Programa 29 de Abril de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

El comienzo de siglo resultó ser un punto de inflexión para una banda como Symphony-X. El nuevo milenio trajo consigo un cambio de estatus que los traía de ser una banda de culto tan solo levemente relevante en Japón, a comenzar su desembarco en Europa, encabezando sus propias giras y siendo portada de las más prestigiosas revistas del género en el viejo continente. Aprovechando esa senda de superación, su vocalista Russell Allen se aventuraba en el año 2005 a acometer un leve escarceo en solitario editando un único álbum hasta la fecha, bajo el pseudónimo Russell Allen’s Atomic Soul.
Demostrando que se trataba un disco de consenso dentro de Symphony-X y que no había lugar para celos y deslealtades, “Atomic Soul” albergó las colaboraciones del teclista de la banda Michael Pinella, así como la fundamental intervención del guitarrista Michael Romeo, quien además se encargó de las grabaciones del álbum en su propio estudio.
De todo el mundo era sabido que las raíces musicales de Allen venían del hard rock, así que a nadie pudo extrañar que aquel “Atomic Soul” fuese una reivindicación a ese espíritu hard-rockero del cantante de New Jersey, quien no solo rubricaba espléndidas interpretaciones en cada una de estas canciones, sino que además era el artífice de la producción y composición de un trabajo con el que demostró ser mucho más que un extraordinario vocalista…

Aquella época de popularidad dentro de su sector musical había comenzado para Russell Allen un poco antes, ya con colaboraciones como la que le asoció en distintos proyectos a Arjen Anthony Lucassen…   Uno de ellos sería Ayreon, colaboración que repite de nuevo para 2017, en la nueva obra del proyecto principal del talentoso Lucassen.
Ópera Rock/Metal, como no podía ser de otra manera, como lo exige esta invención musical que existe desde mediados de los noventa, jalonada de magníficos trabajos, y “The Source” no es una excepción.
Casting de vocalistas de lujo, como marca la tradición, esta vez con el propio Russell Allen, o otros que repiten como Floor Jansen o James LaBrie, pero también nombres que se estrenan tales como Tommy Karevik de Kamelot o Tommy Rogers de Between The Buried and Me, además de pesos pesados del metal alemán como Hansi Kursch de Blind Guardian o el padrino de otra ópera-metal como Avantasia, Tobias Sammet. En el apartado instrumental, grandes nombres asimismo, con Paul Gilbert o Guthrie Govan a las guitarras o Mark Kelly de Marillion a los teclados. Todo combinado con cuerdas y flautas; con la contundente base de la batería del habitual Ed Warby y la épica tradicional y futurista que se transforma por momentos en universos de pedigrí folk.
La capacidad de Arjen Lucassen para levantar una y otra vez construcciones musicales a las que ha conseguido domesticar modelándolas a su imagen y semejanza sin pestañear…

(Esta semana en Rocktopia: RUSSELL ALLEN, AYREON, BETWEEN THE BURIED AND ME, NIELS VEJLYT, LABYRINTH, THE UNITY y TREAT)

Anuncios

ROCKTOPIA 17 de Diciembre de 2011

Descarga y/o escucha siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2011-12-17.mp3

Momento para el recuerdo, como en el inicio de cada edición de Rocktopia. Hoy nos vamos al año 1986, momento de la edición del primer disco de Virginia Wolf. Una formación pocas veces recordada a pesar de significar la presentación en sociedad, de manera seria y con visos de futuro, del ahora veterano, y entonces muy joven Jason Bonham, evidentemente hijo del gran John Bonham. Virginia Wolf grabarían tan sólo dos discos, a pesar de que con ellos su compañía de discos había puesto toda la carne en el asador, y es que el primero de ellos fue producido por Roger Taylor de Queen, mientras que la producción del segundo corrió a cargo de Keith Olsen. Además gira como la que les hizo acompañar por los Estados Unidos a la banda de Jimmy Page y Paul Rodgers, The Firm, hicieron que Virginia Wolf vendieran 250.000 copias de sus dos trabajos. Con eso y con todo, Virginia Wolf sigue siendo hoy en día un grupo semi-olvidado. Entre otras, esa es una de las razones por las que se creó esta sección en Rocktopia. Para recordar discos como el homónimo de Virginia Wolf, con su meridiano AOR británico, cuya producción, la de Roger Taylor, no ha soportado demasiado bien el paso del tiempo, aunque este disco de Virginia Wolf poseía buenas canciones y el descubrimiento de un cantante de la valía de Chris Ousey.

