ROCKTOPIA 5 de Mayo de 2012

Descarga y/o escucha siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2012-05-05.mp3

Las cosas en los años 70 sucedían muy deprisa. La música era un claro ejemplo de ello y Deep Purple toda una demostración. La gloriosa segunda formación de la banda británica, con Ian Gillan como cantante, grababan “In Rock”, su primer disco con esa alineación, en 1970. En tan solo 5 años, Deep Purple pasarían de estar en la cima de su popularidad a la desintegración. La cual se produjo principalmente debido a la marcha de Ritchie Blackmore. El disco que pondría fin a una época dorada, el que marcaría la que por entonces parecía ruptura definitiva, era “Come Taste The Band”, el primer álbum sin Ritchie Blackmore a los mandos de la nave, y con el joven Tommy Bolin abordo. Tommy Bolin venía de tocar con James Gang, un currículum que parecía poco adecuado para calzarse los zapatos de Blackmore. Pero Deep Purple habían cambiado desde la llegada de David Coverdale y Glenn Hughes, para imprimir a la banda un carácter más soulero y por momentos funkero, y ahí, en ese terreno, Bolin se desenvolvía de maravilla. Aquel disco, “Come Taste The Band”, pasaría a la historia con más pena que gloria, de manera ciertamente injusta, y es que siempre fue tratado con los condicionantes de los previos Deep Purple, y no como una obra en sí misma.
Con el paso de las décadas y mayor objetividad, “Come Taste The Band” ha ganado adeptos, al igual que Tommy Bolin. Uno de ellos es el guitarrista de Gov’t Mule, Warren Haynes, quien es uno de los responsables de Tommy Bolin and Friends “Great Gipsy Soul”. Un tributo muy honesto y poco oportunista por parte de músicos quienes (algunos de ellos) tuvieron la oportunidad de tocar con Tommy Bolin, y que han aunado esfuerzos para homenajear a su héroe. Se tratan de grabaciones efectuadas a partir de las cintas originales de los discos en solitario de Tommy Bolin, las cuales han sido ampliadas con la adición de apariciones actuales por parte de músicos como el propio Warren Haynes, Peter Frampton, Glenn Hughes, Steve Lukather, John Scofield, Steve Morse o Joe Bonamassa, entre otros… respetando el sonido y la estética musical de las grabaciones originales. Un paseo por la paleta de estilos y la frescura musical de Tommy Bolin, ese engendro de blues, funky, fusión y rock por el que Bolin sigue hoy en día en la memoria de muchos…

(Además, esta semana en Rocktopia: PHILIP SAYCE, DEVIL’S TRAIN, SERGEY GOLOVIN, DEEEXPUS, BEYOND THE BRIDGE y BANZAI)

ROCKTOPIA 28 de Enero de 2012

Descarga y/o escucha siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2012-01-28.mp3

En 1993, en Finlandia nacía uno de los fenómenos más extraños acaecidos en el mundo del heavy metal en el final de los noventa y los albores del nuevo siglo. Cuatro chelistas de la Academia Sibelius de Helsinki, inspirados por su pasión por este estilo de música, transformaban a su gusto unas cuantas canciones de Metallica, adaptándolas a sus chelos para así, en 1996, grabar su “Apocalyptica Plays Metallica By Four Cellos”. Tal era la intensidad con la que estos cuatro músicos de adiestramiento clásico interpretaban aquellas canciones, que Apocalyptica dejaron de ser una mera curiosidad convirtiéndose en una agrupación de culto venerada por una gran cantidad de seguidores del heavy metal en todo el mundo. Dos años después llegaba “Inquisition Symphony”, la segunda entrega de su audaz propuesta. En ella había sitio de nuevo para las versiones, otra vez de Metallica, pero también de Faith No More, Sepultura o Pantera. Sus pasiones metálicas se disparaban de nuevo en busca de credibilidad, en busca de probar que vivían lo que hacían fuera del anecdotario, y para reforzar su posición, en aquel disco, se atreverían a incorporar tres canciones compuestas por ellos mismos, que nada tenían que envidiar en dramatismo y energía a los temas de otros. Fue el principio del quizás único grupo de metal que no emplea guitarras eléctricas. Porque el arte es actitud.

Con el paso de los años Apocalyptica se han hecho acreedores a una reputación, lo que les ha posibilitado contar con numerosas colaboraciones como la de la cantante de Lacuna Coil, Cristina Scabbia. Unos Lacuna Coil que editan en estos días su sexto larga duración, al cual han titulado con el nombre de “Dark Adrenaline”. La banda lombarda intenta reeditar el éxito de sus anteriores trabajos retomando la fórmula que los ha llevado a vender un millón de copias de todos sus álbumes. Canciones de corto metraje con su tradicional metal gótico a dos voces, para el que cuentan de nuevo con la producción de Don Gilmore, acostumbrado a trabajar con bandas actuales como Bullet For My Valentine o Linkin Park. Y ese filo de modernidad y comercialidad metálica es perfectamente palpable a lo largo de la totalidad de “Dark Adrenaline”, con sus matices cada vez más americanos y menos europeos. Nuestro disco de portada en la edición de hoy…

(Además esta semana en Rocktopia: BEYOND THE BRIDGE, PRIMAL FEAR, ROMA IVAKOV, VARGTON PROJEKT, CRIPPLED BLACK PHOENIX y TRACER)