Programa 9 de Febrero de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Puede que los 90s hayan sido la época en la que más de moda estuvieron los discos de tributo. Se pusieron en boga álbumes acústicos, también los de grupos de rock con orquesta clásica de respaldo, y esos en los que músicos de todo tipo y filiación rendían homenaje a ciertos artistas, unas veces por admiración y otras por simple encargo lucrativo. Supongo que ese editado en 1999 con el nombre de “Whole Lotta Blues: Songs Of Led Zeppelin” tendría un poco de todo: músicos que sí habían bebido de las fuentes zeppelianas como Eric Gales y otros para los que Zeppelin no eran más que unos chavalitos como el caso de Otis Rush. El factor que definitivamente diferenciaba esta colección de canciones era en realidad que en este disco aparecían temas por su puesto firmados por Jimmy Page, Robert Plant, John Paul Jones y John Bonham, pero también temas de otros a los que Zeppelin habían versioneado a lo largo de su historia, e incluso alguna canción de las que siempre se rumoreó que la banda británica habían plagiado para escribir sus propios temas. Era una forma de humildemente completar un círculo abierto por Led Zeppelin, ellos hijos del blues, y de su aureola de la más terrenal música del diablo…

Eric Gales participó activamente en ese disco de tributo a Zeppelin, una de las tantas colaboraciones que ha realizado a lo largo de su extensa carrera, la cual llega hasta nuestros días con la edición de su último disco titulado “The Bookends”.
Él grabó su primer álbum cuando tan solo tenía 16 años, estuvo en la cárcel por asuntos de droga y posesión de armas, y cuando volvió a lo que mejor sabe hacer, lo hizo con todas las de la ley, creando discos que le han mantenido como favorito de nombres como Joe Bonamassa, Tosin Abasi de Animals as Leaders, o el mismísimo Carlos Santana. Dave Navarro dijo de él que “el hecho de que no fuera considerado el nombre más grande dentro de los guitarristas era un misterio”. El caso es que “The Bookends” nos trae al gran Eric Gales haciendo un repaso a gran parte de su muestrario de estilos e influencias. Los que le han llegado a interesar a lo largo de su trayectoria. Así en él encontramos blues, soul-rock o funk-rock. King’s-X, Jimi Hendrix o Albert King viven por igual como inspiración de sus nuevas canciones…

(Esta semana en Rocktopia: LED ZEPPELIN TRIBUTE, ERIC GALES, WALTER TROUT, ROBBEN FORD, TORBEN ENEVOLDSEN, HEART, THUNDERMOTHER y MASTODON)

Especial Discos del Recuerdo 2013/14 (2ª parte)

Rocktopia logo azul 2013 Edicion Especial

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/8r2qtk8duv8p8dt/ROCKTOPIA_-_2014-08-09_(ER-II).mp3
.

Último especial durante la pausa vacacional de Rocktopia. La semana que viene arrancamos nuestra decimoprimera temporada. Mientras tanto “recordamos recuerdos”, segunda parte.

(Esta semana en Rocktopia: UFO, VAN HALEN, METALLICA, STEVE VAI, SAGA, MOTHER LOVE BONE y ERIC GALES BAND)

Programa 28 de Junio de 2014

ROCKTOPIA Pdcst 14-06-28

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/zctr86nce2508o9/ROCKTOPIA_-_2014-06-28.mp3

_

Muchas veces la fama repentina a edad demasiado temprana puede jugar malas pasadas.
Eric Gales era un prodigio de la guitarra desde muy corta edad. Cuando contaba con tan solo once años ganó su primer concurso, dejando estupefactos a propios y extraños con su estilo explosivo, y las influencias claras y aparentemente prematuras de Jimi Hendrix y de los grandes del Blues Rock americano. Venía de una familia de músicos de Blues. Sus hermanos lo eran y su abuelo había tenido el honor de tocar esporádicamente con leyendas como Howlin’ Wolf o Muddy Waters.

