Programa 2 de Febrero de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Cuando ni siquiera habían llegado a la mayoría de edad, unos chavales de Estocolmo, algunos de ellos hijos de inmigrantes sudamericanos, formaron en 1992 un grupo llamado Afterglow. Lo suyo fue llegar y empezar a grabar maquetas e incluso en poco tiempo su primer disco, pero eso sería ya tras cambiar su nombre primitivo por el de Mind’s Eye, que es como se les conocería el resto de su carrera. Su crecimiento gradual se iba plasmando en cada uno de los discos que fueron grabando a lo largo de los años. Era como su propio álbum de fotos en el que se registraba su sorprendentemente rápido desarrollo. Y es que Mind’s Eye a las primeras de cambio dejaron a un lado las influencias acusadas de grupos como Queensrÿche y acuñaron su propia manera de hacer las cosas, deudora también de otros referentes como el AOR, el pomp rock y el rock progresivo. Era una misión complicada, y mucho más para músicos de semejante juventud, pero lograron darle consistencia y marchamo de credibilidad a su heterogénea propuesta, así que para los inicios del milenio Mind’s Eye ya sabían hacia donde iban, merced a su manera propia de hacer las cosas.
2007 sería el año de la confirmación, con la edición de un disco extraordinario titulado “A Gentleman’s Hurricane”. Más convincentes que nunca. Más compactos que en el pasado, Mind’s Eye parecía que habían dado con su fórmula ideal…

El líder de Mind’s Eye, Daniel Flores, puso a su banda prácticamente en stand-by, sobre todo debido a las múltiples ocupaciones musicales que le mantienen atareado como músico de sesión o como cabeza de otros proyectos como Murder Of My Sweet; y el bajista y también guitarrista de Mind’s Eye, Johan Niemann pasó en 2010 a formar parte de otra banda sueca; los mucho más oscuros Evergrey, quienes editan en estos días su undécimo disco. La banda comandada por Tom Englund pone sobre el tapete su sello inconfundible de entender la música. Lamentos emocionales, claustrofobia sónica de un grupo cuyo nombre sirve de adjetivo para describir su filosofía.
“The Atlantic” es la nueva pieza de este puzzle que de manera dubitativa naciese hace más de veinte años. Las dudas desaparecieron hace mucho tiempo, y en su lugar se instaló una fe inquebrantable en lo que hacían y siguen haciendo: metal apasionado de alta capacidad técnica, atmósferas casi góticas y sonoridad a prueba de bombas.
Tomas Englund dice sobre este nuevo disco que “El Atlántico, o cualquier océano, representa gran parte de lo que es la vida: las olas rompiendo, la oscuridad y las profundidades, la soledad y la gran inmensidad… el sentirse pequeño en un mundo enorme, y no saber qué hay al otro lado del océano, cómo te va a tratar y en quién te vas a convertir “.

(Esta semana en Rocktopia: MIND’S EYE, EVERGREY, REDEMPTION, DANIEL BAUTISTA, AMORPHIS, SOILWORK y THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA)

Programa 22 de Octubre de 2016

rocktopia-pdcst-16-10-22

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Nuestro particular museo de antigüedades para iniciar cada una de las ediciones del programa. Antigüedades más o menos longevas. La que nos va a ocupar hoy data del año 1989, el de la edición de “Flying In A Blue Dream”, el disco con el que Joe Satriani cerraba un ciclo de éxitos y reconocimiento desde que irrumpió en el mercado discográfico en 1986, después de abandonar su trayectoria como profesor de luminarias como Steve Vai, Kirk Hammett o Alex Skolnick.
Satriani se había convertido en un guitarrista de moda. Nominado a premios Grammy, adulado como músico de categoría especial. Con “Flying In A Blue Dream” se instalaba definitivamente en los anales de la música Rock, siendo seguramente su álbum más variado hasta la fecha. De hecho, y por primera vez, osaba cantar en algunas canciones del disco. Un álbum en el que se atrevía con el blues, con el funk Rock, con las baladas, con el banjo y con otro tipo de experimentos; llegando al estatus de disco de oro en USA…

Joe Stariani pasó de maestro a estrella, y de mentor en la distancia a recomendador de primera mano. Uno de sus últimos consejos musicales es el joven guitarrista británico Oli Brown cuya banda, RavenEye, ha acompañado a Joe Satriani de gira, significando para ellos un auténtico espaldarazo en su carrera musical, algo que debe ser reforzado tras la publicación de su primer larga duración, el magnífico “NOVA”.
RavenEye nacían hace escasamente dos años en la localidad de Milton Keynes. Era la consecuencia natural de las peripecias de Oli Brown, quien con la vitola de nueva promesa del blues de las islas y su insultante juventud comenzó su carrera discográfica sin haber cumplido aún la veintena, consiguiendo en poco tiempo el beneplácito de revistas como Classic Rock o Mojo.
Con la intención de remozar su sonido y sus ideas, RavenEye se puso en marcha en forma de trío y para deleite de los que han tenido oportunidad de verlos en directo. La música contenida en “NOVA” está preparada para ello, con la solidez que da la experiencia en las tablas y la soltura del talento en plena vía de escape. Un amasijo consistente de hard Rock bluesero, con un componente eminentemente moderno y espíritu casi grunge, pero con la capacidad instrumental y vocal del sensacional Oli Brown…

