Programa 5 de Octubre de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

El final de los setenta y el principio de los años ochenta hizo a una banda como Kansas redireccionar su propuesta. El problema es que no todos sus componentes remaban en la misma dirección, y el cambio de década mostró a un grupo dubitativo, lo que trajo consigo severos cambios de formación. Variaciones de titulares en las que sus líderes naturales, Steve Walsh y Kerry Livgren, se mostraban incompatibles. Cuando uno de ellos salía del grupo, el otro volvía y viceversa. Así llegamos al año 1986. Años dorados del arena Rock, y el hard más comercial, y la difícil adaptación de unos viejos dinosaurios a aquel decorado.
Steve Walsh volvía a Kansas por entonces, y se traía con él a su colega Bill Greer, con quien había coincidido en su grupo de hard melódico Streets. Aunque la incorporación clave sería la de Steve Morse. El guitarrista venía de tocar con los incomparables e inclasificables Dixie Dregs. Un músico estelar y de estilo inconfundible que tiende a influir decisivamente en todo aquello en lo que participa, y por eso “Power”, el disco resultante de esa nueva encarnación de Kansas, se tornó como un perfecto reflejo de aquellos tiempos y de aquellos ingredientes musicales. Ahí estaba la voz de inmenso rango de Walsh, aún intachable, quien trajo de la mano sus nuevas inclinaciones de hard rock comercial, y cómo no, la magia de Morse quien con su toque de elegancia sublime y accesibilidad se sumaba a los guiños de tendencia progresiva por los que Kansas siempre habían sido conocidos. Un disco excelente, con un sonido deudor de aquella época y una producción a la altura de las circunstancias…

Aquella aventura de Steve Morse con Kansas puso de alguna manera al guitarrista de Ohio en el foco de la popularidad, y ello quizás jugó su baza importante para que terminara siendo el guitarrista de Deep Purple desde 1994 y hasta nuestros tiempos. Sin embargo la baja actividad de la legendaria banda británica le hace encontrar tiempo para dedicarse a otro de sus proyectos, el súper-grupo Flying Colors. Ese grupazo que desde 2012 está formado, además de por el propio Morse, por Mike Portnoy a la batería; Neal Morse a la voz y teclados; Dave LaRue al bajo y Casey McPherson a la voz.
“Third Degree” es el nombre del tercer esfuerzo en estudio de estos músicos extraordinarios que nos vuelven a regalar una colección de canciones a la altura de muy pocos. Porque pocos músicos son capaces de imprimir a la vocación progresiva inequívoca de Flying Colors, toda esa carga de profundidad netamente pop, con el toque entrañable con el que ellos lo hacen, terminando por redondear canciones entre las cuales quizás no encontremos esta vez tantos temas inmediatos, pero que a las segundas de cambio te terminan por conquistar irremediablemente una vez más…

Esta semana en Rocktopia: KANSAS, FLYING COLORS, PATTERN SEEKING ANIMALS, CICONIA THRESHOLD, THE 69 EYES y HOLLYWOOD VAMPIRES.

ROCKTOPIA, Especial Villancicos Rock VI

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Lo hemos vuelto a hacer y es ya la sexta vez. En Rocktopia nos hemos puesto en situación: hemos adornado todo con el punto hortera del espumillón; hemos cambiado la zambomba y la pandereta por guitarras eléctricas y baterías atronadoras.
Unos son versiones de clásicos más o menos modernos, y otros canciones hechas con un sentido más festivo, más trascendental o más irreverente. Todos valen, todos nos gustan. Bienvenidos a este Especial Villancicos Volumen VI en Rocktopia. Y por supuesto: ¡Feliz Navidad!

(Esta semana en Rocktopia: ASHA, STATUS QUO, THE DARKNESS, CHEAP TRICK, JOE BONAMASSA, MONSTER MAGNET, MICHAEL HARRIS, ORION’S REIGN, THE 69 EYES, LACUNA COIL, KORN y AUGUST BURNS RED)

Programa 5 de Junio de 2016

ROCKTOPIA Pdcst 16-06-04

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La edición de hoy del programa, a través de nuestro clásico disco del recuerdo, nos llega esta semana de la mano de un grupo incunable como King’s-X. La banda originaria de la ciudad de los Simpson, Springfield, aunque afincada en Houston comenzó su andadura en 1979, bajo diferentes nombres hasta llegar al año 1987, momento en el cual fueron re-bautizados como King’s-X por su mentor, Sam Taylor, hombre importante en aquel entonces dentro del universo ZZ-Top, y en general en toda la escena musical tejana. Utilizando su influencia King’s-X firmarían un primer contrato discográfico, y poco después editarían su álbum de estreno: “Out Of The Silent Planet”. Ya habían publicado un disco anterior, bajo otro apelativo, pero aquella obra de 1988 se erigió como un reinicio artístico para el trío. Sam Taylor los guió para que ellos modificaran levemente su forma de ver la música, y la derivasen hacia territorios menos obvios y algo más sofisticados. El gusto de King’s-X por The Beatles y también por el Blues y por el Soul, continuaron siendo parte fundamental de su sonido y de su personalidad intransferible, pero a todo ello se sumó un punto de audacia para atreverse a entrar de puntillas en terrenos algo más progresivos, sin llegar a serlo…

…Hemos recordado a una banda flamante como King’s-X, y ahora continuamos con lo que supone la actualidad de una de sus ramificaciones, el super-grupo The Jelly Jam.
The Jelly Jam surgió como secuela de otra super-banda en la que militaban los mismos componentes, a los que se sumaba el ex Dream Theater, Derek Sherinian. Aquel grupo llamado Platypus dejó su legado a estos The Jelly Jam, que han continuado esporádicamente hasta nuestros días.
Siguen siendo Ty Tabor de King’s-X a la voz y guitarra, John Myung de Dream Theater al bajo y Rod Morgenstein, de Dixie Dregs entre otros, a la batería. Su anterior trabajo paso sin pena ni gloria, al ser editado por una compañía independiente de escaso alcance, así que “Profit Prophet” puede ser entendido en gran medida como un retorno de mayor cobertura por parte de The Jelly Jam.
Las personalidades del todo dispares de los componentes de la banda, nunca fueron óbice para llevar la nave a buen puerto, su disco para 2016 no es desde luego una excepción. Es innegable que el peso específico que descansa creativamente sobre Ty Tabor es esencial; inequívocas son las influencias Beatles de casi todo lo que toca, pero a eso se le suma el sentido más rítmico de Myung y el pulso del creativo Rod Morgenstein. No hay demasiadas reglas. Nunca las hubieron para ellos, su nombre emana en gran medida de la improvisación y eso cuaja una vez más en su nueva y variada obra…

(Además esta semana en Rocktopia: DREAM THEATER, HEADSPACE, THE ALGORITHM, PIERCE THE VEIL, MOTHER FEATHER y THE 69 EYES)