Especial Instrumentales 2016/17 (1ª parte)

Rocktopia logo azul lacrado 2014 small

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Periodo de pausa en el programa, como sucede todos los años entre temporada y temporada. Y como es costumbre, mientras Rocktopia carga las pilas, te presentamos los tradicionales espacios temáticos reviviendo momentos que han tenido lugar en este caso en la temporada 2016/2017.
Hoy con la primera parte de nuestro especial dedicado a algunas de las canciones instrumentales que han sonado en Rocktopia en los últimos nueve meses.

(Esta semana en Rocktopia: STEVE VAI, RIVERSIDE, GLASS MIND, JOHN-5, ANDY JAMES, NICK JOHNSTON y NOVA COLLECTIVE)

Anuncios

Programa 27 de Mayo de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La escena metalera italiana de principios y mediados de los 90s trajo consigo el nacimiento de un nutrido enjambre de buenas bandas que eclosionaron con marcado carácter internacional. Ahí estaba la facción más power con Labyrinth o Vision Divine; la más sinfo-metalera con Rhapsody y otra saludable vertiente más progresiva con nombres como Empty Tremor, Time Machine, D.G.M o nuestros próximos invitados, quienes pasaron por ser una de las de personalidad más acuciada: Eldritch.
Nombrados a partir de una de sus canciones favoritas escritas por unos pioneros como Watchtower, la banda de la Toscana mostró desde sus inicios una clara tendencia evolutiva. Especialmente en sus primeros años de vida rechazaron el inmovilismo, avanzando gradualmente hacia un sonido menos prog y más extremo en el que ahora habitan, pero siempre con una calidad técnica notable. En 1998 editarían “El Niño”, un álbum de poderoso metal técnico de filo progresivo y momentos más melódicos que prácticamente significaría su última obra antes de multiplicar la dureza de sus canciones. Un disco que hace recordar una época en la que todavía las bandas soñaban con poder hacer algo grande a nivel profesional…

El pasado de Eldritch está ligado al de nuestros siguientes invitados, ya que las dos bandas compartieron escenario, debutando en ambos casos en la edición 2011 del festival Prog Power americano. Se trata de una de las formaciones cuya identidad es más inconfundible y se llaman Voyager. Ellos nacieron en la ciudad australiana de Perth en 1999 y “Ghost Mile”, su nueva obra, se edita en estos días. Un grupo cuya indefinición los hace jugar en varias ligas que tienen que ver con el metal progresivo o el djent melódico, aunque afortunadamente su etiquetado es de lo más escurridizo, y así vuelve a suceder felizmente en este nuevo disco. Su sexto larga duración, el cual lleva por título “Ghost Mile”. Un álbum que permanece fiel a las directrices de la banda, con su sonido pulcro, preciso y tecnificado. Con estacatos y riffs de guitarras dobladas empastados al milímetro, y con la carismática voz de Danny Estrin quien dota a la banda de las mayores dosis de personalidad, gracias a su voz fuera de contexto, mayormente similar a la de ciertos grupos de new wave ochenteros, y que sin embargo significa el contrapunto perfecto y volátil a sus matemáticas musicales sin fisuras. Vuelve a enganchar después de unas pocas escuchas lo nuevo de Voyager…

(Esta semana en Rocktopia: ELDRITCH, VOYAGER, SOEN, NICK JOHNSTON, SHADOWMAN, SNAKECHARMER y THUNDER)

Programa 12 de Noviembre de 2016

rocktopia-pdcst-16-11-12

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Hoy retrasamos nuestros relojes musicales hasta el año 1970. En la bulliciosa escena británica de la época nos encontramos con una de esas bandas, amparadas por el blues y por el Rock, que evolucionaban con los tiempos hacia territorios más relativamente contundentes. Ellos eran Trapeze. Se hicieron su propio hueco entre sus coetáneos, pero fue especialmente cuando su bajista y cantante Glenn Hughes pasó a formar parte de Deep Purple, cuando adquirieron aún mayor popularidad. Y no fue solo Hughes quien salió de Trapeze con destino a otras bandas más conocidas; también el guitarrista Mel Galley sería parte de Whitesnake, como el batería Dave Holland fue miembro de Judas Priest.
“Medusa” fue el segundo disco de la banda. Formato de trío, después de cambios de formación con respecto a su primer álbum. Se quedaron Hughes, Galley y Holland y eso hizo que su música se hiciera más rockera, ya que los dos miembros fundadores dimitidos (John Jones y Terry Rowley) aportaban al combo instrumentos como la flauta, el piano o la trompeta. Este fue probablemente su trabajo más representativo, el más reconocible y el más reconocido, con algunas de sus canciones formando parte del repertorio de directo de Glenn Hughes aún en la actualidad…

Miles de batallas personales y musicales ha tenido que librar Glenn Hughes desde sus años con Trapeze. Y después de todas ellas sigue siendo una banda a la que ha llevado siempre en su corazón.
Hacía ocho años que el bueno de Glenn Hughes no volvía a su carrera discográfica en solitario. Una sequía que se rompe ahora con la edición de “Resonate”. Casi una década ocupado formando parte de Black Country Communion o California Breed. Tiempo bien empleado en madurar las ideas de este nuevo disco de “La voz del Rock”. Algo patente desde las primeras escuchas de una obra compacta en la que el vocalista de Staffordshire se hace rodear de un plantel bastante escandinavo, como en tantas otras ocasiones, pero con la colaboración ocasional del Red Hot Chili Pepper, Chad Smith a los tambores. Las esencias más hard-rockeras, con esos toques inevitables de soul y de funk en la voz de más de 65 años de edad, de un tipo que parece haber hecho un pacto con el diablo. El tiempo se detiene para Glenn Hughes…

(Esta semana en Rocktopia: TRAPEZE, GLENN HUGHES, GRAHAM BONNET, JOE LYNN TURNER, NICK JOHNSTON, VERBAL DELIRIUM, SEVENTH WONDER y SECRET SPHERE)