Programa 24 de Noviembre de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Suecia es uno de los lugares clave donde habitan algunos de los mejores nombres de la actualidad. Un lugar aperturista en todos los sentidos, y cuyas bandas poseen un sentido global. Pero esto no fue siempre así. A principios de los años 70s nacía en Suecia una banda llamada Kaipa. Estaba comandada por el teclista Hans Lundin, y quizás por eso su fórmula se basaba en la presencia del órgano Hammond, el piano eléctrico Wurlitzer y el sintetizador Davoli. Los textos, cantados en sueco querían enfatizar mejor el contenido poético de las letras. Kaipa confirmaban así sus escasas ambiciones internacionales, aunque su segundo disco fue editado también cantado en inglés. Su repercusión en el extranjero no colmó sus aspiraciones y para “Solo”, nombre de su tercer álbum, Kaipa volvieron a su lengua madre. “Solo” es considerado por muchos como su mejor obra de aquella primera época. Se editó en mayo de 1978 y gracias a él pudieron tocar por toda Escandinavia y parte del continente…

El guitarrista de aquellos primeros años, y uno de los principales compositores de Kaipa, era un chaval que se incorporó a la banda cuando tan solo tenía diecisiete años, su nombre era Roine Stolt. Stolt salió de Kaipa motivado por otras inquietudes musicales de juventud. Lo hizo para formar su propio grupo, Fantasia, una banda que se separó en 1983, así que Stolt comenzó a trabajar como solista y músico de sesión, arreglista y productor, hasta que una cosa llevó a la otra, y retomó su carrera en solitario fundando sus The Flower Kings, además de terminar siendo miembro de Transatlantic. El caso es que con la carrera de The Flower Kings casi en modo de pausa, Stolt vuelve con un disco en mitad de camino de ser en solitario y ser de The Flower Kings. Un álbum que ha firmado bajo el nombre de Roine Stolt’s The Flower King y cuyo título es el de “Manifesto Of An Alchemist”. Nomenclaturas a parte se trata de un trabajo fiel a la tradición del prolífico músico Sueco, quien hace escasos meses se presentaba también con ese combo junto a Daniel Gildenlow de Pain Of Salvation denominado The Sea Within. Como era de suponer “Manifesto Of An Alchemist” no deja de ser un álbum de The Flower Kings encubierto, con esos momentos de prog épico característicos de Stolt, con sus devaneos de laxo rock sinfónico y también sus escarceos jazzeros, como siempre musicalmente intachable…

(Esta semana en Rocktopia: KAIPA, ROINE STOLT’S THE FLOWER KING, THE TANGENT, VINNIE MOORE, MOTOROWL, MONSTER TRUCK y BLACK STONE CHERRY)

Programa 25 de Abril de 2015

ROCKTOPIA Pdcst 15-04-25

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Con la perspectiva del tiempo, a veces resulta difícil recordar la primera época de una banda como Scorpions. Unos inicios pausados, pero seguros, en los que fueron poniendo las bases del éxito, primeramente como banda de Rock crudo y setentero, cuando Alemania no era en aquel momento un lugar muy pródigo para la exportación de este tipo de grupos.
Uno de los trabajos que marcó el cambio de estatus de la banda de Klaus Meine y Rudolph Schenker, sería “Lovedrive”. Disco editado en 1979, y en el cual participaría por primera vez el que ha sido su guitarrista desde entonces, Matthias Jabs; aunque algunos de los solos de “Lovedrive” fueron firmados por un Michael Schenker, quien en pleno desequilibrio, dejó al grupo durante las sesiones de grabación del álbum, para retornar después durante su gira de presentación, y terminar de nuevo dejando en la estacada a la banda en mitad de aquel tour.
Por lo demás “Lovedrive” abría el camino hacia la nueva dirección de Scorpions, destinados a ser uno de los grupos de mayor éxito en todo el mundo durante la década de los 80s…

A pesar de sus comportamientos extraños y excéntricos, en muchos casos propiciados por el abuso de drogas, la amistad entre Michael Schenker, el batería Herman Rarebell y el bajista Francis Buchholz, permanece hasta nuestros días. “Lovedrive” fue el único disco de Scorpions en el que coincidirían, pero aquella relación llega hasta la actualidad gracias a la carrera de Michael Schenker’s Temple Of Rock.

“Spirit On A Mission” es el nuevo disco de la eminencia guitarrera alemana. Repitiendo formación, con los mencionados Rarebell y Buchholz en la nave, además del ex de Rainbow o Yngwie Malmsteen, Doogie White. Mismos personajes, y misma fórmula musical que en su anterior trabajo, aunque se puede decir que la intensidad y dureza de éste álbum va paulatinamente in-crescendo según se va desarrollando la obra. Un ímpetu añadido, por supuesto, con la personalidad y escuela, propias de un maestro en la creación de riffs hardrockeros perdurables como Michael Schenker…

(Además esta semana en Rocktopia: UFO, RED ZONE RIDER, POINTS NORTH, THE TANGENT, MELODIUS DEITE y IMPELLITTERI)

ROCKTOPIA 22 de Junio de 2013

ROCKTOPIA Pdcst 13-06-22

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/hfdzdm952ssht12/ROCKTOPIA_-_2013-06-22.mp3

