Programa 4 de Febrero de 2017

rocktopia-pdcst-17-02-04

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Todos los géneros musicales tienen en su particular olimpo discográfico obras sobre las que casi todo el mundo, tanto crítica como público, se ponen de acuerdo para ponderar su influencia, su capacidad para marcar un momento en el tiempo. Uno de esos trabajos con rango de paradigma es “Operation: Mindcrime”.
Queensrÿche habían partido de unos orígenes bastante cimentados sobre la base de bandas como Iron Maiden o Judas Priest, pero la banda de Seattle, movidos por la juventud y la audacia, jamás quisieron permanecer inmóviles en su evolución. Los pasos hacia adelante dieron con un trabajo muy innovador para la época como el ejemplar “Rage For Order”, pero en el año 1988 llegarían al que seguramente fue su punto definitivo de creatividad en forma de disco conceptual, con una imaginería similar a la del libro de George Orwell “1984”, así nacía “Operation: Mindcrime”, una piedra filosofal para el metal técnico y fuente de inspiración para montones de bandas que mencionan este trabajo como una referencia infaltable. Lujosa producción a cargo de Peter Collins, quien venía de trabajar con Rush, y que conseguía el encuadre perfecto, estilista detallado y dramático, para que “Operation: Mindcrime” adquiriera su propia dimensión. Un álbum que tardó en consolidarse en las listas de ventas; que tardo en crecer algunos meses antes de ser considerado como obra maestra…

Ya lo hicimos la semana pasada, y volvemos a hacerlo ahora. Y es que ese disco del recuerdo que acaba de sonar es la elección personal, el disco que han seleccionado para introducir su música los miembros de Odd Logic.
¿Y quiénes son Odd Logic?, pues Odd Logic es una banda realmente minoritaria, de esas que nos cruzamos de vez en cuando en Rocktopia, y que nos hacen arquear las cejas pensando “cómo es posible que grupos como éste no formen parte de alguna compañía discográfica que los impulse y respalde”, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de bandas mediocres (por qué no decirlo) que a día de hoy engrosan las filas de demasiados sellos discográficos.
Así pues Rocktopia se pone en modo divulgativo o defensor de las causas perdidas, según se mire, para presentaros a Odd Logic:
Ellos nacen después de la disolución de MINE, un grupo de grunge de Seattle, que llegó a girar y a tocar, incluso abriendo para nombres como Sting, John Waite o Journey. El caso es que tras la desaparición de MINE, el guitarrista y vocalista Sean Thompson decidió perseguir su verdadera pasión musical, la cual tenía más que ver con artistas como Kings’X, Yes, Kansas, Rush o los propios Queensrÿche entre muchos otros. Así se establece Odd Logic, como proyecto unipersonal en el que Thompson se hacía cargo de todo instrumento o voces que aparecían en sus primeros discos, editados a partir de 2004. El proyecto fue tomando forma, perdurando en el tiempo, acogiendo nuevos miembros, hasta llegar a “Effigy” su nuevo y sensacional disco, en el que todas esas influencias de diferente procedencia, encuentran un punto en común para dar personalidad propia a Odd Logic…

(Esta semana en Rocktopia: QUEENSRYCHE, ODD LOGIC, MARILLION, THE MANTLE, FOREVER STILL, THE MURDER OF MY SWEET, PRIDE OF LIONS y SEVEN)

Anuncios

ROCKTOPIA 27 de Octubre de 2012

Descarga siguiendo este link: http://www.mediafire.com/?pbgzbfkinn8er18

_______________________________________________________________________________________

Hoy comenzamos Rocktopia con uno de esos discos que realmente marcan una época, por lo menos para un género determinado. Una pieza maestra llamada “Operation: Mindcrime”. La banda de Seattle, Queensryche, venían de un trabajo bastante innovador titulado “Rage For Order”, pero en aquel año 1988 llegarían al que seguramente fue su punto definitivo de creatividad en forma de disco conceptual, con una imaginería similar a la del libro de George Orwell “1984”. Así nacía “Operation: Mindcrime”, una piedra filosofal para el metal técnico y fuente de inspiración para montones de bandas que mencionan este trabajo como una referencia infaltable.
La producción espectacular de Peter Collins, quien venía de trabajar con Rush, resultaba ideal para presentar esta avalancha de canciones dramáticas, elegantes, épicas y de cargada crítica social. El álbum se abría por todo lo alto con una introducción dramatizada y “Anarchy-X”, la muralla sónica de metal aristocrático que daba paso “Revolution Calling”. Después de aquello ya nada volvería a ser igual. Queensryche habían sentado cátedra.

El presente de Queensryche no escribe páginas tan esplendorosas como las de aquellos discos de final de los 80s y principios de los 90s. Tanto es así que Geoff Tate, el carismático cantante de la banda, se vio fuera del grupo la pasada primavera después de desagradables cruces de declaraciones e incluso insultos. El caso es que Geoff Tate se ha dado prisa para poner en orden su nueva andadura musical, y en los próximos días se edita su segundo disco en solitario y el primero desde que fue invitado a salir del grupo. El álbum se llama “Kings & Thieves” y, contrariamente a lo que sucediera en su primer esfuerzo en solitario, representa una línea continuista muy clara con respecto a lo que estaban siendo los últimos trabajos con Queensryche. De hecho la producción resulta más brillante y espaciada que éstos, de tal manera que en ese aspecto recuerda, aunque sea sónicamente, a los Queensryche de tiempos pasados. “Kings & Thieves” parece muy a las claras una forma de reivindicación, de dar primero en esa lucha que mantiene ahora con sus ex-compañeros. Así nos encontramos con canciones como “The Way I Roll” la cual perfectamente podría haber sido incluida en el último disco de Queensryche.

(Además esta semana en Rocktopia: SPHERIC UNIVERSE EXPERIENCE, NEAL SCHON, PRIDE OF LIONS, BLACK COUNTRY COMMUNION y ROBERT CRAY)