Programa 22 de Abril de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Mr. Big tuvo mucho que agradecerle al cazatalentos Mike Varney para que su gestación fuese una realidad. Él fue fundamental a la hora de buscar músicos para montar aquella banda que debía de erigirse alrededor del bajista Billy Sheehan. Por eso, cuando en 1997 Paul Gilbert agarró su guitarra y se marchó lejos de allí, la elección de Richie Kotzen como su sucesor fue algo del todo natural, ya que Kotzen también había sido un descubrimiento de Mike Varney para su sello Shrapnel records.
Puede que Gilbert fuese un guitarrista más versátil, pero el estilo de Mr. Big se ajustaba perfectamente a las características de un Kotzen que venía de formar en Poison además de su carrera en solitario.
El primer álbum de Mr. Big con Richie Kotzen se editaría primeramente en su mercado principal, el japonés, en septiembre de 1999. A la edición de “Get Over It” le sucedería una gira triunfal de veinte conciertos por el país nipón. Sin embargo aquel álbum no sería editado en Estados Unidos hasta marzo del año siguiente, cuando al fin el mercado americano, demasiado preocupado por las modas, reaccionó ante la evidencia. Obviamente “Get Over It” no podía competir con sus discos precedentes en popularidad y aceptación -el mercado había cambiado-, pero sí se trataba de un notable esfuerzo con un potencial todavía en plena validez…

Richie Kotzen finalizaría su relación con Mr. Big en el año 2002, cuando la banda decidió tocar a su fin. Él retomó su carrera en solitario y también formó bandas olvidadas como Forty Deuce, aunque últimamente ha vuelto a una posición más relevante como miembro del trío The Winery Dogs, junto a Billy Sheehan (de nuevo) y Mike Portnoy. Pero a Kotzen siempre le ha gustado aquello de volar sólo, y sigue sacando tiempo para editar álbumes bajo su sólo nombre, como es el caso de su último “Salting Earth”, aproximadamente su vigésimo primer lanzamiento en solitario. “Salting Earth” es de nuevo, como en tantas otras ocasiones, un compendio recolector de muchas de esas variadas aristas de la figura de Richie Kotzen. A él le gusta el rock, y aquí está, y si es hard rock, también; a él le atrae el funk y por eso muchas de estas canciones rezuman vibaraciones funkies; nos topamos con momentos melosos, y por su puesto hay algo de blues, cómo no, porque es muy difícil escapar de su influjo. Luego, todo queda ligado por la frescura característica de Kotzen. Rasgando su guitarra con espontaneidad vital y coronando estas canciones con su estupenda voz semirasgada. Un álbum de cierta inconsistencia, puede ser, pero suplida por la enorme inspiración con la que todo lo hace Richie…

(Esta semana en Rocktopia: Mr.BIG, RICHIE KOTZEN, KEE MARCELLO, BROTHER FIRETRIBE, GIANLUCA FERRO, BLIND EGO, VANGOUGH y AMORPHIS)

Anuncios

Programa 3 de Octubre de 2015

ROCKTOPIA Pdcst 15-10-03

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Nuestra nueva temporada se va a abrir, como es norma y tradición, con nuestro primer disco del recuerdo de la temporada. Se trata de un álbum editado en 1990, y que significaría el segundo título del guitarrista de Pennsylvania, Richie Kotzen.
Él había sido descubierto un par de años antes por el caza talentos de la guitarra Mike Varney. Después de presentar en sociedad a músicos de la talla de Yngwie Malmsteen o Paul Gilbert,  Kotzen formaba parte de la que se podía considerar segunda generación de guitar-heroes auspiciados por la escudería Varney.
A continuación de un primer esfuerzo homónimo, “Fever Dream” se editaba en 1990, con Richie Kotzen haciéndose cargo también de la voz principal. Un álbum que hoy en día suena algo obsoleto, pero que en el momento de su edición representó todo un ejemplo de la música que se hacía en aquellos días: la influencia del Funk-Metal era palpable, y la del Hard Rock más desenfadado también, en muchas de las canciones de “Fever Dream”…

Un músico reputado como Richie Kotzen ha sido de la partida en bandas como Poison, como los prestigiosos Mr.Big, además de su interesante carrera en solitario. Todo ello le ha llevado a ser miembro de una banda de la categoría de The Winery Dogs, el trío formado por Mike Portnoy a la batería, Billy Sheehan al bajo y el propio Richie Kotzen a la guitarra y voces.
Etapa ya de consolidación para este trío repleto de frescura, tras su debut de hace un par de años y el álbum en directo del año pasado por estas fechas. “Hot Streak” es su continuación, un trabajo en el que queda constatada la idea de grupo ya engarzado, más si cabe que anteriormente. El propio Mike Portnoy reconoce que su primer álbum fue un buen disco, pero que con este “Hot Streak” han alcanzado la categoría de banda en sí misma, al margen de ser una reunión de músicos afamados. Un grupo en el que la química funciona para presentarnos canciones cuajadas de vitalidad y extraordianrio hacer instrumental como es de rigor en su caso…

(Además esta semana en Rocktopia: IRON MAIDEN, PRAYING MANTIS, NEAL SCHON, THE MURDER OF MY SWEET, LEPROUS y RIVERSIDE)