Programa 11 de Mayo de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

No es la primera vez que abrimos el programa a través de nuestra sección del “Disco del recuerdo” con Fates Warning, una de las bandas seminales del prog metal desde sus inicios en los primeros años 80s. El cambio de milenio pilló al grupo algo descentrado, con proyectos como OSI o Redemption ocupando su tiempo, así que la edición de su décimo disco de estudio se fue postergando, con ecos de separación alimentados aún más con el anuncio de la marcha de su batería. Hacía cuatro años que Fates Warning habían permanecido en el silencio discográfico, así que la edición de “X” fue tomada por muchos como una despedida, aunque el grupo jamás lo confirmó.
El carácter casi intimista y ambiental del disco, plagado por numerosos pasajes de lento tempo y medios tiempos, hacían recordar épocas de discos magníficos como “A Pleasent Shade Of Grey”. Aunque “X” inspiraba menos oscuridad, la melancolía jugaba un papel importante, y la falta de pulso hizo que muchos lo consideraran un lanzamiento algo inaccesible. Pero es que el sino de Fates Warning siempre ha sido el de la evolución y la plasmación del estado de sus componentes con el paso de los años. Denso y pausado, sí. Pero también emotivo y con momentos mágicos. “Fates Warning-X” fue el trabajo que los de Connecticut requerían en ese momento, el de los fans que habían crecido con ellos…

Ese “X” fue el último disco en el que la personal manera de tocar la batería de Mark Zonder se plasmó en un álbum de Fates Warning. El jefe del combo Jim Matheos lo ha seguido teniendo en buena estima, y por eso le propuso colaborar en el nuevo disco de la dupla que forma con John Arch, el combo llamado Arch/Matheos.
Ocho años hace que esta pareja musical nos trajera su álbum de debut. Dos viejos amigos fundadores de Fates Warning que han vuelto a reverdecer laureles, dedicándose a lo que podría considerarse una evolución natural hacia la madurez de los primeros discos de los propios Fates Warning. Esto es heavy metal progresivo de libro, sin concesiones, en su concepción más clásica, con la voz súper aguda de Arch paseando sobre el filo de la navaja permanentemente, los guitarrazos de Matheos aportando con su sabiduría habitual el contexto oportuno, ralentizando y acelerando a discreción, y encontrando la inestimable ayuda de amigos de siempre, como otros ex de Fates Warning como Joe Dibiase, Frank Aresti o el mencionado Mark Zonder, los actuales Joey Vera y Bobby Jarzombek, o los prestigiosos bajistas Steve De Giorgio y Sean Malone.
Lo retoman donde lo dejaron, se titula “Winter Ethereal” y es nuestro disco de portada…

(Esta semana en Rocktopia: ARCH/MATHEOS, FATES WARNING, SPIRITS OF FIRE, SZIJARTO ZSOLT, PRISTINE, JACK SLAMER y ROBIN TROWER)

Programa 2 de Marzo de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

El estatus de banda de culto es algo que a veces ocurre por casualidad y en otras ocasiones parece que simplemente sucede porque todas las circunstancias conducen a ello. Ese es el caso de Crimson Glory. Ellos nacieron al principio de los 80s intentando imprimir a su música un plus de épica oscuridad y teatralidad que los distinguiera del resto. Querían hacer heavy metal, y lo hacían, pero buscando la melodía, las armonías a dos guitarras, la histriónica y expresiva voz de Midnight, y también prestando atención a su imagen, luciendo durante largo tiempo unas pesadas máscaras de pulido metal con las que ocultaban sus rostros.
Al poco tiempo Crimson Glory consiguieron firmar un contrato con la incipiente compañía Roadrunner con la que editaron sus dos primeros discos, considerados sus trabajos más característicos, y con los que entraron a jugar en la liga de otras bandas de su generación como los primeros Fates Warning y Queensrÿche.
Tras otros dos álbumes, la banda de Florida se sumió en un ir y venir de miembros, de parones, pausas y desequilibrios, que los ha llevado hasta nuestros días, como un grupo que aún existiendo apenas tiene actividad.
“Trascendence”, se editaba en 1988 e incluso consiguió abrir las puertas de la MTV a su música. Se trataban de todas sus credenciales en su máxima expresión. La lírica del metal y la obsesión por los sonidos cristalinos, envueltos en su inseparable halo misterioso…

