ROCKTOPIA — “Especial Instrumentales 2011/12 (1ª parte)”.

Descarga siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2012-07-21 (DI I).mp3

Con el verano llegan los programas monográficos a Rocktopia. Esta semana dedicamos nuestros tiempo a rescatar algunas de las canciones instrumentales que han conformado en alguna ocasión nuestra “sección instrumental” de cada semana, durante la temporada que acaba de finalizar.

Con vosotros: DEREK SHERINIAN, SANTANA, ANDY JAMES, NEIL ZAZA, JEFF LOOMIS, MARTY FRIEDMAN y ROMA IVAKOV)

ROCKTOPIA 14 de Abril de 2012

Descarga y/o escucha siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2012-04-14.mp3

Una mini-revolución musical para comenzar el programa esta semana, y es que en aquel ya lejano 1987 un tenue viento de cambio sopló en el continente europeo para refrescar un género como el heavy rock, que venía de posicionarse jerárquicamente con la explosión de aquella escena bautizada como NWOBHM, pero que necesitaba ampliarse geográficamente, y aún más, sentar las bases de un futuro. Una parte importante de todo eso se cumpliría con la edición del segundo disco de una, por entonces, poco conocida banda alemana. El 23 de mayo de 1987 Helloween publicaban su “Keeper Of The Seven Keys pt.1”, y con él un subgénero como el power metal sentaba cátedra.
Después de un primer mini-LP y del subsiguiente larga duración con Kai Hansen como guitarrista/cantante, Helloween pensaron en la necesidad de reclutar a un auténtico vocalista. El elegido, un jovencísimo Michael Kiske, se convertiría en santo y seña de una generación de vocalistas europeos, mientras la química en el seno de la banda daba sus frutos gracias a esa seminal saga de “Keeper Of The Seven Keys”, en los que el metal se volvía optimista, dinámico y de pulida sonoridad. Todo sin perder un ápice de vigor. El primer single de “Keeper Of The Seven Keys” fue “Future World”, inmejorable carta de presentación para que el mundo se rindiera ante la nueva encarnación de Helloween.

Cualquier tiempo pasado fue mejor, tal y como reza el dicho. Quizá por eso aquella formación de Helloween y aquellos años del grupo alemán han ido cayendo en la memoria como un hecho casi sublime. El caso es que debido a ello, la expectación suscitada con la nueva reunión de Kai Hansen y Michael Kiske, bajo el nombre de Unisonic, ha sido muy notoria. Con cuentagotas… primero mediante un min-LP de adelanto, y hace un par de semanas ya con la edición del primer flamante nuevo disco de Unisonic, el caso es que el disco homónimo del grupo está ya en las tiendas.
Además de Kiske y Hansen: Mandy Meyer (guitarrista ex-Gotthard, ex-Krokus, ex-Asia); Kosta Zafiriou (batería de Pink Cream 69); y Dennis Ward, bajista de Pink Cream 69, (además de otros innumerables proyectos) conforman la banda, con la producción del propio Dennis Ward, más que probado y reputado especialista en estas lides.
Un disco posiblemente menos heavy de lo que se podía esperar, quizá más hard, al estilo europeo, pero con el sello y la clase inconfundibles en sus protagonistas. Todo un acontecimiento, por eso es nuestro disco de portada.

(Además esta semana en Rocktopia: AXEL RUDI PELL, VENDETTA, ROMA IVAKOV, ANATHEMA, HEMINIA y BIOSFEAR)

ROCKTOPIA 28 de Enero de 2012

Descarga y/o escucha siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2012-01-28.mp3

En 1993, en Finlandia nacía uno de los fenómenos más extraños acaecidos en el mundo del heavy metal en el final de los noventa y los albores del nuevo siglo. Cuatro chelistas de la Academia Sibelius de Helsinki, inspirados por su pasión por este estilo de música, transformaban a su gusto unas cuantas canciones de Metallica, adaptándolas a sus chelos para así, en 1996, grabar su “Apocalyptica Plays Metallica By Four Cellos”. Tal era la intensidad con la que estos cuatro músicos de adiestramiento clásico interpretaban aquellas canciones, que Apocalyptica dejaron de ser una mera curiosidad convirtiéndose en una agrupación de culto venerada por una gran cantidad de seguidores del heavy metal en todo el mundo. Dos años después llegaba “Inquisition Symphony”, la segunda entrega de su audaz propuesta. En ella había sitio de nuevo para las versiones, otra vez de Metallica, pero también de Faith No More, Sepultura o Pantera. Sus pasiones metálicas se disparaban de nuevo en busca de credibilidad, en busca de probar que vivían lo que hacían fuera del anecdotario, y para reforzar su posición, en aquel disco, se atreverían a incorporar tres canciones compuestas por ellos mismos, que nada tenían que envidiar en dramatismo y energía a los temas de otros. Fue el principio del quizás único grupo de metal que no emplea guitarras eléctricas. Porque el arte es actitud.

Con el paso de los años Apocalyptica se han hecho acreedores a una reputación, lo que les ha posibilitado contar con numerosas colaboraciones como la de la cantante de Lacuna Coil, Cristina Scabbia. Unos Lacuna Coil que editan en estos días su sexto larga duración, al cual han titulado con el nombre de “Dark Adrenaline”. La banda lombarda intenta reeditar el éxito de sus anteriores trabajos retomando la fórmula que los ha llevado a vender un millón de copias de todos sus álbumes. Canciones de corto metraje con su tradicional metal gótico a dos voces, para el que cuentan de nuevo con la producción de Don Gilmore, acostumbrado a trabajar con bandas actuales como Bullet For My Valentine o Linkin Park. Y ese filo de modernidad y comercialidad metálica es perfectamente palpable a lo largo de la totalidad de “Dark Adrenaline”, con sus matices cada vez más americanos y menos europeos. Nuestro disco de portada en la edición de hoy…

(Además esta semana en Rocktopia: BEYOND THE BRIDGE, PRIMAL FEAR, ROMA IVAKOV, VARGTON PROJEKT, CRIPPLED BLACK PHOENIX y TRACER)