Programa 9 de Diciembre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Neal Morse pasa por ser uno de los nombres sagrados del neo-prog norteamericano desde que en los primeros años de la década de los 90 fundara, junto con su hermano Alan, la banda Spock’s Beard. Después de editar varios discos magníficos con ellos, el vocalista y teclista dejó al grupo por algo tan insólito como los “motivos religiosos”, pasando a convertirse al activismo cristiano con plasmación directa en su forma de hacer música. Había editado dos álbumes en solitario al tiempo que seguía militando en Spock’s Beard, pero no fue hasta “Testimony”, primer disco de Neal Morse como artista fuera de la banda, cuando quedaron ya todas las cartas boca arriba y los derroteros de su carrera en solitario fijados.
No había nada nuevo bajo el sol, ya que aquel disco doble editado en 2003 se tornó como universo paralelo a lo ya hecho con los ‘Beard, no en vano él era el máximo responsable de las composiciones de éstos, además de cantar la mayoría de sus canciones. Por eso “Testimony” parecía una continuación de aquello, solo que poniendo un énfasis muy acuciado en los mensajes religiosos y en el tono autobiográfico de la obra que relataba su antes y su después de haber visto la luz

Dado que los motivos para la salida de Neal Morse fuera de Spock’s Beard, fueron más filosóficos y vitales que musicales y personales; y teniendo en cuenta también que su hermano Alan, sigue siendo guitarrista de los californianos, la relación entre ambas partes siempre fue buena, tanto es así que en estos días se edita un disco doble en directo, con la reencarnación de la banda de nuevo con su líder espiritual, Neal Morse, y también con la participación de su huido batería y cantante, Nick D’Virgilio. Todo para dar vida en directo a uno de sus álbumes más aclamados, como fue su obra conceptual de 2002, “Snow”, que a la postre sería el último esfuerzo de la formación con Neal Morse en su seno.
A la fiesta se une el vocalista actual Ted Leonard, y también el batería Jimmy Keegan, quien fue el último en salir de la banda, aunque en el momento de la grabación de este disco era todavía parte de ella. Grabado durante el verano de 2016 en Nashville, durante el festival que con el nombre de Morsefest se celebra cada año. Recreación en directo de “Snow” y momento para la historia de Spock’s Beard con la vuelta del hijo pródigo…

(Esta semana en Rocktopia: NEAL MORSE, SPOCK’S BEARD, BETWEEN THE BURIED AND ME, ANDY JAMES, THE DARK ELEMENT, EISLEY/GOLDY y RIVERDOGS)

Anuncios

Programa 2 de Diciembre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

El comienzo de siglo terminó con los géneros musicales de abrumador dominio. Comenzaron a surgir estilos fuera de los dictados de la industria discográfica que poco a poco encontraron su sitio en un panorama más abierto, pero también más incierto. Uno de ellos fue el metal sinfónico, nacido principalmente en el norte de Europa con nombres como Nightwish, After Forever o Within Temptation como principales representantes. Se trataba en muchos casos de bandas de rasgos pseudo góticos, con arreglos orquestales, mucha épica y la voz solista femenina de querencias operísticas.
Within Temptation estaban ahí desde el principio. Su segundo álbum, editado el día de nochebuena del año 2000, “Mother Earth”, obtuvo un éxito muy relevante para su momento y su lugar. Habiendo vendido a fecha de hoy más de 800.000 copias en todo el mundo, pero sobre todo en Europa, el sitio apropiado para respetar y respaldar estas propuestas un tanto trasnochadas para los más vanguardistas, pero que han demostrado ser perfectamente válidas y capaces de evolucionar con el paso de los años.
“Mother Earth” rompía con su pasado en el que las voces guturales tenían cabida, y abrazaba su nueva realidad también influida por la música celta y las bandas sonoras de películas épicas…

