Programa 30 de Junio de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

En la mitad de la década de los 90, cuando internet todavía no era una realidad al alcance de cualquiera, resultaba difícil investigar y estar al tanto de lo que ocurría en todo el mundo, lejos de las directrices de la industria discográfica. En los mentideros se hablaba de la existencia de una banda norteamericana que parecían un cruce aproximado de Dream Theater e Yngwie J. Malmsteen. Aquel grupo se llamaba Symphony-X. Sus inicios dubitativos parecieron encontrar respuesta sólo en Japón y en los rincones más especializados de la vieja Europa. Aquel rumor iba creciendo con el paso del tiempo, hasta que en 1997 Symphony-X editaron su tercer disco, y el que significaría su carta de presentación oficiosa. Sus dos primeros álbumes habían mostrado buenas intenciones no siempre bien canalizadas, pero con “The Divine Wings of Tragedy” marcaron la diferencia. Un punto de inflexión puntualizado por el asentamiento de una formación capitaneada por el virtuoso guitarrista Michael Romeo y el versátil y poderoso cantante Russell Allen.
“The Divine Wings of Tragedy” estaba plagado de todos aquellos guiños a la música clásica de la que Romeo siempre ha sido devoto, combinados, por supuesto, con sus concluyentes guitarrazos y la consiguiente pirotecnia instrumental que daba los requeridos giros progresivos a su música. El primer eslabón consistente al que agarrar una trayectoria musical sin tacha que llega hasta nuestros días…

El nacimiento de Symphony-X vino derivado realmente de la carrera en solitario Michael Romeo. Esa carrera que abandonó evidentemente para volcarse en su propia banda, pero que va a retomar en las próximas semanas con la edición de su nuevo disco en solitario, al que ha titulado “War Of The Worlds / Pt. 1”.
Romeo ha querido verse rodeado de amigos de su entorno de absolutas garantías: ahí está el magnífico batería John Macaluso al que conocía de haber hecho sustituciones en el pasado en Symphony-X (además de ARK, TNT, Yngwie Malmsteen, etc); el bajista John DeServio, amigo suyo del instituto y miembro de Black Label Society; y el descubrimiento de Rick Castellano, un joven cantante al que llevaba siguiendo la pista desde hacía tiempo, y que ha respondido a esa confianza con una actuación deslumbrante.
Romeo dice que en “War Of The Worlds / Pt. 1″ pone “todas las cosas que ama de la música en una licuadora”. Eso significa que junto con las texturas de metal neoclásico y progresivo de rigor, rinde homenaje a los gigantes compositores de bandas sonoras como Bernard Herrmann y John Williams. Todo muy grandilocuente, bombástico y hasta de alguna manera cinemátográfico en momentos concretos…

(Esta semana en Rocktopia: SYMPHONY-X, MICHAEL ROMEO, 3.2, JOHN McGURK, LIZZY BORDEN, NIGHT FLIGHT ORCHESTRA, ULTRAPHONIX y REEF)

Anuncios

Programa 20 de Mayo de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Spriritual Beggars llegaban hasta su primera década de existencia, y poco después, en 2005, editaban su sexto trabajo bajo el nombre de “Demons”, uno de sus discos a la postre más aclamados, cosa tampoco demasiado extraña, ya que Spiritual Beggars es una de esas bandas que se caracteriza por no decepcionar prácticamente nunca. Y una de las fórmulas para que eso ocurra es la de moverse dentro de unos parámetros musicales para los que fueron creados por Michael Amott en mitad de los 90s, con la intención de desperezar a sus anchas su “yo” setentero, al margen de la brutalidad metálica de su otra pasión: Arch Enemy. Por eso los Beggars siempre lo han fiado todo a la inspiración, y ella tampoco les fue esquiva cuando por espacio de nueve meses fueron grabadas estas canciones…

Han sido unos cuantos los nombres que han pasado por las filas de Spiritual Beggars desde su nacimiento hasta nuestros días. Uno de ellos es su actual bajista Sharlee D’Angelo, a quien Amott se lo trajo procedente de Arch Enemy y quien es también parte de otra formación anacrónica como The Night Flight Orchestra. “La orquesta del vuelo nocturno” es, como en el caso de los Beggars, un proyecto paralelo a otras bandas suecas en las que militan sus componentes. Aquí, además de a D’Angelo, encontramos a Björn Strid de Soilwork a la voz, David Andersson de Soilwork y ex de Mean Streak a las guitarras o Jonas Källsbäck también de Mean Streak a los tambores. Así pues, se trata de nuevo de echar a un lado toda la vena sólidamente metálica de sus protagonistas, y atemperarla para encontrar otras pasiones menos contundentes que son parte así mismo de sus identidades.
The Night Flight Orchestra sorprendió hace cinco años, dado el historial de sus components, con una propuesta de hard rock melódico muy americanoide arraigada especialmente el la década de los setenta, con bandas como E.L.O, Toto, Kansas o Boston como objetos de comparación. Y así siguen con la edición de su estupendo “Amber Galactic”, que se edita en estos días y es nuestro disco de portada esta semana…

(Esta semana en Rocktopia: SPIRITUAL BEGGARS, THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA, MEAN STREAK, DRAGONFORCE, AL JOSEPH, VANDEN PLAS, FRAGILE VASTNESS y LETTERS FROM THE FIRE)