Veinticinco años después, Jason Bonham ha aparecido recientemente por el programa como flamante miembro de los estupendos Black Country Communion, y hoy va aparecer el cantante Chris Ousey quien estrena nuevo disco en solitario. Después de formar en Virginia Wolf, Chris Ousey sería parte de otro grupo de relevancia dentro del hard rock británico como Heartland. Ahora, cuando el año va tocando a su fin Ousey nos trae su primer disco en solitario, para el que ha contado con un auténtico grupazo. Y es que junto a él encontramos a Mike Slamer y Tommy Denander a las guitarras, producción y composición; a Neil Murray al bajo (Whitesnake, Black Sabbath) y a Gregg Bissonette (David Lee Roth, Joe Satriani) como batería. Con esa alineación la cosa no podía salir mal, y mucho menos teniendo en cuenta que el poderío vocal de Chris Ousey, lejos de disminuir con el paso de los años, ha ido ganando enteros…

(Además esta semana en Rocktopia: DON AIREY, KEN HENSLEY, NIELS VEJLIT, VANGOUGH, ANDROMEDA y GILLAN/IOMMI-WHO CARES)

ROCKTOPIA 15 de Octubre de 2011

Descarga y/o escucha siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2011-10-15.mp3

Hoy iniciamos, no sólo con un álbum del pasado, sino además con un trabajo ciertamente minoritario y prácticamente olvidado ante la poca respuesta que obtuvo por parte del público en su mommento. En 1997, una banda de Birmingham llamada Native Cain editaban su disco de debut titulado “The Primitive Soul”. El disco les serviría para llamar la atención de la parroquia hard-rockera británica, en una época muy poco propicia para la propuesta musical de Native Cain.
El mal trabajo promocional de su compañía de discos retrasó la incidencia del álbum, y no sería hasta dos años después de la edición del disco, cuando el nombre de Native Cain tendría una mínima repercusión en el circuito underground británico. Giras junto a Bob Catley y cobertura por parte de una revista del prestigio de Classic Rock, les abrirían levemente las puertas de algunos clubes de conciertos del país, aunque finalmente Native Cain no conseguirían despegar. Aquel disco, “The Primitive Soul”, planteaba paisajes de hard rock melódico y clásico, intentando dar un giro con planteamientos algo más modernos, pero carecía de una producción lo suficientemente nítida, aunque eso no era ningún obstáculo para descubrir en Native Cain la magnífica voz de su cantante Lee Small, quien nos traía los ecos del gran Glenn Hughes.

Para cualquier admirador de Lee Small, en vista del poco éxito real conseguido por él en su carrera, fue una buena noticia comprobar como pasaba a formar parte de los británicos Shy, para sustituir a un cantante tan poco parecido a él como Tony Mills. Esa unión entre Shy y Lee Small ha ido cristalizando hasta llegar a nuestros días con la edición del primer disco fruto de esa alianza. Es el nuevo disco de Shy, el cual han titulado de forma homónima, supongo, y como suele suceder en estos casos, en referencia a un nuevo renacimiento del grupo. El caso es que estos nuevos Shy con Lee Small a la cabeza parecen haber encontrado la fórmula adecuada con celeridad. El nuevo trabajo, lejos de pretender reeditar viejas fórmulas, o clonar episodios pasados, se centra en rejuvenecer las señas de identidad de Shy, manteniendo la línea melódica de siempre, pero complementándola con las nuevas posibilidades que trae Lee Small y su flamante voz.

(Además esta semana en Rocktopia: FOREIGNER, LESLIE WEST, NIELS VEJLIT, KARMAKANIC, REDEMPTION y ARACHNES)