El fallecimiento de su vocalista original, Midnight, en 2009, puso fin a su larga lista de entradas y salidas en Crimson Glory. Todd La Torre fue uno de sus últimos y más reconocibles sucesores, algo que fue fundamental a la postre para terminar por convertirse en cantante de Queensrÿche..
Tras el cataclismo que significó la sonada y más que polémica ruptura con su vocalista de siempre, Geoff Tate, la presencia de La Torre parece haber devuelto a la banda de Seattle la tranquilidad de la que poco disfrutó con el influyente Tate. Se apresuraron a grabar un primer disco de reinicio en 2013 y su secuela de 2015, pero han tenido que pasar cuatro años para que la continuidad discográfica sea un hecho. “The Verdict” se pone a la venta en estos días, partiendo con la particularidad de que su magnífico batería de siempre, Scott Rockenfield, no ha sido parte del grupo para la grabación, ni lo será para su próxima gira, ocupado criando a su último hijo. Todas las percusiones registradas en “The Verdict” han sido cortesía del propio Todd La Torre quien retoma el instrumento con el que comenzara su andadura musical hace muchos años. De hecho el mismo Rockenfield en alguna ocasión había ponderado a su compañero como buen batería.
Aparte de esa curiosa circunstancia, “The Verdict” apenas se mueve un ápice de lo que son estos Quennsrÿche de la generación post-Tate, o lo que es lo mismo, la reivindicación de los primeros años de la banda, eliminando del sumatorio el factor de evolución, el cual ya no existe, y que fue determinante en el progreso del grupo como banda creadora de obras vanguardistas y tremendamente influyentes. Algo que no es obstáculo para que lo ‘Ryche vuelvan rubricar un estupendo trabajo, que aún pudiendo estar lleno de clichés, son los que ellos mismos crearon y muchos imitaron durante años y años. Y quienes mejor que ellos para retomar el mejor metal melódico y técnico, de denominación de origen americano…

(Esta semana en Rocktopia: CRIMSON GLORY, QUEENSRYCHE, FATES WARNING, GERRY MANCUSO, HAKEN, AUTUMN y WITHIN TEMPTATION)

Programa 10 de Noviembre de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La muerte de Randy Rhoads significó una tragedia a nivel personal para Ozzy Osbourne, pero también una situación traumática a nivel musical. Ozzy y su mujer Sharon se embarcaron en la búsqueda de un guitarrista que lo sustituyera. Querían que tuviera una imagen impactante y, por qué no, modernizar su estilo y hacerlo más efervescente. El casting fue exigente. En el camino se quedaron músicos del nivel de George Lynch, pero el elegido final sería un tal Jaje E. Lee, quien venía de tocar con bandas de segundo nivel como Rough Cat. El primer disco de Lee con la banda de Ozzy llevó por título “Bark At The Moon”. Banda remozada además por la presencia de músicos de prestigio como Bob Daisley al bajo, Don Airey a los teclados o Tommy Aldridge a la batería, siguiendo esas premisas de actualizar conceptos y adaptar su propuesta a los nuevos tiempos de mitad de los ochenta. Aquel fue un álbum de gran repercusión popular y excelentes ventas, pero críticas poco favorables. El paso del tiempo dejó entrever la polémica con respecto a quién había compuesto la mayoría de aquellas canciones, y es que al parecer obligaron a los miembros del grupo a firmar un contrato por el cual desistían de sus derechos de autor. Al final la canción que nombraba al álbum se convirtió en una de las imprescindibles de Ozzy hasta nuestros días…

En 2014 Jake E. Lee despertaba por fin de un letargo musical de décadas de silencio. Puso en marcha un nuevo combo llamado Red Dragon Cartel, e invitó a algunos personajes como Robin Zander de Cheap Trick, el cantante de Maiden Paul Di’Anno, Scott Reeder de Kyuss o Maria Brink de In This Moment. Cuatro años después, Red Dragon Cartel vuelven con un álbum exento de esas colaboraciones que en muchos casos distraen. Una remozada formación en la que además de al jefe Jake E. Lee, encontramos al bajista y productor Anthony Esposito (ex de Lynch Mob); a Phil Varone (ex de Skid Row) y repite el cantante Darren Smith, más acertado en esta nueva entrega que en la primera, en la que le escuchamos demasiado forzado. “Patina” es el nombre de esta nueva obra en la que las huestes del guitarrista norteamericano se muestran algo más sobrias que en el primer capítulo. Tanto es así que se trata de un trabajo al que es necesario darle mas tiempo y espacio, para al final encontrar en él un buen balance de lo que ha sido la cara más clásica de Lee, representado por los inigualables Badlands, pero intentando darle un enfoque más actual, en lo que alguien podría encontrar similitudes puntuales con el post-grunge. Una mezcla de estilos cercanos no siempre fáciles de armonizar, pero que en el caso de Red Dragon Cartel puede significar el establecimiento de una línea musical a seguir…