El niño prodigio no pasó inadvertido. La compañía discográfica puso sus ojos sobre él, para que en 1991, a los dieciséis años de edad, se publicara su primer disco bajo el nombre de The Eric Gales Band. Disco sin título de un imberbe Eric Gales que se dejó guiar por la veteranía de su hermano Eugene, quien compuso las canciones del álbum, además de cantarlas y tocar el bajo.
Era una época en la que los músicos de raza negra haciendo Rock estaban de moda, con Living Color, Dan Reed Network o Stevie Salas como otros ejemplos. El paso del tiempo enterró para la popularidad a la mayoría de ellos, incluido al propio Eric Gales, a pesar de habernos dejado obras de la categoría de éste, su formidable primer trabajo…

Eric Gales paró, desencantado de la industria musical, poco después de grabar su primer disco. Y no fue hasta el inicio del nuevo siglo cuando recuperó las ganas de hacer música. Inquietud musical que le ha traído entregando álbumes con regularidad últimamente, y hasta de forma continua si pensamos en su última aventura como miembro del trío Pinnick Gales Pridgen.
Hace poco más de una año que se presentaban en sociedad con su primer capítulo discográfico, y ahora vuelven con su segundo trabajo titulado simplemente “PGP2”. Dug Pinnick al bajo y la voz, de King’s-X o estrenándose hace semanas con KXM; Thomas Pridgen, batería de The Mars Volta; y el propio Eric Gales a la guitarra, y cantando también algunos temas en este nuevo trabajo del trío.
Pocos cambios estilísticos: mucho Blues Rock, mucho Hard Rock clásico y quizás algo menos de psicodelia que en su disco de debut. Mucha intensidad, y alma por los cuatro costados en lo nuevo de Pinnick-Gales-Pridgen, que aparece en el programa como disco de portada esta semana. Tan sólo una año después “PGP2”…

(Además esta semana en Rocktopia: THE WINERY DOGS, BLACK TRIP, CRIMSON PROJEKCT, MONUMENTS, ANUBIS GATE y MARILLION)

ROCKTOPIA 10 de Diciembre de 2011

Descarga y/o escucha siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2011-12-10.mp3

Las coordenadas temporales introducidas en nuestra máquina del tiempo, nos transportan esta semana hasta el año 1987, al momento de la publicación de un disco titulado “Wild Frontier”. El álbum que supuso un pequeña revolución dentro del sello que en los trabajos anteriores había acuñado el guitarrista irlandés Gary Moore. Y es que este “Wild Frontier” reivindicaba precisamente ese espíritu irlandés bien entendido, del que Moore hacía gala en muchos momentos. Temporalmente quedaba de lado el hard rock europeo de alta escuela, para concebir un disco que aunaba la tradición musical y social de una temática territorial complicada, y por otro la investigación tecnológica que le llevaron a Moore a emplear secuenciadores en lugar de baterías reales y demás herramientas de grabación de nueva hornada, en aquellos días. Hubo polémica. Muchos pensaron que Gary Moore se estaba desvinculando de sus raíces, pero muy al contrario “Wild Frontier” era, entre otras cosas, un guiño al pasado folclórico del que nunca quiso separarse. Además el tiempo le dio la razón, y aquel disco de 1987 se convertiría en su trabajo más vendido hasta la fecha. La canción que lo ejemplarizaba todo, y la que fue elegida como single de adelanto fue la pletórica “Over The Hills And Far Away”.

Ese tema, “Over The Hills And Far Away” se convirtió con el paso del tiempo en la canción de aquel disco más representativa, y una de las más populares de Gary Moore. Tanto es así que grupos como Nightwish han tenido a bien versionearla, identificados con ella. Unos Nightwish que están de actualidad con la edición de su nuevo disco “Imaginaerum”. Se trata del segundo trabajo con la cantante Anette Olzon en sus filas, después del triunfante “Dark Passion Play” de 2007. Y es curioso, porque a pesar de las duras críticas recibidas por parte de la prensa y también parte de sus seguidores, lo cierto es que la nueva dirección de Nightwish, marcada por la mayor accesibilidad y menor épica de su vocalista, coincide con un momento de mayor esplendor comercial, del que es hoy en día el grupo más exitoso de la historia de Finlandia. Lo que está claro es que con “Imaginaerum” continúan con la senda recientemente abierta, con un disco sónicamente bombástico, en el que las sinfonías metálicas te llevan a decorados musicales multicolor, en los que también hay sitio para guiños folclóricos.

(Además esta semana en Rocktopia: AWAKE, QUEENSRYCHE, MASSIMO IZZIZZARI, THE TANGENT, WARREN HAYNES y ERIC GALES)