Programa 1 de Diciembre de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Historias de bandas recónditas como Chain para conformar la sección del disco del recuerdo esta semana. Chain fueron formados en 1994 por cuatro chavales que apenas contaban con quince años de edad. La banda ensayó durante un año y escribió mucho material, pero nunca pudo encontrar un vocalista adecuado, así que terminaron separándose. La única prueba de su existencia fue una cinta grabada durante un ensayo. Pasaron los años y el guitarrista de Chain, Henning Pauly, luego conocido por su proyecto Frameshift junto a James Labrie o Sebastian Bach, se mudó a Boston para estudiar en Berklee College of Music, a la vuelta entró en el mundo profesional y un día encontró la cinta de Chain, quedando prendado por ella, por lo que decidió producir un álbum que debía haber sido editado ocho años antes. Gracias a ello Chain resucitó, y hasta llegaron a grabar un segundo disco titulado “Chain.exe” en el que colaboraba Michael Sadler de Saga, haciendo precisamente una versión de un tema de su banda madre. Un álbum muy discreto, con buenas intenciones, no del todo materializadas y que finalmente pasó inadvertido…

La voz inconfundible de Michael Sadler en nuestro disco del recuerdo y también ahora. La sección del disco del disco de portada de esta semana cumple con su función y también con la de rendir nuestro pequeño homenaje a una banda incunable como Saga. La banda canadiense anunciaba su cese de actividades en 2017, iniciando una gira de despedida, para poder decir adiós o por lo menos hasta luego a todos sus fans. Han sido 40 años de carrera y de carretera. Han sido cuatro décadas de propuesta personal y difícilmente transferible, porque la música de Saga, al margen de acercamientos puntuales a otros estilos, ha sido un compendio admirablemente coherente de AOR, pop rock, hard rock y rock progresivo, capaz de sobrevivir a lo largo de tantos años, contra viento, marea y modas imperantes. Nunca demasiado grandes, nunca demasiado pequeños, sacando partido a mercados como el alemán que siempre les fue fiel, y por eso la banda de Ontario decidió cerrar allí su capítulo de capítulos con la grabación durante el verano de 2017 de su último show de este lado del Atlántico. El nombre del que puede que sea último álbum de Saga es “So Good, So Far”, igual que el nombre del bonus track canadiense de su disco del año 2001. Se trata de la captura audiovisual de lo que sucedió en el año 2017, cuando Saga fueron cabezas de cartel del festival Rock Of Ages. Doble CD y DVD reflejando lo que sucedió allí aquella noche de despedidas. Imposible repasar sus más de veinte discos de estudio, pero sí reproducción de algunos de los clásicos del grupo…

(Esta semana en Rocktopia: CHAIN, SAGA, TOMORROW’S EVE, NITA STRAUSS, ALICE COOPER, NIGHT FLIGHT ORCHESTRA y THE DEAD DAISIES)

Programa 12 de Mayo de 2018

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

A pesar de nacer en un momento en el que las modas imperantes no les ayudaban, sino más bien todo lo contrario, Buckcherry se las arreglaron desde sus inicios en 1995 para destacar, y lo hicieron de la misma manera que una década antes bandas como Guns’N’Roses o Motley Crüe lo habían hecho, o sea, pateándose los escenarios de los clubs más humeantes de California; dejándose el sudor y la sangre en cada actuación, y haciendo mucho ruido. Después de tres años batiéndose el cobre, Buckcherry habían conseguido llamar la atención a la antigua usanza. Sorpresivamente para la época, en 1998 fueron enviados a Toronto para grabar con un productor de la categoría de Terry Date, y materializar por todo lo alto su disco de debut. Público y crítica convinieron tajantemente que estábamos ante una explosión de adrenalina sónica e insolencia pocas veces escuchada desde la irrupción de Guns’N’Roses. En abril de 1999 se editaba el primer y homónimo álbum de Buckcherry, consiguiendo llegar a disco de oro en Estados Unidos y también en Canadá. Su hard rock descarado recordaba a los propios Guns’N’Roses, a Aerosmith y a AC/DC, y lo hacía con toda frescura…

Buckcherry va a ser una de las atracciones del estupendo cartel de la segunda edición del Garage Sound Festival. Otra de las apariciones que promete, es la de los holandeses DeWolff.
Son todavía jóvenes, pero ya experimentados. Comenzaron cuando sus edades estaban entre los 13 y 17 años, así que ahora, todavía con toda una carrera por delante, pueden decir que pocos grupos han tocado tanto y en tantos lugares. “Thrust” es su nuevo disco. Ellos dicen que han intentado dejar un poco de lado sus producciones más setenteras de sus anteriores discos, y puede ser, pero eso no es obstáculo para que, éste su sexto LP de estudio, suene una vez más felizmente anacrónico, repleto de psicodelia y con todas esas trazas de las bandas de, para ellos abuelos, que escribieron con letras de oro el rock de los 60s y 70s. Guiños a sus adorados Jimi Hendrix, The Doors o Led Zeppelin en este “Thrust”, firmado por estos niños prodigio que han teloneado a eminencias como Ten Years After o Deep Purple. De hecho el bajista de estos, Roger Glover, declaró entonces su admiración por ellos, sus nietos musicales…

(Esta semana en Rocktopia: BUCKCHERRY, DEWOLFF, STONE BROKEN, GREG HOWE, WANDERING VAGRANT, TOMORROW’S EVE y SAFFIRE)