Programa 27 de Abril de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Los inicios musicales de un tipo como Michael Ammot estuvieron vinculados desde un principio a su vena más extrema y oscura. Bandas de death metal seminal como Carnage o Carcass escribieron las primeras líneas de su currículo antes de que llegaran Arch Enemy. Pero algo más habitaba en la mente de Ammot. Algo que necesitaba exponer y que a través de todos esos grupos le era imposible. Por eso, cuando aún militaba en las filas de Carcass, decidió crear un combo como Spiritual Beggars. Un híbrido de proto-metal, classic rock y blues ambientado en la década de los 70s. Corría el año 1992 y nada podía asegurar la continuidad de la banda en unos años imprevisibles, pero un subgénero como el stoner y sus estribaciones encontró acomodo en la amalgama que significó aquella cambiante escena musical, y los Beggars tuvieron su porción de éxito.
2002 fue un año de cambios para ellos. El vocalista Janne “JB” Christoffersson se incorporaba a la banda para ser partícipe de un pequeño giro hacia matices menos corrosivos y de alguna manera más melódicos. La banda de Michael Ammot mantenía la filosofía intacta, de hecho las diferencias entre el anterior y el nuevo cantante no eran significativas, pero decidieron pisar el nuevo siglo suavizando ligeramente sus aristas y haciéndolo todo más sónicamente discernible. Bajo esos preceptos se grababa aquel disco titulado “On Fire”…

Janne “JB” Christoffersson llegó a Spiritual Beggars desde su banda, Grand Magus, y de hecho siguió compaginando sus actividades en ambos grupos, hasta que en 2010 salió de los Beggars dando por finalizado el pluriempleo. Y es que Grand Magus siempre ha sido la criatura de Christoffersson, desde que en el lejano año de 1996 los fundara junto con su colega el bajista Mats “Fox” Skinner. Lo suyo siempre ha sido una reivindicación del metal más auténtico de raíz y poco postureo. Una amalgama que paso a paso fue sonando más a metal clásico, en momentos tocado todavía por la lentitud y la contundencia del doom, dándole especial protagonismo a los riffs pesados sobre los que cimentar sus canciones. “Wolf God” es la nueva entrega de los lobos de Estocolmo. Vivir de los prototipos hasta hacerlos creíbles y respetables en base a una honestidad inquebrantable. La insistencia en sus señas de identidad, en su condición elegida de banda de culto. La grandiosidad voluntariamente rechazada para mantener su vuelo a ras de suelo. Filosofía básica como en la canción que da título al álbum. Los lobos han vuelto…

(Esta semana en Rocktopia: SPIRITUAL BEGGARS, GRAND MAGUS, CORRODED, ALTITUDES & ATTITUDES, MONKEY3, PERVY PERKIN, A.C.T. y SAGA)

Programa 11 de Junio de 2016

ROCKTOPIA Pdcst 16-06-11

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Una vez más y como tantas veces, miramos la actividad musical de Suecia para perfilar, en este caso, los primeros minutos del programa. Para la ocasión no rebuscamos en lo más refinado, ni lo más vanguardista, sino que nos hacemos eco de otra facción -y son muchas-, del gran escaparate que significa la oferta sueca. Es tiempo esta vez para la estupenda recreación del mejor classic Rock que por aquellas latitudes se fabrica.

Casi sin quererlo, comenzando primero como puro entretenimiento, la banda Kamchatka se vieron abocados a su nacimiento. Venían de tocar juntos por pura diversión. Jams que se alargaban extrayendo de sus entrañas las más básicas sensaciones deudoras de Jimi Hendrix, Cream o Frank Marino. Blues Rock más bien blanco, de tendencia psicodélica y sonoridades esencialmente orgánicas.
Su primer disco, cuando apenas existía un nombre para el proyecto, fue homónimo, aunque luego conocido con el nombre “Volume I”, y rápidamente editado por la compañía guitarrera neoyorquina Grooveyard. Era el primer día del año 2005. El final de aquella Navidad se tizno de Rock añejo, dispensado por estos tres tipos venidos desde Suecia y con nombre de volcánica y extrema península rusa…

La variedad musical en muchos de los músicos contemporáneos de la escena Rock y Metal sueca, hace que muchos de sus músicos repartan sus esfuerzos tanto en grupos más extremos como en bandas de corte más clásico. Diversidad al servicio de la música, como es el caso del nuevo guitarrista de Katatonia, Roger Öjersson, quien fue parte de aquellos primeros Kamchatka, repletos de Blues, y lo es también de los oscuros Tiamat.
Katatonia tienen nuevo álbum. Cuatro años después de su anterior trabajo sale a la venta “The Fall Of Hearts”, parapetado detrás de una estupenda portada de Travis Smith, la banda capitaneada por Jonas Renkse y Anders Nyström, ahondan más que nunca en terrenos sinuosos que serpentean en la oscura melancolía de ambientes en su mayoría de tempo lento y densas emociones. Un trabajo para ser disfrutado con relativo sosiego y total atención…

(Además esta semana en Rocktopia: WITHEM, ZIERLER, ROBERT RODRIGO, YNGWIE J. MALMSTEEN, RESURRECTION KINGS y GRAND MAGUS)