______________________________________________________________________________________________

Algunos grupos parecieron surgir prácticamente de la nada durante la eclosión gloriosa del heavy metal de mitad de los ochenta, pero muchos de ellos llevaban largo tiempo esperando su oportunidad y construyéndose, como un grupo de culto venido desde Sarasota en Florida y llamados Crimson Glory. Cuando su primer disco fue editado en 1986 ellos ya llevaban funcionando bajo diferentes apelativos desde 1979. Fueron considerados como unos pioneros del metal técnico y progresivo junto a bandas como Fates Warning o Queenrÿche. Su imagen de hombres vestidos de negro, adornados por máscaras plateadas intentaba llamar la atención para destacar sobre sus coetáneos. En cuanto a su música, vivían, sobre todo en sus inicios, en ese territorio de las bandas citadas, con mayor inclinación hacia la temática oscura y épica, y no tanta capacidad técnica, lo que se hacía de notar en sus canciones, muy interesadas en crear pequeños ambientes con cierto misterio y algo de lírica, en los que acomodar la voz de su cantante Midnight, aguda y teatral, parte fundamental del sonido de Crimson Glory.
Música con el encanto de una época, un lugar y una razón de ser, rescatada de la escena norteamericana de bandas que bajo el auspicio de la compañía independiente Roadrunner, fueron parte importante del movimiento…

Crimson Glory han seguido intentándolo durante estos años, últimamente con los servicios de otro vocalista como Todd La Torre. Pero esa unión no ha durado mucho, y es que él ha sido el elegido para ocupar el puesto de Geoff Tate en Queensrÿche, o quizá deberíamos de decir en una de las dos bandas llamadas hoy en día Queensrÿche, hasta que la justicia dictamine quien puede usar ese nombre.
Si hace algunas semanas os presentábamos el álbum de los Queensrÿche de Geoff Tate, esta semana vamos a escuchar la respuesta de sus compañeros en forma musical. Ellos son Scott Rockenfield, Michael Wilton y Eddie Jackson, los miembros que quedan de la formación gloriosa de Queensrÿche. Los que han bautizado a este álbum como “Queensrÿche”, simplemente, haciendo referencia a buen seguro a un nuevo renacimiento del grupo.
A falta del veredicto a cerca de la posesión del nombre, da la sensación de que, desde luego, estos Queensrÿche sí que son los que han hecho gala del espíritu de los primeros Queensrÿche con un concepto musical que presenta a un disco que estilísticamente bien podía haber supuesto su segunda larga duración.
Echando mano de James Barton a la producción, como ya lo hicieran en el pasado; contando con un alumno aventajado del propio Geoff Tate como vocalista y revisitando, como ellos mismos dicen, esas influencias juveniles casi olvidadas, de Rush, Judas Priest o Iron Maiden. Probablemente lo más previsible que hayan facturado desde 1994, pero haciendo lo que muchos de sus fans llevaban esperando desde entonces: vuelta al metal técnico sin complejos; sin mayores pretensiones, que no son pocas, y con toda la credibilidad. Los jueces les darán la razón o no, pero lo cierto es que estos Queensrÿche artísticamente parecen haber re-capturado la esencia, por eso son nuestro disco de portada…

(Además esta semana en Rocktopia: GEOFF TATE’S QUEENSRYCHE, HEADLESS, BARISH KEPIC, TRACER, THREE SEASONS y THE TANGENT)

ROCKTOPIA 10 de Diciembre de 2011

Descarga y/o escucha siguiendo este link: ROCKTOPIA – 2011-12-10.mp3

Las coordenadas temporales introducidas en nuestra máquina del tiempo, nos transportan esta semana hasta el año 1987, al momento de la publicación de un disco titulado “Wild Frontier”. El álbum que supuso un pequeña revolución dentro del sello que en los trabajos anteriores había acuñado el guitarrista irlandés Gary Moore. Y es que este “Wild Frontier” reivindicaba precisamente ese espíritu irlandés bien entendido, del que Moore hacía gala en muchos momentos. Temporalmente quedaba de lado el hard rock europeo de alta escuela, para concebir un disco que aunaba la tradición musical y social de una temática territorial complicada, y por otro la investigación tecnológica que le llevaron a Moore a emplear secuenciadores en lugar de baterías reales y demás herramientas de grabación de nueva hornada, en aquellos días. Hubo polémica. Muchos pensaron que Gary Moore se estaba desvinculando de sus raíces, pero muy al contrario “Wild Frontier” era, entre otras cosas, un guiño al pasado folclórico del que nunca quiso separarse. Además el tiempo le dio la razón, y aquel disco de 1987 se convertiría en su trabajo más vendido hasta la fecha. La canción que lo ejemplarizaba todo, y la que fue elegida como single de adelanto fue la pletórica “Over The Hills And Far Away”.

Ese tema, “Over The Hills And Far Away” se convirtió con el paso del tiempo en la canción de aquel disco más representativa, y una de las más populares de Gary Moore. Tanto es así que grupos como Nightwish han tenido a bien versionearla, identificados con ella. Unos Nightwish que están de actualidad con la edición de su nuevo disco “Imaginaerum”. Se trata del segundo trabajo con la cantante Anette Olzon en sus filas, después del triunfante “Dark Passion Play” de 2007. Y es curioso, porque a pesar de las duras críticas recibidas por parte de la prensa y también parte de sus seguidores, lo cierto es que la nueva dirección de Nightwish, marcada por la mayor accesibilidad y menor épica de su vocalista, coincide con un momento de mayor esplendor comercial, del que es hoy en día el grupo más exitoso de la historia de Finlandia. Lo que está claro es que con “Imaginaerum” continúan con la senda recientemente abierta, con un disco sónicamente bombástico, en el que las sinfonías metálicas te llevan a decorados musicales multicolor, en los que también hay sitio para guiños folclóricos.

(Además esta semana en Rocktopia: AWAKE, QUEENSRYCHE, MASSIMO IZZIZZARI, THE TANGENT, WARREN HAYNES y ERIC GALES)