Programa 19 de Enero de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

En 1975 una joven banda alemana renacida de sus propias cenizas y bautizada bajo el amenazante nombre de Scorpions, pasaba por una de sus épocas más dubitativas. La marcha de su flamante y joven guitarra solista, Michael Schenker, había hecho que el grupo pasara por un momento de pausa en su existencia, pero finalmente su hermano Rudolph y el cantante Klaus Meine decidieron continuar con nuevos bríos, gracias, entre otras cosas, a la incorporación de un nuevo guitarrista llamado Uli Jon Roth.
“In Trance” fue el álbum que representó un cambio de filosofía para Scorpions. La influencia de las músicas más espaciales deudoras de la escena imperante en aquella época en Alemania, daban paso a canciones más escuetas, en las que el influjo hendrixiano de Uli Roth se conjugaba con las intenciones determinadas a hacer música más directa y accesible. Algo que provenía, entre otras cosas, de la filosofía aplicada por el productor Dieter Dierks, quien a pesar de estar fuertemente relacionado con el krautrock, empujó para que Scorpions buscaran nuevos horizontes musicales. En septiembre de 1975 se editaba “In Trance”, el primero de una larga y exitosa saga de discos, y también el primero en sembrar la polémica con su controvertida portada, luego censurada por mostrar el pecho de la modelo fotográfica que en ella aparecía…

Uli Jon Roth terminó su relación con Scorpions tan solo tres años después de la publicación de “In Trance”. Su carrera en solitario se ha sucedido desde entonces de manera muy discreta. Uno de los últimos vocalistas de su grupo es Nathan James, quien cantaba la canción “In Trance” en uno de los últimos discos de Roth, y quien también ha sido cantante de la Trans-Siberian Orchestra. Aunque lo que le trae hoy hasta el programa es la publicación del nuevo disco de su banda: Inglorious. Ellos se formaron en 2014, aprovechando el tirón que Nathan James había tenido con sus anteriores aventuras y también como concursante del programa La Voz británico. James quería dejar claro que lo suyo no era pose, sino la pasión por el hard classic rock de grupos con los que creció como Deep Purple, Led Zeppelin, Whitesnake o Bad Company. La prensa británica, encabezados por la biblia rockera Classic Rock, dieron su beneplácito para que Inglorious abanderaran la nueva generación de bandas de ese estilo provenientes del Reino Unido. Después de dos buenos discos de tanteo “Ride To Nowhere” verá la luz el próximo 25 de enero, erigiéndose como, desde mi modesta opinión, el mejor trabajo de la prolífica carrera del combo inglés. No hay nada nuevo, salvo que al parecer la inspiración ha sido aún más generosa esta vez en la consecución de estas canciones, además tocadas por la varita mágica de la producción de un profesional de la categoría de Kevin Shirley…

(Esta semana en Rocktopia: SCORPIONS, INGLORIOUS, BERNHARD WELZ, JOHN GARCIA, CODY CARPENTER, URIAH HEEP, PRESTO BALLET y METAL CHURCH)

ROCKTOPIA 15 de Diciembre de 2012

ROCKTOPIA Pdcst 12-12-15

Descarga siguiendo este link: http://www.mediafire.com/?xusft5cifgdyhqt

_______________________________________________________________________________________

Nos centramos en la era dorada de un género como el hard rock, en uno de los lugares donde explotó por todo lo alto en mitad de los ochenta. Viajamos mentalmente a Los Ángeles, a la época más rockera de California, y nos encontramos de bruces con unos de sus hijos predilectos: Dokken. La banda liderada por el cantante Don Dokken había sido fundada en 1976. Mucho trabajo, buenas dosis de confianza en ellos mismos, y numerosos conciertos en todo el circuito de clubes de la zona, hicieron que poco a poco Dokken llegaran al lugar que les correspondía, aunque eso no sucedió hasta la edición de su segundo disco. Después de las escasas ventas de su álbum de debut y de ser cesados por su anterior compañía de discos, la banda dispondría de una segunda y jugosa oportunidad, la que les brindaba la posibilidad de trabajar con ilustres como Roy Thomas Baker o Tom Werman, quien venía de triunfar grabando con Motley Crüe. El resultado en esta ocasión, aún siendo bandas muy diferentes, fue muy parecido en cuanto a número de ventas, y es que “Tooth & Nail”, el segundo trabajo de Dokken pondría a la banda californiana en el mapa de las listas de éxitos, vendiendo más de dos millones de copias en todo el mundo. La solidez de una sección rítmica de garantías como Mick Brown y Jeff Pilson; la melodiosidad vocal de Don Dokken y el espectacular guitarrista George Lynch no pasarían inadvertidos. “Tooth & Nail” era un perfecto ejemplo de lo que era el hard rock melódico, que no el AOR, en aquellos años…

Los mejores años de un género y los mejores años de un grupo mediatizado constantemente por las peleas de Don Dokken y George Lynch. Sin embargo los dos se llevaban bien con el resto del grupo, y la prueba de que eso era así, y de que disfrutaban haciendo música juntos, es la consecución de una nueva formación llamada T&N representando precisamente a las siglas de Tooth and Nail. Detrás de T&N encontramos a dos ex de Dokken: George Lynch y Jeff Pilson, junto a un miembro actual de la banda, el batería Mick Brown. Ellos unen sus fuerzas a Brian Tichy como segundo batería, contando con el propio Pilson como vocalista, para despachar un álbum como “Slaves To The Empire”, mitad fraguado a base de canciones de Dokken, mitad hecho a base de temas nuevos. Un auténtico alarde de cómo facturar el mejor heavy rock americano con tendencia melódica, pero de forma absolutamente compacta y brillante. Colaboraciones a la voz, de Tim “Ripper” Owens, Sebastian Bach o el gran Doug Pinnick. Un magnífico álbum de hard americano.

(Además esta semana en Rocktopia: ROYAL HUNT, ANDRE MATOS, JOE STUMP, WARNOT, PRESTO BALLET y KOTIPELTO/LIIMATAINEN)