Programa 30 de Abril de 2016

ROCKTOPIA Pdcst 16-04-30

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Alguno lo ha llamado “uno de los secretos mejor guardados del Rock and Roll”. El primer disco de Masters Of Reality se publicaba en 1988. El nombre de la banda procedía, como no podía ser de otra manera, de aquel álbum histórico de Black Sabbath. Masters Of Reality llevaban juntos otros siete años antes de aquello, pero no fue hasta entonces cuando consiguieron plasmar su característico espíritu en aquel vinilo. Habían sido alojados bajo las alas protectoras del gran Rick Rubin, quien los firmó para su compañía y produjo este disco de debut.
Masters Of Reality eran en 1988 la avanzadilla de lo que significaría poco después el movimiento “stoner”. En pleno apogeo del hard Rock más comercial, una reivindicación del pasado, de rendición a los sonidos más orgánicos, con guiños a los propios Black Sabbath a The Cream o a The Doors -por nombrar alguna referencia-, todos mezclados hasta lo irreconocible en un particular combinado musical. Una obra redonda y de personalidad intransferible…

Igual que Rick Rubin fue un gurú que patrocinó a bandas de todo tipo; Chris Goss, líder indiscutible de Masters Of Reality, también se convirtió en poco tiempo en padrino de bandas, en este caso de su entorno musical, sin ir más lejos de grupos como Kyuss o Queens Of The Stone Age. Uno de sus últimos ahijados musicales es una banda llamada Tax The Heat. Chris Goss los descubrió y quiso que fueran sus teloneros en una de sus giras con Masters Of Reality, hasta que en 2013 produjo su primer EP. Ahora, y todavía con Goss en la lista de agradecimientos de su nuevo disco, Tax The Heat vuelan solos con “Fed To The Lions”. Solos, pero con la lección muy bien aprendida, y es que se han sacado de la manga un as en forma de encantador trabajo de hard Rock actual con claro hilo directo con esa década mágica de los setenta.
Una banda británica moderna con sensibilidad de Rock and Roll clásico, así los define su sello discográfico, y simplemente así es…

(Además esta semana en Rocktopia: AIRLESS, LIFELINE, TAK MATSUMOTO, SANTANA, MESSENGER y GOOD TIGER)

ROCKTOPIA — “Especial Instrumentales 2011/12 (1ª parte)”.

Descarga siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2012-07-21 (DI I).mp3

Con el verano llegan los programas monográficos a Rocktopia. Esta semana dedicamos nuestros tiempo a rescatar algunas de las canciones instrumentales que han conformado en alguna ocasión nuestra “sección instrumental” de cada semana, durante la temporada que acaba de finalizar.

Con vosotros: DEREK SHERINIAN, SANTANA, ANDY JAMES, NEIL ZAZA, JEFF LOOMIS, MARTY FRIEDMAN y ROMA IVAKOV)

ROCKTOPIA 26 de Mayo de 2012

Descarga y/o escucha siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2012-05-26.mp3

Cansado de los caprichos y excentricidades poco relacionados con la música en sí misma de Axl Rose, el guitarrista de Guns N’ Roses Slash montó su propio estudio de grabación en su casa de Mullholand Drive en los primeros años de la década de los noventa. A ese estudio lo llamó The Snakepit ”el nido de serpientes”. A pesar de que Guns N’ Roses seguían vivos y coleando, Slash dedicó parte de su tiempo a escribir canciones, algunas de las cuales estaban pensadas para formar parte del repertorio de los ‘Roses, sin embargo Axl no parecía muy entusiasmado con ellas, así que aprovechando una época de pausa de la banda, Slash decidió que aquellos temas cobraran vida, grabándolos junto a sus compañeros Matt Sorum y Gilby Clarke y el bajista de Alice In Chains Mike Inez, a los que se les unió Eric Dover, de Jellyfish como cantante. De repente Slash tenía nueva banda, con la que quiso editar ese disco, y a la que quiso denominar como su estudio de grabación: The Snakepit. Su compañía de discos de aquel momento, Geffen, se interesó por el material, aunque obligó a incluir el nombre de Slash, como parte del seudónimo del grupo. Así Slash’s Snakepit había nacido, y con ello su primer disco titulado “It’s Five O’Clock Somewhere”. Un trabajo cargado de las credenciales de los propios Gunners, pero con un plus de frescura y sinceridad rockera de la estos comenzaban a adolecer de manera alarmante. Ese primer disco de Slash’s Snakepit sería un auténtico éxito, vendiendo más de un millón de copias, y sirviendo de carta de presentación para girar activamente. Es nuestro disco del recuerdo, el escarceo de Slash, que puso celoso a Axl Rose.

Le costó a Slash acometer su propia carrera en solitario bajo su único nombre. Eso no sucedió hasta hace un par de años cuando se editaba el primer disco de simplemente Slash. Aquel fue un trabajo coral, con múltiples cantantes e invitados, sin embargo en estos días ve la luz “Apocalyptic Love”, el segundo de la saga solo-Slash, pero esta vez con un concepto de banda al uso. Colaboraciones testimoniales y espíritu de grupo para dar vida a las nuevas canciones de Saul Hudson, eso sí con la importante aparición de Myles Kennedy, el vocalista de Alter Bridge, quien tiene un importante papel a lo largo de todo el disco, con su flamante forma de cantar el hard rock al más puro estilo americano. Y es que así es el nuevo álbum de Slash, sin engaños, sin sorpresas, sin dobleces… puro hard rock clásico de la vieja escuela yankee. Democracia creativa con toda la banda participando en la composición de temas como “No More Heros”, en la que la guitarra de Slash es especialmente inconfundible. Es nuestro disco de portada.

(Además esta semana en Rocktopia: JOE BONAMASSA, MICHAEL THOMPSON BAND, SANTANA, RPWL, ANTALGIA y AFFECTOR)