Programa 9 de Febrero de 2019

AQUÍ: Descarga directa (Mp3/192Kbps)

Puede que los 90s hayan sido la época en la que más de moda estuvieron los discos de tributo. Se pusieron en boga álbumes acústicos, también los de grupos de rock con orquesta clásica de respaldo, y esos en los que músicos de todo tipo y filiación rendían homenaje a ciertos artistas, unas veces por admiración y otras por simple encargo lucrativo. Supongo que ese editado en 1999 con el nombre de “Whole Lotta Blues: Songs Of Led Zeppelin” tendría un poco de todo: músicos que sí habían bebido de las fuentes zeppelianas como Eric Gales y otros para los que Zeppelin no eran más que unos chavalitos como el caso de Otis Rush. El factor que definitivamente diferenciaba esta colección de canciones era en realidad que en este disco aparecían temas por su puesto firmados por Jimmy Page, Robert Plant, John Paul Jones y John Bonham, pero también temas de otros a los que Zeppelin habían versioneado a lo largo de su historia, e incluso alguna canción de las que siempre se rumoreó que la banda británica habían plagiado para escribir sus propios temas. Era una forma de humildemente completar un círculo abierto por Led Zeppelin, ellos hijos del blues, y de su aureola de la más terrenal música del diablo…

Eric Gales participó activamente en ese disco de tributo a Zeppelin, una de las tantas colaboraciones que ha realizado a lo largo de su extensa carrera, la cual llega hasta nuestros días con la edición de su último disco titulado “The Bookends”.
Él grabó su primer álbum cuando tan solo tenía 16 años, estuvo en la cárcel por asuntos de droga y posesión de armas, y cuando volvió a lo que mejor sabe hacer, lo hizo con todas las de la ley, creando discos que le han mantenido como favorito de nombres como Joe Bonamassa, Tosin Abasi de Animals as Leaders, o el mismísimo Carlos Santana. Dave Navarro dijo de él que “el hecho de que no fuera considerado el nombre más grande dentro de los guitarristas era un misterio”. El caso es que “The Bookends” nos trae al gran Eric Gales haciendo un repaso a gran parte de su muestrario de estilos e influencias. Los que le han llegado a interesar a lo largo de su trayectoria. Así en él encontramos blues, soul-rock o funk-rock. King’s-X, Jimi Hendrix o Albert King viven por igual como inspiración de sus nuevas canciones…

(Esta semana en Rocktopia: LED ZEPPELIN TRIBUTE, ERIC GALES, WALTER TROUT, ROBBEN FORD, TORBEN ENEVOLDSEN, HEART, THUNDERMOTHER y MASTODON)

ROCKTOPIA 29 de Junio de 2013

ROCKTOPIA Pdcst 13-06-29

Descarga y/o escucha siguiendo este link: http://www.mediafire.com/listen/dfnt6qgc1dybt04/ROCKTOPIA_-_2013-06-29.mp3
__________________________________________________________________________________________

Hoy iniciamos nuestra singladura con un disco que representaba la nueva dirección estilística de una banda como Katatonia.
Venía de lejos, gradualmente, el alejamiento de la banda de Estocolmo, más allá de sus peripecias lentas, pesadas y guturales del doom-metal. “Viva Emptiness” se publicaba hace diez años, con el mensaje claro de que Katatonia habían comenzado un camino sin retorno hacia destinos en los que el dramatismo y las atmósferas melancólicas convivirían con la intensidad, ya controlada, de sus primeros discos. Las líneas melódicas dinámicas, la oscuridad como hábitat y la belleza de lo sombrío, que se convirtieron para siempre en el decorado musical de Katatonia, al que contribuiría decisivamente en este disco el ingeniero Jens Bogren, quien por entonces andaba haciéndose un hueco en la nómina de prestigiosos productores escandinavos. La banda de Jonas Renkse para abrir el programa ocupando nuestro tiempo del pasado. No hace demasiado, apenas 10 años, se editaba “Viva Emptiness”…

Ese productor, Jens Bogren quien trabajó en ese “Viva Emptiness” de Katatonia, tan importante en su carrera, es también el encargado de mezclar el nuevo disco de un grupo pionero en la fusión de elementos arábigo-judíos como Orphaned Land.
Nacidos en 1992 en Israel, con una fuerte influencia de grupos de oscuridad lenta y pesada, sus primeros trabajos plasmaban una intención no siempre llevada a buen puerto con evidentes carencias a nivel de producción, y por qué no, de composición. Pero la evolución de Orphaned Land ha sido pausada y eficiente, “All Is One” es su nuevo disco. Hecho con toda la intención de ser lo más asequible posible; buscando las sonoridades más redondeadas y las melodías más fácilmente identificables, y construyendo con ello canciones en sí mismas, en las que continuar enviando sus mensajes de paz, como siempre han hecho. De hermanamiento entre culturas y religiones sobre las que prevalece el ser humano…

(Además esta semana en Rocktopia: TARJA, JORN, ROCK CANDY FUNK PARTY, WALTER TROUT, STATUS QUO y KING KOBRA)