Programa 22 de Octubre de 2016

rocktopia-pdcst-16-10-22

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Nuestro particular museo de antigüedades para iniciar cada una de las ediciones del programa. Antigüedades más o menos longevas. La que nos va a ocupar hoy data del año 1989, el de la edición de “Flying In A Blue Dream”, el disco con el que Joe Satriani cerraba un ciclo de éxitos y reconocimiento desde que irrumpió en el mercado discográfico en 1986, después de abandonar su trayectoria como profesor de luminarias como Steve Vai, Kirk Hammett o Alex Skolnick.
Satriani se había convertido en un guitarrista de moda. Nominado a premios Grammy, adulado como músico de categoría especial. Con “Flying In A Blue Dream” se instalaba definitivamente en los anales de la música Rock, siendo seguramente su álbum más variado hasta la fecha. De hecho, y por primera vez, osaba cantar en algunas canciones del disco. Un álbum en el que se atrevía con el blues, con el funk Rock, con las baladas, con el banjo y con otro tipo de experimentos; llegando al estatus de disco de oro en USA…

Joe Stariani pasó de maestro a estrella, y de mentor en la distancia a recomendador de primera mano. Uno de sus últimos consejos musicales es el joven guitarrista británico Oli Brown cuya banda, RavenEye, ha acompañado a Joe Satriani de gira, significando para ellos un auténtico espaldarazo en su carrera musical, algo que debe ser reforzado tras la publicación de su primer larga duración, el magnífico “NOVA”.
RavenEye nacían hace escasamente dos años en la localidad de Milton Keynes. Era la consecuencia natural de las peripecias de Oli Brown, quien con la vitola de nueva promesa del blues de las islas y su insultante juventud comenzó su carrera discográfica sin haber cumplido aún la veintena, consiguiendo en poco tiempo el beneplácito de revistas como Classic Rock o Mojo.
Con la intención de remozar su sonido y sus ideas, RavenEye se puso en marcha en forma de trío y para deleite de los que han tenido oportunidad de verlos en directo. La música contenida en “NOVA” está preparada para ello, con la solidez que da la experiencia en las tablas y la soltura del talento en plena vía de escape. Un amasijo consistente de hard Rock bluesero, con un componente eminentemente moderno y espíritu casi grunge, pero con la capacidad instrumental y vocal del sensacional Oli Brown…

(Esta semana en Rocktopia: JOE SATRIANI, RAVEN EYE, THE APOCALYPSE BLUES REVUE, TRUCKFIGHTERS, RIVERSIDE, D.G.M., EVERGREY y PAIN)

Programa 17 de Mayo de 2014

ROCKTOPIA Pdcst 14-05-17

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/lnrl5468rzc7im9/ROCKTOPIA_-_2014-05-17.mp3

_____________________________________________________________________________________________

Además del año del mundial de fútbol celebrado en España, 1982 fue también el año de la publicación de nuestro disco del recuerdo de esta semana. Un incunable que reunía a dos músicos como Glenn Hughes y Pat Thrall.
Tras su salida de Deep Purple en 1976, Glenn Hughes publicaría poco después un álbum en solitario con el nombre de “Play Me Out” en el que exploraba con más profusión que nunca su vena funk y soul. Poco o nada ocurrió con él, y Hughes se mudó a Los Angeles dejando aparcada su actividad musical durante años, hasta que en 1981 conoció al guitarrista Pat Thrall quien era relativamente conocido sobre todo por su trayectoria como miembro de la banda de Pat Travers.
Sin nada que perder, y tampoco demasiado ruido, Hughes y Thrall prepararon un puñado de canciones principalmente emparentadas con el Rock orientado para adultos, las cuales verían la luz en forma de disco durante el verano de 1982.
La producción correría a cargo de Andy Johns quien había trabajado como ingeniero en discos de Zeppelin y Rolling Stones; y producido álbumes para Free o Television. La obra final, simplemente titulada Hughes/Thrall, empaquetada tras una portada de dudoso gusto, se ha convertido con el paso del tiempo en un disco casi de culto, con varias de sus canciones formando parte del repertorio de Glenn Hughes en directo. Un álbum injustamente obviado, que recuperamos hoy en Rocktopia, como nuestro guiño al pasado de cada semana.
En el verano de 1982 se producía el descalabro de la selección española de fútbol, pero también la feliz edición de un disco de encanto como este homónimo Hughes/Thrall…

