Programa 10 de Noviembre de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La muerte de Randy Rhoads significó una tragedia a nivel personal para Ozzy Osbourne, pero también una situación traumática a nivel musical. Ozzy y su mujer Sharon se embarcaron en la búsqueda de un guitarrista que lo sustituyera. Querían que tuviera una imagen impactante y, por qué no, modernizar su estilo y hacerlo más efervescente. El casting fue exigente. En el camino se quedaron músicos del nivel de George Lynch, pero el elegido final sería un tal Jaje E. Lee, quien venía de tocar con bandas de segundo nivel como Rough Cat. El primer disco de Lee con la banda de Ozzy llevó por título “Bark At The Moon”. Banda remozada además por la presencia de músicos de prestigio como Bob Daisley al bajo, Don Airey a los teclados o Tommy Aldridge a la batería, siguiendo esas premisas de actualizar conceptos y adaptar su propuesta a los nuevos tiempos de mitad de los ochenta. Aquel fue un álbum de gran repercusión popular y excelentes ventas, pero críticas poco favorables. El paso del tiempo dejó entrever la polémica con respecto a quién había compuesto la mayoría de aquellas canciones, y es que al parecer obligaron a los miembros del grupo a firmar un contrato por el cual desistían de sus derechos de autor. Al final la canción que nombraba al álbum se convirtió en una de las imprescindibles de Ozzy hasta nuestros días…

En 2014 Jake E. Lee despertaba por fin de un letargo musical de décadas de silencio. Puso en marcha un nuevo combo llamado Red Dragon Cartel, e invitó a algunos personajes como Robin Zander de Cheap Trick, el cantante de Maiden Paul Di’Anno, Scott Reeder de Kyuss o Maria Brink de In This Moment. Cuatro años después, Red Dragon Cartel vuelven con un álbum exento de esas colaboraciones que en muchos casos distraen. Una remozada formación en la que además de al jefe Jake E. Lee, encontramos al bajista y productor Anthony Esposito (ex de Lynch Mob); a Phil Varone (ex de Skid Row) y repite el cantante Darren Smith, más acertado en esta nueva entrega que en la primera, en la que le escuchamos demasiado forzado. “Patina” es el nombre de esta nueva obra en la que las huestes del guitarrista norteamericano se muestran algo más sobrias que en el primer capítulo. Tanto es así que se trata de un trabajo al que es necesario darle mas tiempo y espacio, para al final encontrar en él un buen balance de lo que ha sido la cara más clásica de Lee, representado por los inigualables Badlands, pero intentando darle un enfoque más actual, en lo que alguien podría encontrar similitudes puntuales con el post-grunge. Una mezcla de estilos cercanos no siempre fáciles de armonizar, pero que en el caso de Red Dragon Cartel puede significar el establecimiento de una línea musical a seguir…

(Esta semana en Rocktopia: OZZY OSBOURNE, RED DRAGON CARTEL, ULTRAPHONIX, HYVMINE, MARTY FRIEDMAN, FATES WARNING, REDEMPTION y LEAH)

ROCKTOPIA — “Especial Discos del Recuerdo 2012/13 (2ª parte)”.

Rocktopia logo azul 2013 Edicion Especial

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/89kgb87eo97xa6n/ROCKTOPIA_-_Especial_Recuerdo_II_(ER-II)_-_2013_-_192.mp3

_____________________________________________________________________________________________

Último especial antes del inminente comienzo de temporada. Desgranamos de nuevo algunas de las canciones que han abierto el programa durante la temporada 2012/2013. Esos temas que han ocupado nuestra sección “Disco del Recuerdo”. Otro buen puñado de guiños al pasado justo antes de embarcarnos en el nuevo curso radiofónico.

(Esta semana en Rocktopia: IRON MAIDEN, PAIN OF SALVATION, GENESIS, JIMI HENDRIX, JOE BONAMASSA, KING’S-X y OZZY OSBOURNE)

ROCKTOPIA 15 de Junio de 2013

ROCKTOPIA Pdcst 13-06-15

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/77u8ge99mj8xu40/ROCKTOPIA_-_2013-06-15.mp3

________________________________________________________________________________________

Como suele ser habitual cuando se transita por algún periodo musical en el que triunfan ciertas tendencias, quien más y quien menos trata de adaptarse a ellas. En mitad de los ochenta muchos fueron los que adecuaron su propuesta a los tiempos reinantes dentro del hard rock, incluido un príncipe de las tinieblas como Ozzy Osbourne. Tras su salida de Black Sabbath, primero llegaron discos que partían de esa simiente, pero un poco, más tarde, Ozzy suavizaría su sonido con álbumes como “Bark At The Moon” o el siguiente: “The Ultimate Sin”.
“The Ultimate Sin” se fraguaba después de una de las varias curas de desintoxicación del cantante británico. Un tratamiento que le tuvo lejos de la música, lo que otorgó a su guitarrista Jake E. Lee una mayor responsabilidad a la hora de la composición de las canciones. Y Lee no debió de hacerlo demasiado mal a tenor del reflejo de las ventas de este disco, con más de dos millones de copias vendidas. Un álbum elegantemente producido por Ron Nevison y repleto de buenos momentos, al margen de su mayor o menor comercialidad.
Una de las virtudes de Ozzy ha sido ser capaz de convivir con cualquier decorado musical, y sobrevivir en el intento siendo respetado, a pesar de sus excentricidades. Es nuestro disco del recuerdo…

Si ha sonado Ozzy Osbourne para abrir la edición de hoy del programa es para introducir al grupo que lo encumbró. Después de 35 años de su anterior aventura discográfica. Después de conciertos, conversaciones y negociaciones, el nuevo disco de Black Sabbath con Ozzy osbourne se titula “13” y es una realidad.
Como suele ocurrir en estos casos, se hace difícil emitir una opinión dada la perspectiva de los años y la magnitud de la banda. Los padrinos, los creadores del heavy metal, idolatrados por generaciones y generaciones de rockeros han vuelto, y lo han hecho primeramente confiando en el historial de un productor como Rick Rubin, especialista en resucitar viejas leyendas. Él les ha dado la pausa y el visto bueno a las interpretaciones que han terminado siendo parte de “13”. Un disco que suena intenso, mastodóntico en los riffs, como no podía ser de otra manera; espacioso y ambiental en la base de ritmo; e inclasificablemente poderoso en la forma de cantar de Ozzy Osbourne.
Inteligentes a la hora de elegir sólo 8 canciones para que “13” llegue a los 53 minutos de duración. Casi como en los viejos tiempos. Temas de metraje largo (la mayoría de más de 7 minutos de duración), y la promesa al que persevera en su escucha, de que encontrará lugar para la profundidad, en un trabajo que crece y crece con cada una de sus audiciones. No hay grandes números. No hay “Paranoid” o “Iron Man”, pero sí un elenco de canciones serias y convincentes. El sello de un género creado por sus inventores, que no es poco. Lugar para las nuevas generaciones para detectar todos los influjos del doom y el stoner actual. Así es “13”, que es, por supuesto, nuestro disco de portada, hoy en Rocktopia.

(Además esta semana en Rocktopia: DIO, GIUNTINI PROJECT, LONG DISTANCE CALLING, DARK RADIO, SPOCK’S BEARD y WET)