Programa 3 de Marzo de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Pocos discos importantes ha habido a lo largo de la historia que hayan gozado del calificativo de “obra maestra” desde el mismo instante de su publicación. Eso pasó con el sexto trabajo de Dream Theater. Como es norma en casi todo lo que hacen, la improvisación tuvo poca cabida en el diseño concienzudo de lo que desde su origen estaba llamado a ser un disco conceptual. Así lo habían programado Mike Portnoy y John Petrucci, y así fue. Utilizando como precuela su propia canción “Metropolis”, el teatro del sueño creó “Metropolis Pt.2, Scenes From A Memory” utilizando como espejo inspirador, el sumatorio de discos conceptuales como “Tommy” de The Who, “The Wall” de Pink Floyd, “Operation: Mindcrime” de Queensrÿche o “Misplaced Childhood” de Marillion. Referencias de dispares estilos que encendieron la llama del que para muchos es el mejor disco de toda la carrera de los reyes del prog-metal. “Scenes From A Memory” representó el primer álbum con Jordan Rudess haciéndose cargo de los teclados. Acababa de llegar, pero todavía tuvo tiempo de hacerse notar, imprimiendo su sello inconfundible a aquellas canciones, devolviendo la compenetración y el protagonismo que el grupo perdió con la marcha de Kevin Moore, y que Derek Sherinnian, a pesar de su indudable clase, no pudo imprimir. Eran nuevos sonidos para Dream Theater. Incluso en muchos casos una nueva manera de hacer las cosas, la cual les acompaña hasta nuestros días.
Una obra sin sombras, en la que las canciones se sucedían sin altibajos, sin rellenos, sólo excelentes temas desenvueltos temáticamente en la historia de una reencarnación. La atormentada regresión hipnótica de Nicholas, el protagonista, que nos conducía a través de pasajes musicales divididos en nueve escenas…

Esta semana, una vez más hemos tenido la fortuna de poder ponernos en contacto con los protagonistas de nuestro “Disco de portada”, para preguntarles cuál querían que fuese ese “Disco del recuerdo” que hiciese las veces de introducción para su propia música. Hablamos con ellos y nos dijeron que “Metropolis Pt.2, Scenes From A Memory” de Dream Theater era su disco elegido. Y ellos son los castellonenses Dry River.
Nos causaron una magnífica impresión con su anterior trabajo, y ahora con su tercera obra parecen haber alcanzado su cenit, por lo menos de momento, porque en el caso de músicos de este bagaje y amplitud de miras el futuro resulta también prometedor.
Hemos tenido que esperar cuatro años a que “2038”, nombre de su nueva entrega, vea la luz. Dry River comenzaron su carrera tras pasar por diferentes grupos y conformar su propio combo de versiones de bandas como los mismos Dream Theater, Deep Purple o Queen, pero también de nombres nacionales como Asfalto o Barón Rojo. Al final su concepto de Rock ecléctico es el vencedor, y hace que todas esas influencias se canalicen a través de su música, probando incluso con el Rock acústico e insuflando a sus textos en muchas ocasiones su mordaz visión del mundo, no exenta de crítica…

(Esta semana en Rocktopia: DREAM THEATER, DRY RIVER, SUPERSCREAM, PROJECT ALCAZAR, HEAVATAR, ROYAL HUNT y ANGEL NATION)

Anuncios

Programa 14 de Mayo de 2016

ROCKTOPIA Pdcst 16-05-14

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Cuando en el año 2001 tocaba retirada para una banda de culto convertida en evento popular en ciernes como At The Drive In, dos de sus miembros: el guitarrista y productor Omar Rodríguez-López y el vocalista Cedric Bixler-Zavala pasaron a formar The Mars Volta. El espíritu minoritario post-hardcore de At The Drive In encontró evolución hacia territorios aún más arriesgados y vanguardistas. Reiniciando su carrera, Omar y Cedric volvieron a la cultura de club y al uso ilimitado de drogas que al parecer les proporcionaba el estado mental adecuado para crear su propio universo desequilibrado y aparentemente caótico.
El ínclito productor Rick Rubin echó mano de su amor por las causas imposibles y en 2002 se los llevó a su mansión de Los Ángeles, un lugar en el que ya habían grabado Red Hot Chili Peppers y del que algunos dicen que está encantado. Territorio abonado por lo tanto, para la inspiración de una banda lisérgica como The Mars Volta. “De-Loused In The Comatorium” fue el resultado artístico de todo ello. Un álbum mágico que pasa por ser el favorito de la historia del combo de El Paso. Para todo aquellos que aún pensaban que las tendencias progresivas estaban reñidas con la visceralidad, The Mars Volta demostraban rotundamente que no…

Ya sabéis que siempre buscamos ese nexo de unión entre nuestro disco del recuerdo y el álbum de portada de cada semana en Rocktopia. Y en algunas ocasiones, como hoy, resulta un tanto especial, ya que se trata de una de las veces que tenemos la posibilidad de preguntarle directamente a la banda de portada sobre qué disco en concreto quieren que suene para introducir su música. Y eso hemos hecho con los desconocidos y fantásticos Vulkan. Ellos vienen desde Gotemburgo, les preguntábamos sobre ese disco que les había influido como banda, y hablaban de The Mars Volta, pero también de grupos como Tool, Pink Floyd, Frank Zappa o Radiohead. Influencias diversas, pero con puntos en común que se reflejan en ellos a través de sus dos estupendos discos, el último de los cuales nos han hecho llegar para agradecimiento de nuestros sentidos.
“Obervants” ha tenido que esperar cinco años con respecto a su predecesor, para despacharse con un disco de exquisita profundidad y lírica moderna controlada, en un tono de elegancia ambiental, sólo capaz de ser conseguida por músicos con las ideas muy claras y sobrada experiencia.
Mientras algunas discográficas se empeñan en promocionar productos de divisiones inferiores, los brillantes Vulkan se baten el cobre casi en el anonimato…

(Además esta semana en Rocktopia: POVERTY’S NO CRIME, PROJECT ALCAZAR, ALQUIMIA, BLACK FATE y TREAT)