Programa 24 de Noviembre de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Suecia es uno de los lugares clave donde habitan algunos de los mejores nombres de la actualidad. Un lugar aperturista en todos los sentidos, y cuyas bandas poseen un sentido global. Pero esto no fue siempre así. A principios de los años 70s nacía en Suecia una banda llamada Kaipa. Estaba comandada por el teclista Hans Lundin, y quizás por eso su fórmula se basaba en la presencia del órgano Hammond, el piano eléctrico Wurlitzer y el sintetizador Davoli. Los textos, cantados en sueco querían enfatizar mejor el contenido poético de las letras. Kaipa confirmaban así sus escasas ambiciones internacionales, aunque su segundo disco fue editado también cantado en inglés. Su repercusión en el extranjero no colmó sus aspiraciones y para “Solo”, nombre de su tercer álbum, Kaipa volvieron a su lengua madre. “Solo” es considerado por muchos como su mejor obra de aquella primera época. Se editó en mayo de 1978 y gracias a él pudieron tocar por toda Escandinavia y parte del continente…

El guitarrista de aquellos primeros años, y uno de los principales compositores de Kaipa, era un chaval que se incorporó a la banda cuando tan solo tenía diecisiete años, su nombre era Roine Stolt. Stolt salió de Kaipa motivado por otras inquietudes musicales de juventud. Lo hizo para formar su propio grupo, Fantasia, una banda que se separó en 1983, así que Stolt comenzó a trabajar como solista y músico de sesión, arreglista y productor, hasta que una cosa llevó a la otra, y retomó su carrera en solitario fundando sus The Flower Kings, además de terminar siendo miembro de Transatlantic. El caso es que con la carrera de The Flower Kings casi en modo de pausa, Stolt vuelve con un disco en mitad de camino de ser en solitario y ser de The Flower Kings. Un álbum que ha firmado bajo el nombre de Roine Stolt’s The Flower King y cuyo título es el de “Manifesto Of An Alchemist”. Nomenclaturas a parte se trata de un trabajo fiel a la tradición del prolífico músico Sueco, quien hace escasos meses se presentaba también con ese combo junto a Daniel Gildenlow de Pain Of Salvation denominado The Sea Within. Como era de suponer “Manifesto Of An Alchemist” no deja de ser un álbum de The Flower Kings encubierto, con esos momentos de prog épico característicos de Stolt, con sus devaneos de laxo rock sinfónico y también sus escarceos jazzeros, como siempre musicalmente intachable…

(Esta semana en Rocktopia: KAIPA, ROINE STOLT’S THE FLOWER KING, THE TANGENT, VINNIE MOORE, MOTOROWL, MONSTER TRUCK y BLACK STONE CHERRY)

Programa 27 de Enero de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La historia de Pain Of Salvation es la historia del talento precoz de Daniel Gildenlöw. Nacido en la pequeña ciudad sueca de Eskilstuna, Daniel fundó Reality, su propia banda de heavy metal, con tan solo once años de edad. Después de participar y ganar algunos concursos en toda Suecia, diez años después, se incorporaría a la formación su hermano Kristoffer. A pesar de su juventud, el periplo recorrido ya les había otorgado la experiencia para componer sus propias canciones, así que, tras cambiar el nombre del grupo rebautizándolo como Pain Of Salvation, en la primavera de 1997 entraban al estudio de grabación para registrar “Entropia”, su primer disco, el cual fue editado tan solo en Japón en primera instancia. No eran tiempos propicios para estos jóvenes suecos, cuya música visceral y al mismo tiempo intrincada, no encontraba comparaciones de referencia con otros grupos, dada su personalidad bastante original. El fruto de la emotividad pasada por el tamiz de la pericia, pero sin apenas solos ni desarrollos instrumentales. Música progresiva sin demostraciones o interludios virtuosistas…

Kristoffer Gindenlöw fue parte de Pain Of Salvation hasta que su cambio de residencia, yéndose a vivir a Holanda, hizo incompatible su participación en la banda de su hermano. Él es un excelente bajista que con el paso del tiempo ha colaborado en diversos proyectos, el último de ellos le ha hecho pasar a formar parte de una banda de leyenda dentro del rock progresivo y sinfónico de los Países Bajos, los históricos Kayak.
Kristoffer no había aún nacido cuando en 1972 Kayak iniciaban su carrera. Ton Scherpenzeel es el único miembro fundador que queda, el resto son músicos que se han unido a este nombre histórico en el último año. Sin embargo “Seventeen”, su nuevo disco, rezuma la esencia sinfónica de la época dorada del género, y lo hace con la grandilocuencia seria y la épica que lo merece, en momentos determinados; pero también entrega canciones de corto metraje fáciles de escuchar, a pesar de su carácter progresivo. Un maravilloso ejercicio de nostalgia y de memoria musical…

(Esta semana en Rocktopia: PAIN OF SALVATION, KAYAK, KAIPA, STORM OF VOID, LOUDNESS, CONCERTO MOON y VIGILANTE)

Programa 15 de Noviembre de 2014

ROCKTOPIA Pdcst 14-11-15

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Existe una tradición de bandas oscuras y cercanas a lo extremo, las cuales, en un momento dado de su carrera, dan un golpe de timón para transformarse en algo muy distinto… Sucedió con Anathema, con Opeth, Paradise Lost, y también con nuestros próximos invitados: The Gathering.
La formación holandesa debutó en el año 1992 con un trabajo a mitad de camino entre lo gótico y lo doom, y con un sonido muy poco pulido. Nada que ver con la banda que son hoy en día, aunque el cambio comenzó cuando la vocalista Anneke van Giersbergen se incorporó a la banda para la grabación de su tercer disco, “Mandylion”. Ella se ocuparía de escribir los poéticos textos para unas nuevas canciones, las cuales, aún guardando alguna reminiscencia del pasado, gravitaban definitivamente alrededor de la cantante, dirigiéndose hacia dimensiones más ambientales y relajadas.
“Mandylion” se convertirla en la referencia, en la piedra filosofal a partir de la cual construir a unos nuevos The Gathering.

Anneke van Giersbergen además de continuar con su carrera en solitario se ha convertido últimamente en colaboradora habitual de un personaje como Devin Townsend. Ella es parte importante, de nuevo, en el último trabajo del músico canadiense. Un disco que nos llega por partida doble con un nuevo episodio de las aventuras del extraterrestre Ziltoid y además otra obra independiente, para completar este doble CD conceptualmente inconexo.
Musicalmente la vinculación sí que existe. Y es que Devin Townsend nos entrega, una vez más, una colorida colección de canciones bombásticas y grandilocuentes, a las que en esta ocasión a provisto de una producción sonora más clara y menos abigarrada que en otros lanzamientos, como el propio Devin reconoce. De esta manera canciones como “Silent Militia” se muestran más fáciles de escuchar y con mayor potencial comercial.
Devin Townsend, uno de los artistas más estrambóticos, geniales e histriónicos del actual planeta Rock es el protagonista de nuestro disco de portada esta semana…

(Además esta semana en Rocktopia: KAIPA, MARTY WALSH, PHILIP SAYCE, BLIND PETITION, SALVADOR DOMÍNGUEZ y SLASH)