Después de más de 20 años de carrera, varios han sido los componentes de Within Temptation. Uno de ellos es Stefan Helleblad, miembro de la banda holandesa desde 2011 y también guitarrista de los suecos JONO. JONO comenzó su andadura como proyecto en solitario del cantante Johan Norrby (de la combinación de las primeras sílabas de su nombre y apellido viene el seudónimo de la banda: “JoNo”), un tipo que ha cantando, escrito y tocado música en varias bandas y proyectos de no demasiado calado a lo largo de los años, al igual que le ocurre el resto de los miembros del grupo aunque con diferente suerte y relevancia.
Tras tres lanzamientos con sellos independientes muy humildes, o incluso editados por la misma banda, la compañía Frontiers ha puesto los ojos felizmente en ellos para dar a conocer su estupenda forma de hacer música, repleta de una teatralidad muy setentera en sus inicios, con recuerdos para Queen o ABBA. Todo muy grandilocuente y ampuloso. Su nuevo “Life” es un paso adelante en cuanto a modernización de sonido. El concepto creativo de base sigue siendo similar, aunque ahora, esa sonoridad más moderna trae ecos de bandas actuales como Muse. Permanece, por supuesto, la espectacular voz de Johan Norrby para dar forma a una especie de AOR progresivo o de Pomp Rock moderno, inmaculado…

(Esta semana en Rocktopia: WITHIN TEMPTATION, JONO, OPERATION: MINDRCRIME, MYKE GRAY, GALACTIC COWBOYS, SIMO y BLACK STONE CHERRY)

Programa 25 de Noviembre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Como salido de la nada un día de 1981 John Elefante se convirtió en vocalista de Kansas. Hasta entonces su aportación artística se había limitado prácticamente al entorno familiar y al salón de su casa, pero aquello cambió su vida para siempre. Elefante -con ese apellido siempre tan cómico para los hispanoparlantes-, a partir de entonces se erigió como un personaje importante para el creciente movimiento de hard rock cristiano, especialmente del área de California, trabajando como productor, compositor y arreglista de muchos artistas como Kerry Livgren, Petra o Barren Cross tras su salida de Kansas en 1983. Después de tantos trabajos fuera del foco directo, John Elefante decidió por fin preparar nuevas canciones y grabarlas. Para eso se unió a su hermano Dino, con quien había colaborado codo con codo en varios proyectos, poniendo en marcha el suyo propio, con el irónico nombre de Mastedon, haciendo honor al juego de palabras. “It’s a Jungle Out There” fue su disco de estreno allá por 1989. Un trabajo algo parcheado, con una sonoridad un tanto pasada de moda incluso para la época, pero que a pesar de todo fue convirtiéndose con el paso de los años en un álbum de culto dentro del hard cristiano.

John Elefante fue el sustituto de Steve Walsh en una banda multimillonaria como Kansas, aunque Walsh siempre será recordado como “El” cantante de Kansas, a pesar de que en la última reunión no haya querido ser de la partida. Sin embargo él sigue haciendo música, aunque sea de vez en cuando. No al ritmo de antaño ni mucho menos, pero todavía sintiendo la necesidad de cantar, sobre todo canciones que algún compositor pone a su servicio. En esta ocasión su mano derecha ha sido Tommy Denander, el talentoso guitarrista sueco afincado en California cuyos créditos rayan el infinito. “Black Butterfly” es el nombre de éste que es en realidad, solamente, el cuarto disco en solitario de Steve Walsh, y el primero nada menos que en doce años. Un álbum producido sin ningún rubor y elaborado sin ningún complejo al más puro estilo años 80, con ecos de los Kansas de la época, de Mr. Mister o de Saga viniendo a la cabeza, pero en un entorno muy AOR deudor de los mismos Toto. Anacronismo musical acabado con todo lujo de detalles en el seno de una obra que va a hacer las delicias de los amantes del género más melodioso sin miedo a cierta sofisticación…

(Esta semana en Rocktopia: MASTEDON, STEVE WALSH, ALICE COOPER, KANSAS, ANGEL VIVALDI, BLIND EGO, ARIA INFERNO y ANOTHER YOU)

Programa 18 de Noviembre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

En mitad de los ochenta, cuando la escena del heavy rock dominaba la tierra, el factor diferencial era en muchos casos determinante para conseguir destacar sobre el resto de tus adversarios musicales. Por eso, cuando los californianos Stryper salieron a la luz, su fama de banda cristiana les precedía, sólo que pocos o nadie como ellos habían propagado hasta entonces la palabra de Dios con tanta vehemencia, y cotas puntuales de dureza.
Stryper conjugaban sus mensajes neo cristianos, sus cantos al Creador con potentes guitarras por momentos, y otras veces lo hacían a base de florituras vocales y ciertas dosis de edulcorante. Aunque por encima de todo estaba la espectacular voz de Michael Sweet, que era quien de verdad marcaba las diferencias. En octubre de 1986 editaban “To Hell With The Devil”, su disco más exitoso, el cual llegó a alcanzar el estatus de platino exponiendo sus armas, sus señas de identidad, y haciéndolo empuñando el mejor manojo de canciones que jamás consiguieran agrupar…