(Esta semana en Rocktopia: OZZY OSBOURNE, RED DRAGON CARTEL, ULTRAPHONIX, HYVMINE, MARTY FRIEDMAN, FATES WARNING, REDEMPTION y LEAH)

Especial Discos del Recuerdo 2016/17 (1ª parte)

Rocktopia logo azul lacrado 2014 small

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Tiempo de pausa en Rocktopia, como cada año cuando llegan estas fechas. Momento para traerte esta serie de programas temáticos mediante los cuales repasamos algunos momentos que han tenido lugar en el programa durante la temporada pasada.
Como cada semana Rocktopia se abre con su tradicional sección del disco del recuerdo, y en días como hoy nos dedicamos a recopilar algunos de esos instantes y a re-escucharlos.
Primera parte del programa “Especial Discos del Recuerdo” correspondiente a la temporada 2016/2017.

(Esta semana en Rocktopia: DEEP PURPLE, KERRY LIVGREN, KING CRIMSON, THIN LIZZY, TRAPEZE, TRIUMPH y FATES WARNING)

Programa 13 de Mayo de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La escena de neo-rock progresivo británico tuvo a finales de los 90 una pequeña avalancha de grupos y músicos bien avenidos. Uno de ellos fue Jem Godfrey, quien venía de componer y producir para diversos nombres del mundo del Pop. Sin embargo en 2006 decidía acometer su propio proyecto, y así nacería Frost.
Un buen día llamó a un montón de buenos amigos para registrar “Milliontown”. Esos amigos eran los siempre serviciales, y ya clásicos de las colaboraciones, John Mitchell – guitarrista de Arena, Kino o It Bites-, y por otro lado los también tantas veces disponibles entonces miembros de IQ, John Jowitt y Andy Edwards.

A pesar del historial de los integrantes, no se trataba de otro lanzamiento de retro-prog, sino de un disco basado en un concepto moderno de rock progresivo. Con guiños a lo clásico, pero con una clara dirección moderna. Desde la producción hasta la forma de concebir las voces, coros y la utilización de samplers. Un proyecto Frost que recibió buenas críticas y se granjeó una reputación que le ha llevado a sobrevivir hasta nuestros días…

John Mitchell participaba en el último disco de Frost editado el año pasado y vuelve a poner en marcha su propio proyecto, el que inauguró en 2015 con el nombre de Lonely Robot.
Menos colaboraciones en esta ocasión, y es que ahora prima la consecución de un grupo de músicos que le permita acometer escapadas a los escenarios. Aunque el concepto de Lonely Robot es más que consistente por sí mismo, y no parece resentirse de ello, y es que John Mitchell es por sí mismo alguien con la personalidad ya muy marcada. La que imprime a un grupo como It Bites desde que está con ellos. Esa que le otorga aura de Pop a su música profunda pero cercana, y con un toque actual, con ese contrapunto para atraer recuerdos de un pasado en cualquier caso no muy lejano…

(Esta semana en Rocktopia: FROST, LONELY ROBOT, IQ, ANDY JAMES, FATES WARNING, ARMORED SAINT y ACCEPT)