¡Qué lejos quedan los tiempos en los que Glenn Hughes esparcía sus lanzamientos! Casi desenganchado del mundo de la música y muy enganchado al uso de ciertas sustancias. Eso es historia desde hace muchas lunas. Glenn Hughes afortunadamente prosigue con su adicción sólo al trabajo.
Después del fiasco que significó la disolución de los brillantes Black Country Communion, Hughes no ha dejado pasar la oportunidad y ha seguido trabajando con el batería Jason Bonham para dar con la consecución de una nueva banda: California Breed.
A ellos se les ha unido un joven guitarrista llamado Andrew Watt, a quien acertadamente Hughes describe como una mezcla de Jimmy Page y Mick Ronson. California Breed y su disco de idéntico nombre cuenta con la producción de un muy actual Dave Cobb, quien ha dotado al álbum de un sonido de base rítmica muy Zeppelin, mientras las guitarras suenan básicas y ásperas. Un encuadre sónico por momentos algo turbio, para presentar a California Breed como una especie de Black Country Communion más básicos, más primitivos y por instantes más corrosivos. Momentos de Rock elemental y al grano como la magnífica “Midnight Oil” que es de la partida de este estupendo y rugoso álbum de debut de California Breed. Nuestro disco de portada.

(Además esta semana en Rocktopia: DON AIREY, W.A.M.I., ROCK CANDY FUNK PARTY, KAMCHATKA, TRANSATLANTIC y TRUCKFIGHTERS)

ROCKTOPIA 1 de Febrero de 2014

ROCKTOPIA Pdcst 14-02-01

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/cxjnw5ty7i8wx3b/ROCKTOPIA_-_2014-02-01.mp3
_____________________________________________________________________________________________

Para abrir el programa de esta semana, completamos nuestro “Disco del Recuerdo” con el primer trabajo de la formación actual de Marillion.
El trasiego de la salida de Fish, y su sustituto, Steve Hogarth se producía en un momento crítico como siempre es la grabación de un nuevo disco. Los procesos de creación estrictamente musicales estaban casi finalizados, cuando Fish dejaba a Marillion, llevándose con él las letras y melodías vocales que estaba a punto de aportar para “Seasons End”, el álbum que en aquel momento se encontraba ya en un estado de concepción bastante avanzado. La aparición de Hogarth le dio desde entonces al grupo un carácter más contemporáneo, no en vano él venía de orígenes emparentados con la New Wave, y no se cortó al reconocer que no poseía ni un disco de la banda. Ese nuevo punto de vista se cruzó en aquel mismo instante con un proyecto que en realidad todavía tenía mucho que ver con el pasado de la banda. Los dos mundos: el del futuro de lo que serían Marillion listo para hibridarse con los tiempos inmediatamente pretéritos; ambas facetas chocaron con fenomenal resultado convirtiéndose en uno de los álbumes más aclamados de la banda británica. Algo que a la postre resultó ser tristemente irrepetible…

Ante lo alejado de Marillion en la actualidad con respecto a su faceta primitiva plenamente emparentada con el Rock Progresivo, su bajista, Pete Trewavas, parece sacudirse su vena más retro-prog de cuando en cuando con la super-banda sinfónica Transatlantic.
Descarados en la forma de concebir su música, orgullosamente sinfónicos, presumiendo sin tapujos de épica rockera… Así se concibió Transatlantic con la llegada del nuevo siglo, y así continúan a día de hoy, además sin cambios en la formación, compuesta por Neal Morse a los teclados, Roine Stolt a la guitarra, Mike Portnoy a los tambores y el mencionado Pete Trewavas al bajo. Las partes vocales siguen viniendo mayormente de parte de Neal Morse, aunque Stolt cada vez tiene más presencia en ese sentido, y en esta ocasión hasta Mike Portnoy se ha atrevido a meter voces solistas en el nuevo “Kaleidoscope”.
La idiosincrasia de la formación se explica por sí sola cuando nos encontramos con un disco de cinco canciones, el cual descansa en dos temas que promedian media hora de duración cada uno… Es nuestro disco de portada.

(Además esta semana en Rocktopia: AYREON, JAAKKO KETTUNEN, LOVE UNDER COVER, IMPERA, TRUCKFIGHTERS y NO SINNER)