La separación de Stryper al comienzo de los noventa trajo a la banda por una época de silencio sólo rota por las apariciones de Michael Sweet en solitario y también por su participación como miembro de los clásicos Boston. Pero en mitad de los años 2000 la banda volvió, y con el paso del tiempo también las colaboraciones. Una de las que más expectación suscitó fue la que el propio Michael Sweet llevase a cabo hace un par de años junto a George Lynch, por supuesto ex Dokken o actual de KXM o sus Lynch Mob. Aquel primer esfuerzo de Sweet & Lynch, que es como se denominó al proyecto, nos dejó a más de uno un tanto fríos, debido a su disco de presentación un tanto deslabazado. En estos días se edita la continuación de aquel primer paso, se llama “Unified” y con él se apartan las sospechas de un nuevo tropiezo, ya que se trata de un álbum en el que por fin los dos talentos indudables de guitarrista y cantante, encuentran el equilibrio y el espacio de convivencia para explotar la indudable clase y aptitudes de dos tipos estelares en lo suyo.
Un trabajo que gana con cada una de las escuchas y que confirma la excepcional forma que Lynch lleva exhibiendo desde hace unos años, felizmente acompañado con unos de los mejores cantantes en su estilo de las últimas décadas, por quien el tiempo no parece pasar…

(Esta semana en Rocktopia: STRYPER, SWEET & LYNCH, LYNCH MOB, WAYWARD SONS, SPECIAL PROVIDENCE, IN SEARCH OF THE SUN, INCURA y DAYDREAM XI)

Programa 11 de Noviembre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Hoy en nuestra sección del disco del recuerdo, ejercicio casi de investigación musical. El que nos lleva sobre el rastro de un grupo llamado Don Huonot.
La banda fue fundada en 1989 por unos compañeros de escuela de Helsinki. Tras ocho años de carrera, Don Huonot conseguía por fin establecerse como una de las fuerzas del Rock finés gracias a la edición de su quinto disco en 1997, el cual les llevó a convertirse en disco de platino y en un exponente claro del llamado Suomi Rock. El Rock con denominación de origen finlandés, cantado en su lengua madre, que en su caso era expandido a través de su expresión sonora y visual, con algo de insolencia histriónica y circense, con connotaciones surrealistas.
1999 pareció convertirse en un año clave para Don Huonot. Su éxito doméstico les abrió las puertas de la multinacional BMG, con la que grabarían su disco “Tähti” (Estrella), con el que alcanzaron el disco de oro. Rock interpretado en suomi pero con la universalidad del lenguaje sin barreras que es la música…

Don Huonot son la banda en la que militaba Kie Von Hertzen, uno de los componentes de Von Hertzen Brothers. La banda de los hermanos Kie, Mikko y Jonne, se formó justo en aquella época. El padre de los hermanos Von Hertzen, tocó la guitarra en una banda de principios de los sesenta llamada The Savages y más tarde en The Roosters, y su tío Lasse Von Hertzen era miembro de una conocida banda de folk de los años 70 en Escandinavia, Cumulus. Así que de pura genética les venía la tradición musical a estos finlandeses, que vieron como ya su segundo disco recogía ventas multitudinarias y reconocimiento a partes iguales. Su ecléctica visión, eso sí, desde el principio con textos en inglés, ha terminado trascendiendo más allá de sus propias fronteras con giras junto a Foo Fighters, Neil Young, ZZ Top, Anathema, Opeth o Pain Of Salvation. Variedad y premios al mejor álbum del año nada menos que en la prestigiosa revista Classic Rock británica.
“War Is Over” es el nuevo trabajo de los hermanos. Esta vez ha quedado todo aún más en familia y ellos mismos han producido y tocado todos los instrumentos del álbum, menos las baterías y alguna colaboración. Un adictivo compendio de canciones que abarcan universos diversos, a lo que ellos dotan de total coherencia: Rock alternativo y progresivo, vanguardista y con todo lo que ambos conceptos abarcan. Un sensacional disco de estupendas canciones, distintas en estilo pero semejantes en calidad e inspiración.