Programa 28 de Enero de 2017

rocktopia-pdcst-17-01-28

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

En 1997, cuando las hordas del Rock visceral encabezadas por el grunge habían tomado el planeta… En 1997 cuando la irrupción del nu-metal era un hecho consumado, fue en aquel año, cuando un grupo de la laboriosidad de Fates Warning lanzaban su disco más ambicioso hasta ese instante. Un álbum conceptual titulado a “A Pleasant Shade Of Gray”, dividido en 12 movimientos y con el que construyeron una excepcional obra repleta de dramatismo, de ambientes en penumbra para firmar la que seguramente se ha convertido en obra cumbre de la banda.
Metal progresivo, poético y rebosante de elementos emocionales, así era “A Pleasant Shade Of Gray”, con la importante aportación del teclista Kevin Moore, quien acababa de dejar las filas de Dream Theater, para engrosar la alineación titular de unos Fates Warning que jamás habían sonado tan sinfónicos. Un trabajo sumamente meditado y reflexivo, de esos a los que hay que darles tiempo para disfrutarlos en toda su dimensión. Obra sumamente sólida de la que resulta difícil elegir un corte especialmente representativo…

Como en otras ocasiones, la cercanía de las redes sociales nos ha permitido ponernos en contacto con nuestros siguientes invitados y preguntarles sobre qué disco querían que sonara para introducir su música, como álbum del recuerdo. Y esa banda nos comentó que “A Pleasant Shade Of Grey” era el más oportuno, dada la influencia de éste en la música que desarrollan ellos. Una banda que adora a Fates Warning y que se llaman Need.
Need vienen desde Atenas y “Hegaiamas: A Song For Freedom” es su cuarto larga duración. Sus anteriores discos ya les han valido como credenciales para abrirse las puertas de festivales como Sonisphere; el Prog-Power americano, en dos ocasiones; y también para abrir para grupos como Symphony-X, Jon Oliva o Threshold. Y es que su propuesta es llevada a la práctica con total convicción. Música densa, variada dentro de unos parámetros, que adquiere un nivel superior a sus antecesores con este cuarto capítulo discográfico de su carrera, entre otras cosas merced a una producción que en esta ocasión saca el máximo partido a la experiencia acumulada por estos músicos veteranos. Un álbum con el que volverán a Estados Unidos como teloneros de Evergrey en los próximos meses. Prog–metal moderno, sofisticado y diverso…

(Esta semana en Rocktopia: FATES WARNING, NEED, SUNBURST, ADRIAN WEISS, GEMINI SYNDROME, DEVIN TOWNSEND PROJECT y LEPROUS)

Programa Especial Discos Destacados 2016 (I)

Rocktopia logo azul lacrado 2014 small

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

El primer programa del año, como suele ser habitual, se nutre de algunos de los discos que han pasado por el programa y los hemos considerado más destacados durante los últimos 12 meses. En este caso se trata de un repaso a lo mejor de 2016, dividido en dos capítulos. Este es el primero… Y ya sabemos: no están todos los que son, pero sí son todos los que están. ¡Feliz año!

(Esta semana en Rocktopia: FATES WARNING, SUNBURST, KANSAS, ANIMALS AS LEADERS, VULKAN, GRAHAM BONNET y TAX THE HEAT)

Programa 2 de Julio de 2016

ROCKTOPIA Pdcst 16-07-02

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

A partir del final de la década de los 90, la familia Dream Theater comenzó a involucrarse en una larga lista de proyectos paralelos al grupo: Liquid Tension Experiment, Platypus, MullMuzzler… y también el que quizás fuese el más experimental: Office Of Strategic Influence (O.S.I.).
Los talentos del entonces batería de Dream Theater, Mike Portnoy, se unían a los de Jim Matheos, líder de otro grupo pionero en las lides del prog-metal como Fates Warning. El respeto que ambos grupos se profesaban mutuamente era público y notorio. De hecho el teclista Kevin Moore, miembro fundador también de Dream Theater, había colaborado activamente con los Warning en algunas de sus obras más memorables.
Las expectativas de un convincente álbum de prog-metal de alta escuela se hicieron evidentes cuando se anunció la formación de Office Of Strategic Influence. Y esa era la primitiva idea de Matheos y Portnoy, hasta que aquellas canciones que estaban casi terminadas acabaron en las manos de Kevin Moore, a quien se acudió para que les sumase sus teclados. Pero Moore no sólo hizo eso, sino que las adaptó a su nueva forma de ver la música, las desfiguró y las convirtió en una propuesta vanguardista y arriesgada, lejos de convencionalismos. Matheos quedó perplejo, pero también convencido de que aquella era la dirección adecuada, y así se gestaría la idiosincrasia de OSI y su homónimo primer disco…

