Programa 16 de Junio de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Nuestra visita musical al pasado nos lleva esta semana a detenernos en un personaje de calado medio como Clive Nolan. Toda una eminencia para el movimiento de neo-prog-rock que se fraguó en el Reino Unido al final de los setenta y principio de los ochenta, al convertirse en el teclista de una de las bandas bandera de aquella generación, como lo es Pendragon.
Nolan venía de ser un talentoso y prometedor músico, con estudios clásicos en varios instrumentos de cuerda, composición, dirección y demás, por eso en algún momento de su trayectoria decidió liderar sus propios proyectos, además de continuar en Pendragon, y así fundar combos como Arena o Shadowland. Pero a Nolan le quedaba todavía una inquietud por aplacar, la de su vena más orquestada, teatral y operística. Y de esa idea nació su colaboración con la cantante polaca Anieska Suita. Primero fue a través de un disco lanzado bajo sus nombres, y luego firmando la colaboración con el nombre de Caamora. Un proyecto ideado con visos de transformarse en teatral ópera rock destinada al directo, tal y como sucedería poco después. El primer disco de Caamora sería un EP titulado “Walk On Water” en el que se nos mostraba una propuesta de rock ambiental, accesible, de cierto tono épico e incluso se podría pensar que algo de roce gótico…

Otro de los quehaceres principales y prioritarios de Clive Nolan es sin duda la banda que a principios de los noventa fundara junto al ex batería de Marillion, Mick Pointer. Esa banda llamada Arena. Una de las instituciones de la penúltima hornada de neo-prog-rock inglesa que sigue afortunadamente su camino lejos del estrés y de las presiones de la industria discográfica. “Double Vision” es su nuevo disco, y continúa la senda iniciada con la inclusión del vocalista Paul Manzi en el seno de la banda. Quizás no sea él exactamente el culpable, pero lo cierto es que desde que apareció, Arena ha transformado su sonido en algo menos lírico, menos grandilocuente y más conciso, dicho dentro de unos límites. El estupendo guitarrista John Mitchell apareció en el grupo hace muchos años y eso marcó un antes y un después, y lo mismo ha ocurrido con Paul Manzi y su forma de entender la música, quizás más accesible, no en vano es miembro de una banda tan comercial como Cats In Space. “Double Vision” es una labor de equipo, en la que los miembros de Arena se conjuran en favor de cada una de las canciones, y hasta el propio Clive Nolan deja que sus teclados se dispongan al servicio del conjunto…

(Esta semana en Rocktopia: CAAMORA, ARENA, KINO, MARC RIZZO, MILLENNIAL REIGN, GEORGE BELLAS y FOREIGNER)

Anuncios

Programa 31 de Marzo de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

El disco del recuerdo de la edición de hoy del programa significó la reentré en la industria discográfica de un grupo que dejaba de existir en 1990 y que se llamaba It Bites. Su fugaz irrupción en la escena británica suscitaría odios y devociones a partes iguales, debido a su desacomplejada forma de conjugar elementos de la new wave, del pop y del rock con trasfondo progresivo. Algo que no todo el mundo entendió, pero que hizo que tras su disolución corrieran ríos de tinta hablando sobre un grupo adelantado a su tiempo, y no del todo comprendido. It Bites volvieron en 2008, aunque no con la formación que lo dejó. Lo hicieron con la presencia del guitarrista de Arena, y también guitarrista y vocalista de Kino entre otros, John Mitchell, quien como en él es habitual dejaría su particular sello de progresividad doméstica y ligera, además de esa voz suya, cercana a la de Peter Gabriel. “The Tall Ships” se publicaba hace diez años en lo que parecía un nuevo comienzo para It Bites…

