Programa 3 de Noviembre de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Dentro del pequeño universo siempre en expansión del rock progresivo y, en concreto del prog-metal, hay como en todos los estilos, referencias a bandas abanderadas mayoritarias del género imperante, grupos a los que casi todos se quieren parecer. Pero también un reducto de modelos más minoritarios y de menor repercusión, pero que cumplieron con su cota de importancia en su momento. En el nacimiento del metal progresivo las vías de expansión pasaron más por el estilo de Dream Theater, por ejemplo, y menos por el de nombres como Watchtower, Sieges Even o Psychotic Waltz. Una vía mucho más reducida, ésta última, de entender el metal progresivo, que sin embargo es la que ha seguido una banda llamada Linear Sphere. Nacidos en 2002 en Londres, ellos optaron por la cara más esquiva. Se adentraron en su propio maremágnum enrevesado de rock y metal matemático de largos desarrollos y aspecto esquizoide. Un hipotético cruce de Metallica y King Crimson, con toda la carga de detonación metalera muy excéntrica, y la compleja sofisticación a la orden del día, devaneos de fusión incluidos. Linear Sphere publicaban bajo esas premisas su primer disco en 2004, un álbum llamado “Reality Dysfunction” comparado por la crítica con combos como Spiral Architect o Arch/Matheos. Poco ocurrió con ellos, pero sí que obtuvieron el respeto debido al artista que arriesga en el intento de conseguir algo especial…

Uno de los fundadores de estos peculiares Linear Sphere fue el guitarrista Charlie Griffiths, quien es ahora parte de otra formación británica, en este caso una de las de mayor proyección y presente. Hablamos de Haken. También nacidos en la capital inglesa, Haken han estado marcados con la señal de la aceptación de público y crítica desde la edición de su primer trabajo. La aprobación de revistas de prestigio como Classic Rock y la incorporación a giras de bandas como King’s-X, permitieron a Haken arrancar su carrera con garantías, hasta convertirse entre otras cosas en la banda de respaldo de Mike Portnoy en sus Mike Portnoy’s Shattered Fortress.
Después de su disco en directo editado tan solo hace cuatro meses, “Vector” hace que Haken no deje de estar de actualidad. Se trata de su quinto LP, una continuación a lo que viene siendo su trayectoria desde la génesis de la banda. Un paso más afianzando su propuesta. Aquí están todos los elementos de Haken, toda la intensidad y teatralidad del grupo respaldada por la sensación de saber que cada paso que ellos dan es en pos de su establecimiento gradual como nombre importante del género. Duración de LP de la antigua usanza, sólo 45 minutos, ninguna pega al respecto sino más bien todo lo contrario. Ausencia de canciones de relleno…

(Esta semana en Rocktopia: LINEAR SPHERE, HAKEN, OPETH, EL TUBO ELÁSTICO, JOHNNY WORE BLACK, SIDE EFFECTS y KADAVAR)