Programa 27 de Mayo de 2017

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

La escena metalera italiana de principios y mediados de los 90s trajo consigo el nacimiento de un nutrido enjambre de buenas bandas que eclosionaron con marcado carácter internacional. Ahí estaba la facción más power con Labyrinth o Vision Divine; la más sinfo-metalera con Rhapsody y otra saludable vertiente más progresiva con nombres como Empty Tremor, Time Machine, D.G.M o nuestros próximos invitados, quienes pasaron por ser una de las de personalidad más acuciada: Eldritch.
Nombrados a partir de una de sus canciones favoritas escritas por unos pioneros como Watchtower, la banda de la Toscana mostró desde sus inicios una clara tendencia evolutiva. Especialmente en sus primeros años de vida rechazaron el inmovilismo, avanzando gradualmente hacia un sonido menos prog y más extremo en el que ahora habitan, pero siempre con una calidad técnica notable. En 1998 editarían “El Niño”, un álbum de poderoso metal técnico de filo progresivo y momentos más melódicos que prácticamente significaría su última obra antes de multiplicar la dureza de sus canciones. Un disco que hace recordar una época en la que todavía las bandas soñaban con poder hacer algo grande a nivel profesional…

El pasado de Eldritch está ligado al de nuestros siguientes invitados, ya que las dos bandas compartieron escenario, debutando en ambos casos en la edición 2011 del festival Prog Power americano. Se trata de una de las formaciones cuya identidad es más inconfundible y se llaman Voyager. Ellos nacieron en la ciudad australiana de Perth en 1999 y “Ghost Mile”, su nueva obra, se edita en estos días. Un grupo cuya indefinición los hace jugar en varias ligas que tienen que ver con el metal progresivo o el djent melódico, aunque afortunadamente su etiquetado es de lo más escurridizo, y así vuelve a suceder felizmente en este nuevo disco. Su sexto larga duración, el cual lleva por título “Ghost Mile”. Un álbum que permanece fiel a las directrices de la banda, con su sonido pulcro, preciso y tecnificado. Con estacatos y riffs de guitarras dobladas empastados al milímetro, y con la carismática voz de Danny Estrin quien dota a la banda de las mayores dosis de personalidad, gracias a su voz fuera de contexto, mayormente similar a la de ciertos grupos de new wave ochenteros, y que sin embargo significa el contrapunto perfecto y volátil a sus matemáticas musicales sin fisuras. Vuelve a enganchar después de unas pocas escuchas lo nuevo de Voyager…

(Esta semana en Rocktopia: ELDRITCH, VOYAGER, SOEN, NICK JOHNSTON, SHADOWMAN, SNAKECHARMER y THUNDER)

Programa 18 de Febrero de 2017

rocktopia-pdcst-17-02-18

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

En la bulliciosa escena británica de mitad de los ochenta, las compañías discográficas más notorias de la época buscaban nuevos nombres en los que basarse para hacer de ellos el próximo negocio lucrativo. Y allí estaba una banda llamada Terraplane, quienes se estaban ganando su propio lugar en el circuito de clubs londinense, participando también en el mítico festival de Reading incluso antes de editar su primer single de manera independiente. Así las cosas la multinacional Epic puso sus ojos con el signo del dólar sobre ellos, con la intención de grabar su primer disco el cual vería la luz en 1986, después de que Terraplane se vieran sometidos a un desacertado cambio de imagen y de encuadre musical. Sus raíces de hard Rock clásico se vieron alteradas, inducidos por su discográfica, hasta dar con la edición de “Black & White”, su primer disco, en una onda a mitad de camino de sus intenciones y las de su compañía, las que les llevaron por derroteros cercanos a los de bandas más glamurosas como Slade o Sweet, algo que desenfocó su propuesta, a pesar del potencial evidente de los líderes del grupo: Danny Bowes y Luke Morley…

Los malos consejos desvirtuaron una banda como Terraplane, pero haciendo de la necesidad virtud, afortunadamente, desde sus cenizas se erigió uno de los grupos con más raigambre en cuanto a hard Rock se refiere, de los que forman parte de la escena del Reino Unido desde la mitad de los ochenta. Y es que el fracaso de Terraplane, trajo consigo el nacimiento de Thunder.
Ellos han mantenido una carrera bastante constante, con algunos periodos de descanso, durante los que han conseguido refrescar ideas para poder mantener un nivel muy consistente en cada uno de los álbumes que han venido editando. “Rip It Up” es el último de ellos. Su decimoprimer trabajo, y la continuación natural de lo que han sido siempre Thunder con más o menos matices, leales a su estilo. Dejando las cosas más que nada en manos de la inspiración, la cual no les viene siendo esquiva en los últimos tiempos, tal y como demostraban en su anterior disco, y tal y como vuelven a certificar en este refrescante y vital “Rip It Up”, con esa pareja de gemelos musicales: Luke Morley, componiendo todas las canciones a pleno rendimiento, y Danny Bowes cantándolas como si el tiempo no pasara por su garganta…

(Esta semana en Rocktopia: TERRAPLANE, THUNDER, LOST IN PARIS BLUES BAND, ELECTRIC FENCE, ANDY TIMMONS, LUCIFER’S FRIEND, OPETH y HAKEN)

Programa Especial Discos Destacados 2015 (I)

Rocktopia logo azul lacrado 2014 small

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Los primeros días del nuevo año son el momento para repasar lo sucedido en los últimos doce meses.
Como cada temporada por estas fechas re-escuchamos los sonidos correspondientes a los momentos en los que han sonado en Rocktopia, los que consideramos son, los mejores discos del recién finalizado 2015. Una entrega especial dividida en dos partes. Esta es la primera de ellas.