(Esta semana en Rocktopia: DON HUONOT, VON HERTZEN BROTHERS, VUUR, EPICA, FABRIZIO LEO, APPICE, GIPSY SOUL y RONNIE MONTROSE)

Programa 4 de Noviembre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

El final de los 80s fue el periodo de mayor bonanza para la banda de David Coverdale, Whitesnake. A pesar de su dilatada y magnífica carrera, tuvo que esperar hasta entonces para verla traducida en ventas y popularidad masiva.Y cuando aquello terminó, Coverdale, que ya era perro viejo, intentó volver adaptándose a los nuevos tiempos, ajustando su propuesta a la de una audiencia ya muy mermada. Por eso quiso editar un disco en solitario al que quería llamar “Restless Heart”. Para separarlo de su pasado inmediato, y además, porque musicalmente era algo mucho más personal. Pero las compañías de discos no siempre entienden de sentimientos y sentido común, y obligaron a que “Restless Heart” se convirtiera en el noveno disco de estudio de Whitesnake.
La formación que acompañó a Coverdale en aquel lanzamiento no era tan mediática como en los anteriores, pero ahí estaba todavía Adrian Vandenberg, su fiel escudero, que después de muchos años en el grupo por fin conseguía grabar con ellos en estudio; Denny Carmasi a la batería (Montrose, Heart…) o Guy Pratt al bajo (sesionero de lujo con trabajos para Pink Floyd, Michael Jackson o Madonna).
“Restless Heart” decepcionó a los que venían buscando reverdecer unos laureles ya imposibles en aquel momento, y agradó a todos los que lo entendieron en su filosofía más doméstica…

La historia de Adrian Vandenberg con Whitesnake tuvo mucho de infortunio. A pesar de formar parte del grupo durante sus años más dorados, por diferentes razones, incluida una lesión de muñeca, le fue imposible estampar su guitarra en los anteriores discos de Whitesnake, a pesar de figurar en los créditos.
Vandenberg saltó a la primera división europea con la banda que llevaba su nombre durante los 80s y, al dejar Whitesnake, se dedicó a otros proyectos como Manic Eden o también a la pintura, que es otra de sus pasiones.
2014 significó de alguna manera un renacer musical para él, cuando volvía a la palestra con su banda, Moonkings. Aquel fue un disco de debut estupendo, y su segunda parte, titulada “MK II” no lo es menos. Lo retoman donde lo dejaron, que es donde Vandenberg casi siempre quiso estar, o sea, del lado del hard rock más bluesy y terrenal, y hasta con cierto poso de sobriedad. Fabricado en Holanda por músicos de allí, lo nuevo de Vandenberg’s Moonkings es quizás incluso superior a su antecesor, y por eso es nuestro disco de portada…

(Esta semana en Rocktopia: WHITESNAKE, VANDENBERG’S MOONKINGS, REVOLUTION SAINTS, MR.BIG, JONAS TAMAS, LEPROUS, CIRCUS MAXIMUS y LARS ERIC MATTSSON)

Programa 28 de Octubre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Hoy comenzamos el programa con un músico particularmente activo durante la segunda mitad de los 90s y primeros 2000. Se trata de Nikolo Kotzev, un guitarrista de origen búlgaro pero residente en Finlandia, quien desde el principio se hizo rodear de músicos de renombre en el género hardrockero, logrando de esa manera llamar la atención sobre sus proyectos. El principal de ellos se llamaba Brazen Abbot. Su primer episodio discográfico amaneció en 1995, con las colaboraciones de Glenn Hughes, Goran Edman y Thomas Vikstrom a la voz y músicos que venían de Europe como el batería Ian Haugland y el teclista Mic Michaeli.
“Eye Of The Storm”, el segundo trabajo de Brazen Abbot se materializaría un par de años después, de nuevo con Edman y Vikstrom como cantantes, además de Joe Lynn Turner, incorporando a tres músicos de Europe, con la adquisición de John Levén al bajo. Brazen Abbot cumplían las expectativas de los fans del hard rock clásico europeo, quienes habían visto como las imperantes modas relegaban su estilo favorito al ostracismo.