Jim Matheos es un músico genial. Es probable que su talento no sea algo totalmente natural o inmediato, pero sí un atributo al que ha llegado gracias a la experiencia que le dan más de tres décadas al servicio de la buena música. Esa evolución, ese crecimiento gradual hasta llegar a la excelencia, se puede comprobar a través de su banda de toda la vida Fates Warning.
Después de una época de alarmante silencio, la banda de Connecticut volvía hace tres años con un estupendo disco, y ahora reafirman su excelente estado con la edición de “Theories Of Flight”, su nuevo y extraordinario trabajo. Riffs de guitarra magistrales de Jim Matheos, apariciones vocales repletas de emoción a cargo de Ray Alder y la soberbia actuación del batería Bobby Jarzombek, son solo algunos elementos de esta obra completa y plenamente inspirada, que nos devuelve a unos Fates Warning cuyo legado siempre mereció mucho más reconocimiento…

(Además esta semana en Rocktopia: PAIN OF SALVATION, PSYCHOPRISM, WOLF HOFFMANN, PHANTOM V, Q5 y CIRCA)

Especial Discos del Recuerdo 2014/15 (2ª parte)

Rocktopia logo azul lacrado 2014 small

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Último especial antes de embarcarnos en una nueva temporada. Hasta que eso ocurra, dentro de un par de semanas, continuamos con la segunda parte de nuestro monográfico dedicado a recuperar sonidos del pasado, momentos vividos en Rocktopia durante la pasada temporada.

(Esta semana en Rocktopia: QUEEN, DEEP PURPLE, ZERO HOUR, SCORPIONS, STEVE LUKATHER, FATES WARNING y SYMPHONY-X)

Programa 6 de Junio de 2015

ROCKTOPIA Pdcst 15-06-06

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La carrera de unos pioneros del prog-metal como Fates Warning alcanzó su cima, probablemente, con la edición en 1997 de su impresionante “A Pleasent Shade Of Gray”. La banda estaba en estado de gracia. Hacía ya tiempo que se habían sacudido todos los “clicks” de metal tradicional, y andaban a la búsqueda de su propio lugar, dentro del metal más sofisticado e intrincado. Aquel álbum marcó definitivamente el asentamiento de un nuevo estilo para Fates Warning, y su álbum siguiente, “Disconnected”, si bien no llegaba a la altuara de su predecesor, sí que era lo suficientemente sólido como para que la banda terminara de convencerse de que aquella era la dirección adecuada. “Disconnected” jugaba con las atmósferas del anterior álbum, aunque se perfilaba como algo más digerible y menos oscuro. Era una forma de no repetirse a sí mismos, pero a la vez, afianzarse en sus nuevas y modernas sonoridades.
Se grababa en el año 2000, con la producción, otra vez, de un productor legendario como el gran Terry Date.
Es nuestro disco del recuerdo esta semana. Hace 15 años se publicaba este magnífico “Disconnected”…

El bajista de aquellos Fates Warning, Joey Vera, nunca ha sido un hombre demasiado expuesto al aplauso mediático, aunque su categoría se ha visto refrendada con su participación en innumerables proyectos junto a grandes músicos. Sin embargo sus inicios fueron tan sólidos como discretos. Igual que la banda con la que se dio a conocer: Armored Saint.
Ellos consiguieron más repercusión gracias a la huída de su vocalista John Bush a Anthrax, que por su más que respetable carrera. Los Saint han sido desde los primeros años 80s una garantía de honesto y poderoso metal americano.
Después de cinco años se han atrevido a crear su séptimo LP, y para ello han decidio exprimir su creatividad al máximo.
John Bush cuenta que cuando comenzaron los procesos de elaboración del disco habló con sus compañeros y los retó a intentar completar el álbum bajo la premisa: “Vamos a hacer como que somos una banda realmente grande y podemos hacer lo que realmente queramos”. Un desafío que se ha materializado en el que probablemente sea el disco más elaborado de Armored Saint. La fuerza y el vigor de la banda siguen intactos, pero a ello se ha sumado ahora un componente de acabado musical que tras varias escuchas termina por convencer sobre la valía del disco. Por eso es nuestro álbum de portada esta semana. Una banda de culto intentando reinventarse hasta cierto punto, sin abandonar su espíritu…

(Además esta semana en Rocktopia: HELLOWEEN, EMPIRE 21, STEPHAN FORTÉ, PARADISE LOST, PERIPHERY y STEVEN WILSON)