Programa 23 de Marzo de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Pink Floyd estaban ya sólo capitaneados por David Gilmour cuando en 1988 publicaron su primer disco completo en directo. La alargada sombra de Roger Waters amenazaba, pero Gilmour fue más Gilmour que nunca y había preparado un nuevo disco de la banda en 1987. De la multitudinaria gira de presentación de aquel “A Momentary Lapse Of Reason” nacieron las grabaciones del posterior “Delicate Sound Of Thunder” realizadas en agosto de 1988, en el Nassau Coliseum, durante cinco noches consecutivas. Una grabación audiovisual casi como colofón al final de la gira inicial del “Momentary Lapse Tour 1987/88”. La calidad técnica de la puesta en escena habitual del grupo trató de plasmarse en esta diáfana grabación, con multitud de músicos sobre el escenario y toda la parafernalia de luz, sonido e imágenes tan característicos de Pink Floyd a lo largo de su historia.
La parte visual de los conciertos fue estrenada en formato VHS, Video CD y Laserdisc y nominada para un Premio Grammy por Mejor Video Musical de larga duración. Temas de lo que era su último disco en aquel entonces y rendiciones a los álbumes más vendidos del grupo…

Uno de los músicos que aparece en “Delicate Sound Of Thunder”, perteneciendo a Pink Floyd en sus últimas épocas (hasta se casó con la hija del teclista Richard Wright), es el bajista Guy Pratt. Sesionero de lujo, con créditos en innumerables álbumes de Madonna, Tom Jones, Rod Stewart o Gary Moore, Guy Pratt también es amigo de los alemanes RPWL y por eso ha colaborado con su bajo en su último “Tales From Outer Space”, el cual se pone en circulación en estos días.
Los Pink Floyd de Baviera editan su octavo disco. Un trabajo especialmente ambientado en las historias de ciencia ficción y el primero de estudio en cinco años. Con él recuperan las sensaciones de antaño. Nunca han ocultado su devoción por los universos floydianos, más bien todo lo contrario, esa es la senda en la que se sienten más cómodos y la que todos sus seguidores esperan. Así las cosas la nueva obra de RPWL no va a decepcionar a nadie, ya que en ella hallamos esa capacidad melódica, casi siempre accesible, que de cuando en cuando se adentra en escondites más sofisticados, aunque lo hace sin que nos demos cuenta, echando mano de uno de sus mandamientos fundamentales: la fluidez…

(Esta semana en Rocktopia: PINK FLOYD, RPWL, WHEEL, CICONIA, SOEN, CANDLEMASS y THE HEARD)

Programa Especial Discos Destacados 2018 (I)

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Cuando llega este punto del calendario -poco antes o poco después-, es hora de hacer balance de lo sucedido en los últimos doce meses. En el caso de Rocktopia nos ocupamos de dedicarle dos programas a los discos más reseñables de entre todos los que han pasado por nuestro espacio radiofónico durante el pasado año.
Recuperamos esos momentos en los cuales han desfilado frente a nuestros oídos los que pensamos que pueden ser álbumes especialmente destacados. Opiniones subjetivas y discutibles como todas, aunque como nos gusta decir en estos casos: no están todos los que son pero sí son todos los que están…

(Esta semana en Rocktopia: RIVERSIDE, VOLA, THE HEARD, JOE SATRIANI, MICHAEL ROMEO, REACH y ULTRAPHONIX)

Programa 15 de Diciembre de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

James LaBrie fue elegido para ser vocalista de Dream Theater tras superar un casting en el que se midió a más de 200 contendientes. Sin embargo su papel en el grupo quedó meridianamente claro desde el principio. Básicamente su función sería cantar sobre las complicadas líneas musicales que los líderes de la banda componían. Esa fue una de las condiciones que él acepto, por eso cuando llevaba casi una década militando en Dream Theater, LaBrie decidió que era el momento para plasmar sus capacidades en un proyecto en solitario que diera cabida a una ideas que, al menos de momento, no resultaban bienvenidas en los procesos creativos de su banda madre. Y así nació el proyecto MullMuzzler. Ese fue el extraño nombre que LaBrie inventó para acoger en él a otros músicos como el teclista de Dali’s Dilema, Matt Guillory, o miembros de Magellan o Shadow Gallery, quienes le ayudarían a pergeñar su proyecto paralelo. Después de un primer capítulo algo dubitativo, en 2001 se editaba el segundo álbum de MullMuzzler, en él LaBrie volvía a utilizar un equipo de músicos para la grabación y otro distinto para la composición.
Hard progresivo en su mayor parte melódico y de fácil asimilación, orientado hacia un sentido más convencional de las canciones, aunque esta segunda entrega poseía puntos de sobriedad más consistentes que los del anterior esfuerzo. El maestro Guillory se erigía de nuevo como mano derecha del cantante, ayudando a perfilar temas tan asequibles como progresivos, y mostrando su gusto por los teclados más ambientales. James LaBrie cantando de un modo más pausado, y menos afilado que en tiempos anteriores en temas obviamente hechos a su medida, aunque no para lucimiento descarado…

James LaBrie siempre ha sido un músico muy dispuesto a echar una mano a otras bandas, haciendo colaboraciones, tanto para grupos noveles como para proyectos más prestigiosos. Ahora, cuando las expectativas del nuevo disco de Dream Theater están de plena actualidad, a falta de dos meses para que se edite, nos encontramos con la colaboración de LaBrie en la banda Last Union. Una formación que a pesar de sus años de existencia es ahora cuando ven publicado su primer disco. En concreto “Twelve”, que es como se titula, verá la luz el próximo 21 de diciembre, a pesar de que se trate de un trabajo grabado hace ya más de dos años.
Last Union es una formación italiana nacida en 2007, que en los últimos años se ha visto completada con la inclusión de músicos del nivel de Mike LePond de Symphony-X al bajo y Uli Kusch, ex de Helloween o Masterplan a los tambores. Lo suyo es metal melódico de tintes progresivos, ejecutado sin mácula y enmarcado por la mezcla y la masterización de no otro sino Jens Bogren…

(Esta semana en Rocktopia: JAMES LABRIE’S MULLMUZZLER, LAST UNION, MICHAEL ROMEO, ANDY JAMES, THE HEARD, WHITE COVEN y VANDENBERG’S MOONKINGS)