(Esta semana en Rocktopia: JOE SATRIANI, RAVEN EYE, THE APOCALYPSE BLUES REVUE, TRUCKFIGHTERS, RIVERSIDE, D.G.M., EVERGREY y PAIN)

Programa 21 de Marzo de 2015

ROCKTOPIA Toto Lukather

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Steve Lukather es considerado uno de los músicos de sesión más activos y aclamados de toda la década de los 70s y 80s. Dilatado historial también con su banda, Toto, e inexistente carrera en solitario hasta el año 1989, momento en el cual, aprovechando una pausa, decidió después de tanto tiempo, registrar en estudio algunas canciones que mantenía guardadas y que hasta entonces nunca habían visto la luz.
Lukather se rodeó de colegas de enorme prestigio, como era de esperar de un hombre con semejante reputación y currículum. Eddie Van Halen, Michael Landau, Steve Stevens o Jan Hammer, entre los destacados de la nómina del primer disco en solitario de Steve Lukather. Además de algunos compañeros de Toto, quienes también estamparon su firma en este álbum eminentemente ochentero, eminentemente AOR, pero con un estilo y clase al alcance de muy pocos…

Si hemos transitado por el pasado con Steve Lukather para abrir el programa, es porque lo siguiente que nos vamos a echar al oído es un acontecimiento musical en sí mismo. Y es que la publicación de un nuevo álbum por parte de un grupo como Toto no puede tratarse de otra manera.
Han pasado nueve años desde su anterior trabajo. Casi una década para que “XIV”, el nuevo álbum de Toto, sea una realidad.
Cuando el término Rock Orientado para Adultos se inventó, lo hizo para definir la propuesta de grupos como Toto. Rock maduro destinado a un público sin prejuicios de género. Si hubiera que definir su nuevo álbum, probablemente sería suficiente nombrar la palabra magistral en su más extenso sentido. Clases magistrales de interpretación, composición y arreglos. Desinhibidos de ataduras concretas: Rock, Jazz, Funky, Blues y atisbos cada vez más sinfónicos, perfectamente combinados, para que cada estilo enriquezca al otro en perfecta armonía.
Steve Lukather a la guitarra y voces, Joseph Williams a la voz solista, David Paich y Steve Porcaro a los teclados, y Keith Carlock a la batería; con la ayuda de colaboradores de la talla de Lenny Castro o Leland Sklar.
Lo nuevo de Toto editado tan sólo unos días después de que se confirmase la muerte de uno de sus bajistas de siempre, Mike Porcaro, hermano de Steve y del también tristemente fallecido Jeff. Mala racha para la familia Toto, que hace poco más de un año despedía también a su ex vocalista Fergie Frederiksen.
Dedicado a todos ellos: “XIV”, el nuevo y brillante álbum de Toto, nuestro disco importante esta semana…

(Además esta semana en Rocktopia: REVOLUTION SAINTS, ROB MORATTI, MARCO DE FRANCESCO, ILIUM, EVERGREY y PALLAS)

Programa 11 de Octubre de 2014

ROCKTOPIA 2014-10-11

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/98cs9r0v3hs5zvl/ROCKTOPIA_-_2014-10-11.mp3

.

Quizá perdidas para el recuerdo estén ya aquellas bandas de culto que se abrían paso tocando casi en cualquier parte durante décadas como las los setenta u ochenta. En esa frontera temporal que separaba ambas décadas, y pateándose el estado de Nueva York, y más concretamente la ciudad de Buffalo, existía un trío incendiario que ponía noche tras noche patas arriba los escenarios, allí donde los demandaban para tocar.
Destacaba un rubio bajista, de nombre Billy Sheehan, que parecía ser el comandante de aquella nave llamada Talas. Ellos se harían más conocidos después, cuando Billy Sheehan pasó a formar parte de la banda de David Lee Roth, junto a Steve Vai. Para más tarde pertenecer a los millonarios Mr.Big. El caso es que Talas fue un grupo genuino de club. En 1982 editarían “Sink Your Teeth Into That”, su segundo disco. Una grabación de escasa repercusión, más allá de su condición de culto, pero que con el paso de los años ha ganado en sabor, y mucho más cuando contaba con una canción que más tarde sería favorita en el repertorio de David Lee Roth. Como esa nerviosa y eléctrica “Shy Boy” que es la que va a abrir hoy el programa…

Si hemos iniciado la edición de hoy del programa con Billy Sheehan y sus Talas, es especialmente porque lo que viene a continuación es el último disco de una de sus bandas actuales: Mr.Big.
“…The Stories We Could Tell” es su nuevo álbum. El segundo en estudio desde que se produjese su reunión de 2009.
Los componentes de la banda se mantienen ocupados también en otros proyectos. Sin ir más lejos la semana pasada escuchábamos lo nuevo en solitario de Paul Gilbert, y un poco antes del verano el álbum en directo de Sheehan con The Winery Dogs. Sin embargo Mr.Big sigue siendo ese lugar al que retornar para volver a hacer canciones técnicas, comerciales y de calidad, como resultan ser gran parte de las que componen este “…The Stories We Could Tell”…

(Además esta semana en Rocktopia: FOZZY, BERNIE MARSDEN, ADRIAN WEISS, THRESHOLD, EVERGREY y DRAGONFORCE)