cuando unieron esfuerzos el propio Marcus Jidell y el jefe de Candlemass, Leif Edling, quien ya no está en el grupo. Desde el principio su entendimiento fue total y el encaje musical se puso de manifiesto de inmediato con aplausos por parte de toda la crítica, hacia sus capacidades musicales, asociando en un mismo ente recuerdos provenientes de Black Sabbath, Deep Purple o el Pop de los 70s. Avatarium no han dejado de crear música desde entonces y “Hurricanes And Halos” es su tercer larga duración. Un álbum que ya ha recogido la aprobación de algunas de las revistas más representativas del viejo continente donde están siendo disco del mes. Y en Rocktopia son disco de portada…

(Esta semana en Rocktopia: ROYAL HUNT, AVATARIUM, THE DOOMSDAY KINGDOM, APOCALYPSE ORCHESTRA, DARIO LORINA, ANATHEMA, VERBAL DELIRIUM y THE ROCK ALCHEMIST)