El proyecto Brazen Abbot ha ido perdiendo gas con el paso del tiempo, y se encuentra en periodo de pausa en la actualidad, y ya sin ningún músico de Europe en su alineación titular. Y es que Europe han estado muy ocupados desde que en el año 2003 tuviesen la feliz idea de retomar su carrera, haciéndolo a su manera, ya alejados de las presiones comerciales que de forma más o menos voluntaria tuvieron que seguir en su momento. Europe son, cada vez más, un grupo alejado musical y filosóficamente de aquello tal y como vuelven a demostrar con “Walk The Earth”, su nuevo álbum.
Repite en la producción un ganador de Grammy, Dave Cobb, mayormente identificado con músicas cercanas al Country, pero cuyas incursiones en el Rock de la mano de Rival Sons o los California Breed de Glenn Hughes y Jason Bonham, le valieron para estrenarse con Europe en su anterior obra y para superarse en el presente disco. Probablemente Europe lo contrataron buscando un sentido orgánico y terrenal, el cual se enfatiza aún más con la grabación en los míticos estudios Abbey Road de Londres. Míticos y clásicos como las esencias especialmente a Deep Purple, pero también a Led Zeppelin o Thin Lizzy que rezuman estas diez canciones, grabadas en muchos casos con técnicas tradicionales y tocadas con la barita mágica de un grupo que sigue en plena forma…

(Esta semana en Rocktopia: BRAZEN ABBOT, EUROPE, KEE OF HEARTS, H.E.A.T., JUAN SAURÍN, ANUBIS GATE, OPOSSING MOTION y UNITOPIA)

Programa 21 Octubre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Vincent Damon Furnier, o lo que es lo mismo Alice Cooper, pasa por ser uno de los personajes más inteligentes de la historia del Rock. Alguien capaz de mimetizarse con el entorno y adaptarse a las circunstancias para sacar el máximo partido a las modas imperantes. Lo lleva haciendo desde que comenzó su carrera con la banda llamada Alice Cooper, como demostró en la segunda mitad de los ochenta al reverdecer laureles volviendo a vender millones de discos.
Cuando el calendario marcaba el año 1994 las cosas ya habían cambiado, y el arena-hard-rock con el que había triunfado poco antes se diluía a pasos agigantados. Por eso “The Last Temptation”, editado en Julio de aquel año, se tornó en un movimiento táctico de Cooper. Un álbum muy diverso, repleto de teatralidad y cierto halo oscuro, pero con colaboraciones del malogrado Chris Cornell, por entonces en la cresta de la ola, además de otros cortes más rockandrolleros y los apuntes de pop-metal indispensables. Finalmente “The Last Temptation” no gozó de la popularidad de sus predecesores a pesar de estar por encima de ellos…

Aquel disco de Alice Cooper significó una de las cartas de presentación de un personaje por entonces poco conocido. Un teclista llamado Derek Sherinian. Aquella introducción le sirvió, entre otras muchas cosas, para al poco tiempo formar parte de una banda de virtuosos como Dream Theater. Con ellos estuvo hasta 1998, cuando fue invitado a abandonar el grupo. Después del lógico malestar, Sherinian se reconcilió con el jefe que lo despidió, Mike Portnoy, y hasta llegaron a volver a trabajar juntos. Sherinian estaba deseando de volver a ser parte de una de las bandas estables de Portnoy y le convenció para crear Sons Of Apollo. Un combo con vocación de súper-grupo con la participación de Billy Sheehan (Mr.Big, Winery Dogs, David Lee Roth…) al bajo, Ron “Bumblefoot” Thal (Guns’N’Roses, Art Of Anarchy…) a la guitarra y Jeff Scott Soto (Yngwie Malmsteen, Journey, solitario) a la voz.
“Psychotic Symphony” es el título de su obra de debut. Un disco que no innova en absoluto, pero que está hecho desde una posición de maestría en todos los aspectos, que termina siendo del todo convincente, y en momentos concretos hasta apabullante. Querían un trabajo de prog metal clásico con inclinaciones hacia a el hard rock, y así ha sido, con todas las de la ley.

