Programa 27 de Octubre de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

1998 no fue desde luego un año de facilidades para bandas americanas con sabor a metal clásico como Kamelot. Los de Florida y su propuesta de temática basada en libros de fantasía e historias épicas estaba totalmente desfasada con respecto a la moda imperante en la que el nu-metal, el metal industrial o el grunge imperaban. Por si fuera poco Kamelot jamás sonaron a americanos. Más bien cualquiera podría pensar que se trataba de una banda europea influida sin duda en sus inicios por grupos como Iron Maiden. Aquel año 1998, significó sin embargo un cambio importante en la historia de Kamelot. Poco antes de la grabación de su tercer disco, se incorporaba al grupo el ex cantante de Conception, Roy Khan. A la leve evolución de la banda se sumaba contar con un vocalista de la clase y peso específico del noruego. Aquello fue un punto de inflexión. Los ojos de los fans de Conception siguieron la pista de Khan y se acercaron a la música de Kamelot, que desde entonces forman parte de la aristocracia del power metal épico de aristas progresivas. Su carrera se reiniciaba con “Siege Perilous” y con canciones como “Providence” que abría el disco y mostraba el camino de los nuevos Kamelot…

El sustituto de Roy Khan en Kamelot es otro vocalista escandinavo, en este caso sueco, como Tommy Karevik. Hace algunos meses le escuchábamos en el nuevo álbum de Kamelot, y este otoño nos ha traído la vuelta, tras nada menos que ocho años de parón discográfico, de un nuevo trabajo de su otro grupo: Seventh Wonder. La formación con la que se dio a conocer en mayor medida, y en la que canta de una manera diferente a como lo hace con Kamelot. Seventh Wonder son uno de los combos más representativos de la última generación de bandas de metal melódico y progresivo. Con su “Mercy Falls” de hace diez años, crítica y público se rindieron ante la evidencia. Estos suecos eran capaces de entregar con total convicción una suerte de metal progresivo de escasa originalidad, pero cuajado de buenas melodías y pasajes instrumentales medidos en el que las canciones son el objetivo y la pulcritud su leitmotiv. “Tiara” es como se titula este nuevo disco de Seventh Wonder con el que siguen fortaleciendo su reputación, y por eso es nuestro disco de portada…

(Esta semana en Rocktopia: KAMELOT, SEVENTH WONDER, RIVERSIDE, TOUNDRA, KILMARA, TREMONTI y KISSIN’ DYNAMITE)

Programa 14 de Abril de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

No hay duda de que Escandinavia ha sido cuna de muchas de las bandas de metal melódico de siempre. En 1989 se fundaba Conception… Un grupo probablemente aparecido no en el lugar equivocado, pero sí en un momento inoportuno. El combo liderado por el guitarrista Tore Ostby y el excelente cantante Roy Khan atrajo para sí la atención de muchos fans que habían quedado huérfanos de grupos nuevos de referencia. Aficionados que buscaban refrescar la lista de bandas como Queensrÿche o Crimson Glory. Aunque Conception eran un nombre por sí mismo y añadían a su música esa elegancia escandinava del norte de Europa que era parte inseparable de su propuesta.
En 1995 editarían su tercer disco titulado “In Your Multitude”, el que para muchos representa la cima del estilo con el que comenzaron y el cual abandonarían ligeramente para su siguiente obra.

