Programa 7 de Octubre de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Esta primera edición de la temporada 2017/2018 la vamos a abrir con un álbum editado en 1989. Disco con el que el hijo de una leyenda buscaba el reconocimiento como músico en sí mismo lejos de la alargada sombra de su padre. Y es que “The Disregard of Timekeeping” fue el trabajo de debut de la banda de Jason Bonham, evidentemente el hijo de John Bonham.
Al margen de sombras alargadas perjudiciales, no cabe duda que su pedigrí le abrió las primeras puertas, y por eso para este álbum de debut de la banda que se bautizó como Bonham, contó con importantes facilidades como la producción de Bob Ezrin, un profesional de campanillas con trabajos muy diversos para artistas desde Kiss a Pink Floyd; y colaboraciones como las del guitarrista de Yes, Trevor Rabin.
Buenos tiempos para la MTV, una imagen muy de la época, una propuesta totalmente en boga y el tirón del apellido, hicieron que “The Disregard of Timekeeping” se vendiera notablemente y que la banda girara por todo el mundo. Sonidos muy zeppelinescos cruzados con los del hard rock más ochentero…

La conexión que siempre tiene nuestro disco del recuerdo en el inicio del programa, y nuestro álbum de portada, viene dada esta vez por la participación en ambos trabajos del batería Jason Bonham. Un tipo al que siempre le ha perseguido inevitablemente el legado de su padre, pero que ha demostrado de sobra su valía al cabo de tantos años. De otra manara sería imposible que formase parte de una super-banda de la categoría individual y colectiva de Black Country Communion. Ese combo formado en 2009 por Glenn Hughes, Joe Bonamassa, Derek Sherinnian y el propio Jason Bonham.
La falta de entendimiento en cuanto a las prioridades del grupo hizo que en 2012 se rompiera después de tres fantásticos discos de estudio. 2016 trajo noticias de vuelta al trabajo para Black Country Communion, y en este otoño de 2017 todo ha terminado volviendo a la normalidad con la edición del nuevo Black Country Communion IV.
Nada nuevo bajo el sol. Algo no necesariamente negativo cuando estamos ante un grupo capaz de haber editado algunos de los mejores trabajos de hard classic rock de la última década, algo que vuelve a suceder en este cuarto capítulo. De nuevo un despliegue de maestría con la producción de su colega Kevin Shirley y todos esos vestigios de los mismos Led Zeppelin y, cómo no, de Deep Purple, Free y demás…

(Esta semana en Rocktopia: BONHAM, BLACK COUNTRY COMMUNION, LIVING COLOUR, QUEENS OF THE STONE AGE, GREG HOWE, PROSPEKT, CALIGULA’S HORSE y NOVELISTS)

Anuncios

ROCKTOPIA 8 de Junio de 2013

ROCKTOPIA Pdcst 13-06-08

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/ffd24emclx43xc5/ROCKTOPIA_-_2013-06-08.mp3

_________________________________________________________________________________________

De vez en cuando ocurre que hay discos que son altamente influyentes para muchas bandas. Álbumes que son recibidos por la crítica con los brazos abiertos, pero que sin embargo tardan en calar en la opinión colectiva del público. Eso sucedió con un disco como “Blues For The Red Sun”, una piedra filosofal de un subgénero como el stoner Rock, rubricado por un grupo de culto como Kyuss, y que sin embargo vendería menos de 40.000 copias en el momento de su publicación. “Blues For The Red Sun” representaba el segundo esfuerzo de Kyuss, después de una primera entrega bastante discreta, lo que contribuyó a que este trabajo significase toda una sorpresa. Acababa de entrar el verano de 1992, cuando se editó con la producción del genial Chriss Goss y la inclinación clara hacia el sonido básico de grandes padres del metal pesado como Blue Cheer o por supuesto Black Sabbath. Era esa forma de hacer las cosas tantas veces en los noventa, bajo esa filosofía de reinventar el pasado para ponerlo al día.
Grupos como Metallica se rendían ante el poderío de Kyuss y los elegían para acompañarlos en su tour de 1993. Y es que estos Kyuss se erigieron como una de las sensaciones del momento…

Uno de los miembros fundamentales del grupo, Josh Homme, siguieron su camino buscando nuevos derroteros musicales, y así nacieron los aplaudidos Queens Of The Stone Age. Ellos también se enclavaron de alguna manera en ese subgénero del stoner Rock. Aunque lo suyo siempre tuvo más que ver con atmósferas que venían de ahí, pero que se proyectaban hacia horizontes en los que los estribillos y los contornos Pop también estaban muy presentes. Una forma de estilizar y abrir aún más la propuesta de los seminales Kyuss.
La carrera de Queens Of The Stone Age se ha ido cimentando con un éxito gradual y muy seguro. Por el grupo han pasado miembros insignes como Dave Grohl de Foo Fighters o el propio Nick Olivieri rescatado de Kyuss.
Después de 6 años desde su anterior obra en estos días se pone a la venta “…Like Clockwork”, el nuevo y esperadísimo nuevo álbum de QOTSA, en el que Josh Homme prueba como nunca su capacidad para cincelar canciones en sí mismas. Canciones inspiradas pero con una carga de inteligencia musical y pulsante encanto al alcance de muy pocos. Quizá esa sea la madurez bien entendida o tal vez se trate de un artista capaz de medirse y saber esperar su momento de lucidez. El caso es que “…Like Clockwork” pasa por ser de lo mejor jamás editado por “Las Reinas de la Edad de Piedra”… Es nuestro disco de portada…

(Además esta semana en Rocktopia: SPIRITUAL BEGGARS, CIVIL WAR, SEMANTIC SATURATION, LEAFBLADE, TESSERACT y VINDICTIV)