(Esta semana en Rocktopia: ALICE COOPER, SONS OF APOLLO, NEXT TO NONE, TONY MACALPINE, CHASTAIN, MARK SLAUGHTER, AUTOGRAPH y STEELHEART)

Programa 14 Octubre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Viaje al inframundo del metal minoritario y semi-olvidado con el disco de debut de una banda británica llamada Mindfeed.
El nacimiento de Mindfeed se produjo cuando dos de los por entonces miembros de Threshold (el vocalista Glynn Morgan y el batería Jay Micciche), decidieron romper con el grupo y buscar su propio espacio, aduciendo, sobre todo, la mala acogida que sus ideas musicales tenían en el seno de la banda, dejando su protagonismo muy mermado. Mindfeed fue la respuesta, en un formato más directo y conciso, intentando hacer acopio de las tendencias más alternativas que aún estaban en boga, y dejándolas convivir con cierto poso más tradicional.
El primer álbum de Mindfeed se editaría al poco tiempo, en el año 1997, con la producción de su amigo Andy Sneap, quien por entonces comenzaba a granjearse su reputación como excelente productor, algo no necesariamente audible en las canciones de “Perfect Life?”, de sonoridad bastante cruda…

Cuando ya nadie recordaba a Glynn Morgan, y cuando pocos esperaban que Damian Wilson dejara de ser cantante de Threshold, saltó la noticia de que Morgan volvía al seno de la banda, veinte años después, en detrimento de un Wilson que no daba crédito a la situación.
El nuevo álbum de Threshold está en la calle desde hace un mes. Ha pasado algo de tiempo, pero en Rocktopia hemos querido recuperar su actualidad y hacerlo disco de portada para darle la importancia que merece. Porque “Legends Of The Shire” es un exuberante disco doble de prog metal convencional de alta escuela; la que estos británicos atesoran después de casi treinta años de existencia. Manteniendo su sello inconfundible de hacer las cosas, pero retrocediendo ligeramente en el tiempo para encontrarse con su “yo” más sofisticado y progresivo, aunque siempre dejando espacio para sus estupendas melodías…

(Esta semana en Rocktopia: MINDFEED, THRESHOLD, THE PINEAPPLE THIEF, DAVID GARRETT, ROBERT PLANT, KADAVAR, ALTER BRIDGE y STAN BUSH)

Programa 7 de Octubre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Esta primera edición de la temporada 2017/2018 la vamos a abrir con un álbum editado en 1989. Disco con el que el hijo de una leyenda buscaba el reconocimiento como músico en sí mismo lejos de la alargada sombra de su padre. Y es que “The Disregard of Timekeeping” fue el trabajo de debut de la banda de Jason Bonham, evidentemente el hijo de John Bonham.
Al margen de sombras alargadas perjudiciales, no cabe duda que su pedigrí le abrió las primeras puertas, y por eso para este álbum de debut de la banda que se bautizó como Bonham, contó con importantes facilidades como la producción de Bob Ezrin, un profesional de campanillas con trabajos muy diversos para artistas desde Kiss a Pink Floyd; y colaboraciones como las del guitarrista de Yes, Trevor Rabin.
Buenos tiempos para la MTV, una imagen muy de la época, una propuesta totalmente en boga y el tirón del apellido, hicieron que “The Disregard of Timekeeping” se vendiera notablemente y que la banda girara por todo el mundo. Sonidos muy zeppelinescos cruzados con los del hard rock más ochentero…

La conexión que siempre tiene nuestro disco del recuerdo en el inicio del programa, y nuestro álbum de portada, viene dada esta vez por la participación en ambos trabajos del batería Jason Bonham. Un tipo al que siempre le ha perseguido inevitablemente el legado de su padre, pero que ha demostrado de sobra su valía al cabo de tantos años. De otra manara sería imposible que formase parte de una super-banda de la categoría individual y colectiva de Black Country Communion. Ese combo formado en 2009 por Glenn Hughes, Joe Bonamassa, Derek Sherinnian y el propio Jason Bonham.
La falta de entendimiento en cuanto a las prioridades del grupo hizo que en 2012 se rompiera después de tres fantásticos discos de estudio. 2016 trajo noticias de vuelta al trabajo para Black Country Communion, y en este otoño de 2017 todo ha terminado volviendo a la normalidad con la edición del nuevo Black Country Communion IV.
Nada nuevo bajo el sol. Algo no necesariamente negativo cuando estamos ante un grupo capaz de haber editado algunos de los mejores trabajos de hard classic rock de la última década, algo que vuelve a suceder en este cuarto capítulo. De nuevo un despliegue de maestría con la producción de su colega Kevin Shirley y todos esos vestigios de los mismos Led Zeppelin y, cómo no, de Deep Purple, Free y demás…

(Esta semana en Rocktopia: BONHAM, BLACK COUNTRY COMMUNION, LIVING COLOUR, QUEENS OF THE STONE AGE, GREG HOWE, PROSPEKT, CALIGULA’S HORSE y NOVELISTS)