Programa 13 de Octubre de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

En la sección del disco del recuerdo esta semana en el programa, una banda ciertamente peculiar como Fire Deuce, un proyecto paralelo y minoritario creado por Travis Stever, guitarra solista del grupo Coheed and Cambria. En Fire Deuce encontramos miembros de otras bandas del entorno de Coheed and Cambria como Joey Eppard, Billy Riker, Chris Gartmann y Joe Stote de la banda 3, o Claudio Sanchez y Josh Eppard, de los propios Coheed. Fire Deuce se crea en base al histrionismo, la parodia y el sentido del humor, intentando emular de manera satírica a los grupos de metal más tradicional de estilo años 80s. Lanzaron su primer EP, “Children Of The Deuce”, en mayo de 2005, y en palabras del propio grupo, describían su estilo como: “algo que incorpora elementos del estilo único de Coheed and Cambria junto con la influencia del rock de bandas como AC/DC y Guns N’Roses; la energía pura de The Stooges y el rocking punk riffero de Turbonegro…”. En definitiva un grupo creado para pasarlo bien y divertirse con innumerables clichés y tópicos de las bandas de heavy rock más tradicionales. Eso sí, hecho con la calidad de músicos del nivel de sus componentes…

Fire Deuce funciona como vía de escape esporádica para una banda tan meditada y concienzuda como Coheed and Cambria, y su idea conceptual de aunar la música y sus historias de ciencia ficción casi distópicas, propias del mundo del comic. Y en esa línea de conceptualidad se enmarca el nuevo disco de Coheed, que vuelve a centrarse en la saga The Armory Wars, esa serie de comics escrita por el líder del grupo, Claudio Sanchez, y publicados por Evil Ink Comics. La historia de The Amory Wars fue abandonada en el anterior disco del grupo y ahora retorna. Épica de ciencia ficción con las historias de Coheed Kilgannon y Cambria Kilgannon, que vuelven a ser el centro de atención de estas canciones grabadas a fuego, con la impronta de un grupo cuyo estilo es absolutamente característico, encabezando esa escena de bandas musicalmente similares como 3 o Fair To Midland. Esa manera de presentar su rock alternativo energético y juvenil repleto de lírica y tendencias progresivas, pero entregado a través de melodías muy recordables y cercanía pop. El sello de Coheed and Cambria que retorna de una manera notable con este “Vaxis – Act I: The Unheavenly Creatures”…

(Esta semana en Rocktopia: FIRE DEUCE, COHEED AND CAMBRIA, KINGCROW, CRAIG COLLINS TURNER, ALCATRAZZ, ALICE COOPER y CO-OP)

Programa 23 de Junio de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Uno de los grupos fundamentales dentro de la hornada de bandas prog europeas surgidas a mediados de los 90 es The Flower Kings. Se formaron casi por casualidad, cuando la carrera en solitario del guitarrista y cantante Roine Stolt fue aplaudida por la escena progresiva, huérfanos de nuevos héroes. Stolt era un admirador de bandas como Yes, Camel o Genesis, y esa senda es la que siguió su carrera en solitario. En 1994 se editaba su disco “The Flower King”, y de ahí surgió el nombre de su nuevo combo. Los inicios mega-sinfónicos del grupo abanderaban orgullosos la enseña del prog rock de referencia, algo que jamás les ha abandonado. Filosofía minoritaria, aunque en el año 2001 The Flower Kings se encontraron en un momento clave de su carrera. Parecía que la publicación de “The Rainmaker” podría haber supuesto un momento clave que los hubiese hecho alcanzar nuevas cotas de popularidad. El grupo estaba girando con cierta asiduidad, el movimiento prog estaba teniendo cierto revival, y aquel disco aunaba esa esencia progresiva con unas sonoridades algo más fáciles, dentro de unos límites. Canciones que conjugaban complejos desarrollos con melodías cercanas que equilibraban el conjunto…

De alguna manera la trayectoria de The Flower Kings ha llegado a un punto de cierto estancamiento, tanto musical como en cuanto a estatus. A ello ha contribuido la participación de su líder, Roine Stolt, en proyectos de mayor implantación como Transatlantic. Algo que ahora se amplía con otra aventura ambiciosa y coral en la que él es uno de sus pilares y a la que han denominado The Sea Within.
El plantel es inmejorable: Roine Stolt a la guitarra; Jonas Reingold también de The Flower Kings, además de The Tangent o Karmakanic al bajo; Marco Minnemann, uno de los baterías más prestigiosos de la actualidad con sus trabajos infinitos con The Aristocrats, Joe Satriani, Steven Wilson, etc; a los teclados un músico de sesión mayormente, como Tom Brislin y a la voz guitarras y demás, otro peso pesado del proyecto, el gran Daniel Gildenlöw de Pain Of Salvation. Una alineación que ponía a más de uno en estado de alerta esperando que el sumatorio de ellos fuese una combinación musical que aunara las características creativas sobre todo de Stolt y Gildenlöw, que son al fin y al cabo las dos cabezas más prolíficas y distinguidas de todos ellos. Sin embargo el peso de Roine Stolt parece haber vencido en esta hipotética contienda y The Sea Within no suena como una mezcla de The Flower Kings con Pain Of Salvation, sino, la mayoría de las veces, como unos The Flower Kings en cuyas canciones ha dejado su sello Daniel Gildenlöw, lo cual no tiene nada de malo, aunque quizás sí nos ha dejado, de momento, sin la posibilidad de esa tercera vía solo abierta en momentos puntuales de este trabajo homónimo, de gran altura y que se va a convertir en cualquier caso en uno de los más importantes a nivel progresivo de todo el año…

(Esta semana en Rocktopia: THE FLOWER KINGS, THE SEA WITHIN, HAKEN, ROB SAPIENS, TREMONTI, CO-OP y RYAN ROXIE)