Roy Khan abandonó Conception en 1997 para convertirse en la nueva voz de la banda de Florida, Kamelot. Después de 12 años dejó la actividad debido a problemas físicos y también para dedicarse activamente a ayudar a su comunidad cristiana.
Kamelot han seguido con Tommy Karevik, otro vocalista escandinavo, en este caso sueco, alumno aventajado de la forma de cantar de Khan. El nuevo disco de Kamelot con él es una realidad. Se edita en estos días con el nombre de “The Shadow Theory”. El tercer esfuerzo contando con sus servicios, en la línea de lo que siempre han intentado hacer, desde su irrupción en los noventa. Una de las bandas paradigmáticas del prog-power y metal sinfónico de todo el mundo. Nuevas canciones, pero la misma música épica del grupo, repleta de simbolismos. Un viaje psicológico a través de la complejidad de la mente humana. Estímulos a través de los medios, de la tecnología, experimentos sociales e inteligencia artificial. Un notable álbum de uno de los máximos representantes en su estilo…

(Esta semana en Rocktopia: CONCEPTION, KAMELOT, AXEL RUDI PELL, RAINBOW, STRUCTURAL DISORDER, DAY SIX, VALIS ABLAZE y MINISTRY)

Programa 9 de Mayo de 2015

ROCKTOPIA Pdcst 15-05-09

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

El nacimiento de una nueva época para una banda como Deep Purple va a ser el momento elegido para ese viaje al pasado de cada semana en el programa.
Durante el verano de 1973 se culminaron las tensiones abiertas entre Ian Gillan y Ritchie Blackmore. Las discrepancias personales hicieron que la continuidad del grupo corriese serio peligro. Finalmente todo se resolvió con la salida de Gillan y Roger Glover del grupo.
Muchos fueron los intentos para que Paul Rodgers fuese el nuevo cantante de Deep Purple, pero él declinó la oferta. De optar por un vocalista de fama internacional como Rodgers, pasaron a la contratación de un semi desconocido llamado David Coverdale. Junto a él, la otra incorporación, la de Glenn Hughes, venía avalada por su respetable trayectoria con Trapeze.
A primeros de septiembre de 1973, la banda, ya reformada, comenzaba el proceso de composición y ensamblaje de las nueva piezas, el cual culminaría meses más tarde, de nuevo en Montreux, de nuevo con la unidad móvil de los Rolling Stones y, cómo no, con la producción de Martin Birch.
El resultado sería un álbum pletórico como “Burn”. El mejor de aquel denominado Mark III, y también uno de los mejores de la historia de Deep Purple. “Burn” supuso un renacer vigoroso basado en los elementos de refresco que traían los nuevos miembros del grupo, y también en las ilusiones renovadas de los más veteranos.
En febrero de 1974, se publicaba “Burn”. El disco del recuerdo de la edición de hoy de Rocktopia…

Cuenta David Coverdale, que hace unos años, antes de la triste muerte del maestro Jon Lord, existieron contactos para una posible reunión del Mark III de Deep Purple. Un proyecto que estaba condenado al fracaso, entre otras cosas, por la negativa de Ritchie Blackmore y más tarde por el propio fallecimiento de Lord. Sin embargo, Coverdale ya había adelantado trabajo. Ya había remodelado algunas de aquellas canciones. Una labor que terminó en algún cajón hasta que no hace demasiado tiempo decidió retomarlo. Decidió que quería volver a grabar esos temas. Y si no podía ser con la firma de Deep Purple, lo haría con la de su banda, Whitesnake. “The Purple Album” es la materialización de todo ello. Una colección de canciones de Deep Purple; tanto del Mark III, como del Mark IV, con Tommy Bolin.
Un lanzamiento que ya ha suscitado controversia ante la puesta al día de las versiones de clásicos imperecederos, que como tantas veces ocurre, resultan difíciles de igualar a su versión original.
Sonido actual, y agradecimiento por parte de David Coverdale hacia la banda que le hizo convertirse en una estrella del Rock. Acertada selección de temas para un álbum que debe ser tratado más como un disco de tributo que como otra cosa.
Se pone a la venta el 15 de mayo y es nuestro disco de portada, “The Purple Album”, el disco púrpura de Whitesnake…

(Además esta semana en Rocktopia: MICHAEL ANGELO BATIO, REVOLUTION SAINTS, TONY MACALPINE, PANTOMMIND, KAMELOT y ARTIZAN)