Mitchell ha sido un activo personaje desde su irrupción en la escena británica especialmente a través de Arena. Hace algunas semanas lo escuchábamos en el disco en solitario del Uriah Heep, Phil Lanzon, y hace un poco más de nuevo colaborando en el último álbum del proyecto Frost. Todo eso cuando no había pasado tanto tiempo desde la edición de su último esfuerzo en solitario bajo el nombre de Lonely Robot. El caso es que Mitchell pensó en confeccionar una nueva obra en solitario, pero su sello discográfico le propuso en su lugar recuperar el nombre de Kino. La banda que a comienzos de siglo montara junto a Pete Trewavas de Marillion y su colega en It Bites, John Beck. Mitchell habló con Trewavas y ambos pusieron sobre la mesa varias composiciones que tenían en su fondo de armario preparadas para cobrar vida. Al conjunto de todas ellas, y de alguna más, le han puesto el nombre de “Radio Voltaire” para terminar convirtiéndose en el segundo trabajo de Kino, trece años después de su debut. Ya menos sorpresivo, pero conservando la frescura que Mitchell imprime a todo lo que toca y con el plus que siempre trae consigo la participación de un músico como Pete Trewavas, demasiadas veces a la sombra de otros. Rock progresivo moderno, fácil y espolvoreado de cercanía pop y varios tempos pausados..

(Esta semana en Rocktopia: IT BITES, KINO, MARILLION, JOE SATRIANI, BLACK COUNTRY COMMUNION, PALACE OF THE KING, y BLACK MIRRORS)

Programa 18 de Junio de 2016

ROCKTOPIA Pdcst 16-06-18

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La escena del Rock sinfónico y progresivo británico se ha caracterizado en las últimas décadas por una envidiable camaradería. Por lo menos eso es lo que se puede pensar a raíz de observar cómo músicos provenientes de diversas formaciones confluyen de vez en cuando desde sus diferentes procedencias para dar forma a una nueva entidad. Eso es lo que sucedió, por ejemplo, en el no tan lejano (o quizás sí) año 2005. El momento para la consecución de un proyecto denominado Kino.
El impulsor de ello era el guitarrista, vocalista y productor John Mitchel, quien ya por entonces era uno de los músicos más activos y colaborativos de su entorno con sus participaciones en Arena o The Urbane. Mitchel pidió ayuda a instituciones del neo-prog británico como Pete Trewavas de Marillion o al excelente batería, entonces de Porcupine Tree, Chris Maitland a quienes se les unía el teclista John Beck de It Bites.
Tras preparar concienzudamente un buen set de canciones, Kino se presentaban por todo lo alto como protagonistas del clásico y excelente programa musical alemán Rockpalast de la televisión WDR. El caso es que el 28 de Febrero de 2005 se ponía en circulación “Picture”, el único trabajo editado por el grupo. Un álbum que se convirtió en uno de los más destacados de aquel año, merced a su excelente balance entre modernidad y clasicismo con evidentes guiños Pop, además de la inevitable elegancia de la banda, suministrada por sus estilosos componentes…

Esas colaboraciones entre músicos británicos han seguido produciéndose con el paso del tiempo, y desde luego John Mitchell ha continuado siendo uno de sus artífices: miembro de It Bites, colaborador de John Wetton y Geoff Downes o dueño de su proyecto Lonely Robot; Mitchell es también de la partida en la concepción de un nuevo capítulo dentro de otro proyecto multi-talento como es Frost*. Aventura nacida también hace diez años y que llevábamos ocho sin tener noticias de ella.
Frost* es la consolidación de las ideas de Jeff Godfrey, un hombre acostumbrado a colaborar como productor y músico de estudio, que un buen día decidió llamar a un montón de buenos amigos para comenzar su propio grupo, el cual llega hasta nuestros días de la mano de “Falling Satellites”, su último esfuerzo.
En Frost nunca existieron líneas de estilo demasiado marcadas, y con este nuevo trabajo esas líneas son aún más difusas con momentos en los que el Rock, del estilo que sea, da paso a música muy sintetizada y electrónica, casi bailable. Riesgo más o menos asumible que le dan al álbum una sensación de montaña rusa con temas más reconocibles como es el caso de “Heartstrings”…

(Además esta semana en Rocktopia: TILES, YOSSI SASSI, SCORPION CHILD, PUNKY MEADOWS, VARDIS y RAGE)