(Esta semana en Rocktopia: APOCALYPTICA, LYNCH MOB, QUAOAR, NEAL SCHON, TOTO, THUNDER y PYRAMAZE)

Programa 19 de Diciembre de 2015

ROCKTOPIA Pdcst 15-12-19

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Hay algunas personalidades musicales del todo reseñables que sin embargo adolecen del reconocimiento y popularidad merecidos, seguramente por no haber conseguido estar nunca en el lugar y el momento adecuados. Ese puede ser el caso de Finn Zierler. Este teclista danés fue el alma máter de una banda de sofisticado metal melódico-power como Twilight. Pero aquel contenedor se quedaba corto para sus ideas y quiso ir más allá con la creación de los adecuadamente bautizados Beyond Twilight. Bajo ese nombre Zierler desarrolló a plenitud unas inquietudes mucho más elaboradas e intrincadas que con su anterior encarnación.
Magníficas críticas pero poco más recogió tras la edición de su excelente disco de debut “The Devil’s Hall Of Fame”. Una aventura conceptual de ciencia ficción que contaba con Jorn Lande a la voz…

La figura de Finn Zierler ha seguido siendo objeto de culto desde que en 2006 publicara el último álbum de Beyond Twilight. Zierler nunca quiso ser precisamente un centro de atención mediática, declarando: “Mi música siempre ha sido una especie de rebelión contra la máquina comercial. Mi alma pertenece al underground, me gusta estar en las sombras a las que pertenezco”… Así que con su pista ya casi desvanecida en el tiempo, hace unos meses se anunciaba que Finn Zierler estaba detrás de la consecución de un nuevo proyecto, el cual iba a compartir con músicos de primerísimo nivel como Bobby Jarzombek (actual batería de Fates Warning), Per Nilsson (guitarrista de Scar Symmetry o Kaipa) y el bajista y voces de Circus Maximus, Truls Haugen. A ellos se les unió el poderosísimo cantante Kelly Sundown Carpenter, a quien ya conocía de su etapa en Beyond Twilight.
Con el nombre de Zierler, este combo trasatlántico se marca un espectacular ejercicio de metal teatral y bombástico repleto de poder y virtuosismo que no deja títere con cabeza. Además, coronado por una producción ejemplar, el disco ha sido mezclado por Jacob Hansen, quien viene de trabajar con artistas como Volbeat o Amaranth…

(Además esta semana en Rocktopia: BEYOND TWILIGHT, ZIERLER, DARKOLOGY, MICHAEL ANGELO BATIO, APOCALYPTICA, FULL DEVIL JACKET, FURYON y THUNDER)

Programa 21 de Febrero de 2015

ROCKTOPIA Pdcst 15-02-21

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Corría el año 1978, cuando el incipiente y energético punk hacía estragos en las islas británicas. No eran buenos tiempos para bandas como Magnum… Sin embargo ellos editarían en ese momento su primer disco, “Kingdom Of Madness”.
El álbum se había grabado un par de años antes, aunque la compañía Jet Records (experta en ese tipo de argucias comerciales), había retrasado deliberadamente su publicación, mientras Magnum giraban tocando por las islas, e interpretando todas esas canciones. Por fin, en el verano del 78, “Kingdom Of Madness” veía la luz. A pesar de no ser el momento idóneo, recibiría buenas críticas de la prensa, y unas ventas respetables, como consecuencia de su exposición constante sobre los escenarios.
Descritos como una mezcla de Kansas, Yes, Styx y Jethro Tull; Magnum y su mitológica temática comenzaban una carrera discográfica que los ha llevado hasta nuestros días…

Mucho tiempo tuvo que pasar, nada menos que hasta el año 2002, para que el batería de Magnum fuese Harry James, un músico conocido hasta ese momento por ser el amo de los tambores de Thunder. Sin duda alguna una de las mejores formaciones de Hard Rock & Roll jamás salidas de las Islas Británicas.
Hacía seis años que duraba la sequía discográfica de Thunder, felizmente clausurada por “Wonder Days”, probablemente su trabajo más inspirado en décadas. Con toda las credenciales que los encumbraron de manera doméstica, pero sólida, al final de los ochenta y primeros noventa. “Wonder Days” enlaza a la perfección con el nivel sobresaliente de su primer disco, aquel “Back Street Symphony” de 1990: magníficos riffs, espléndidos estribillos, la voz monumental de Danny Bowes y por si fuera poco, de nuevo, la mezcla sabia del aclamado Mike Fraser, quien ya los acompañara en sus primeros años, cuando se lo peleaban con AC/DC o Metallica.
Es nuestro disco de portada. El retorno después de seis años de unos herederos autorizados de Bad Company, Free, The Faces o Led Zeppelin…

(Además esta semana: UFO, URIAH HEEP, TEMPEST, NEAL MORSE, ENCHANT y CREATIONS END)